Secciones

Cambio Climático El Niño del Índico podría volver tras miles de años debido al cambio climático

El Niño tendría un gran impacto en el clima de la región, según los expertos

Muchas veces hemos oído hablar del fenómeno de El Niño o de La Niña y del impacto que tienen en el clima de la tierra cuando se forman cada 3 a 7 años. De lo que no se habla tanto, es de que aparezca un fenómeno similar, pero en el océano Índico.

A medida que se calientan nuestros océanos, la probabilidad de que eso ocurra es cada vez mayor. Lo acaba de confirmar un equipo de científicos de la Universidad de Texas, Estados Unidos. Prevén el retorno de un fenómeno antiguo, similar a El Niño del Pacífico.

Anomalías de temperatura del Océano Índico entre mayo y diciembre de 2019. Fuente: NOAA

El Niño es un sistema climático caracterizado por aguas inusualmente cálidas en el Océano Pacífico frente a las costas de Perú y Ecuador. Provoca sequía en Australia y fuertes lluvias en América del Sur, además de muchas otras anomalías en el clima de numerosas zonas del planeta.

Con el paso de los años, este fenómeno de interacción entre atmósfera y océano se ha vuelto más peligroso como resultado del cambio climático. Ahora, otro antiguo fenómeno de El Niño, también podría despertarse en el Índico a medida que el planeta se calienta.

El estudio publicado en Science Advances, muestra que, si se producen pequeños aumentos de temperatura en la superficie del océano Índico, el clima de la región podría empezar a ser cada vez más similar al que hoy produce El Niño en el Océano Pacífico.

De llegar a este escenario, se generarían vientos y precipitaciones como los que se cree afectaron a la región durante la última glaciación, hace unos 21,000 años.

Existe evidencia de una era glacial en el Océano Índico en la estructura química de estas conchas de fora de hace 21,000 años. Los expertos piensan que los procesos que llevaron a formar un El Niño en el Océano Índico durante el enfriamiento global fueron muy similares a los del calentamiento global. Imagen: Kaustubh Thirumalai en Science Advances

También podría llevar a un aumento del número de tormentas, inundaciones y sequías que ocurren alrededor del Océano Índico. No sería nada deseable, porque además afectaría a millones de personas en África, Asia y Australia. 

Pedro DiNezio, autor principal y científico del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas, afirma que un aumento progresivo de la temperatura global, hace que el océano Índico se comporte como otros océanos tropicales.

Las temperaturas del agua ecuatoriales son menos uniformes, el clima es más variable y se producen apariciones cíclicas de su propio El Niño o La Niña. 

Un aumento progresivo de la temperatura global, hará que el océano Índico, uno de los más tranquilos, se comporte con la furia de otros océanos tropicales

El Océano Índico es de los que ve pocos cambios en las temperaturas año tras año, dado que los vientos predominantes de oeste a este tienden a mantener las condiciones estables. Pero, a medida que se calienta la tierra, según las simulaciones realizadas con modelos numéricos por el equipo de investigación, ese patrón se podría revertir.

Variación de la precipitación en la región del Índico, según los cálculos realizados con los modelos numéricos CMIP5 para el periodo 2050-2100. Fuente: DiNezio et al. Science Advances

Si el equilibrio climático actual del Índico, se transformara de esa manera, dándole a la región su propio El Niño, habría mayores oscilaciones térmicas a lo largo del año. Ese resurgimiento de El Niño dependería en gran medida del grado de calentamiento global, por lo que, en última instancia, iría ligado a las emisiones de gases de efecto invernadero que se produjeran.

El resurgimiento de El Niño en el Índico dependerá en gran medida del grado de calentamiento global y por lo tanto de las emisiones de gases de efecto invernadero

DiNezio y su equipo apuntan que el riesgo de estos eventos extremos es cada vez mayor a medida que bombeamos más CO2 a la atmósfera. Además, es bastante probable que el impacto sea mayor en países tropicales donde hay muchas regiones vulnerables.

Este potencial cambio de los vientos en el Índico, podría provocar mayores inundaciones en algunas zonas y sequías más intensas en otras. Hay grandes extensiones del mundo que ya están viviendo el impacto que el cambio climático, está teniendo en las oscilaciones de las temperaturas del océano. Desde 2019, la intensificación del monzón asiático, o los recientes y devastadores incendios forestales en Australia, son buenos ejemplos.