Secciones

Actualidad El Niño 2015 ha creado un caos climático mundial

  • La NASA advierte de que El Niño 2015 podría ser histórico
  • Podría alcanzar niveles similares al registrado en 1997, el mayor evento alcanzado

El pasado verano nos preguntamos si tendríamos un fenómeno de El Niño histórico, y la verdad es que los acontecimientos ocurridos en las últimas semanas parecen contestar a esta pregunta. Ahora es la NASA quien lo ha confirmado con una afirmación tajante: El Niño ha creado un caos climático mundial este año.

Así lo ha indicado la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) en un comunicado, en el que ha señalado que el fenómeno de El Niño, caracterizado por un calentamiento inusual de las aguas del Pacifico ecuatorial, no muestra además de momento signos de disminución.

VER TAMBIÉN: Consejos caseros para luchar contra el cambio climático

Esta afirmación se basa en las recientes imágenes extraídas del satélite Jason-2 (tomadas el 27 de diciembre), que reflejan alturas de la superficie del mar casi idénticas a las registradas el 28 de diciembre de 1997, cuando se registró el último gran evento de El Niño.

Esta altura en la superficie del mar es lo que confirma la existencia de un gran y poderoso fenómeno, ya que indica que existe una gruesa capa de agua caliente.

Ya os informamos de que El Niño llegaría a su máximo durante los meses de invierno. Este fenómeno se caracteriza por una oscilación del sistema atmósfera-océano que tiene una periodicidad de entre tres y siete años y que provoca importantes consecuencias globales.

El periplo de El Niño 2015 está azotando a muchísimas regiones del planeta. Las graves inundaciones en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay han dejado ya cientos de evacuados e intensas lluvias torrenciales en estos países.

Del mimo modo, intensos tornados en Estados Unidos inauguraron un invierno que ha provocado decena de muertos.

El Niño 2015 ha causado que la capa de agua caliente que normalmente se amontona alrededor de Australia e Indonesia adelgace drásticamente, mientras que en el Pacífico tropical oriental, las aguas superficiales normalmente frías están cubiertas con una gruesa capa de agua caliente. Esta redistribución masiva de calor hace que las temperaturas del océano se eleven desde el Pacífico central hacia las Américas.

En nuestro país, las consecuencias de este fenómeno son prácticamente inapreciables. El Niño, de afectarnos, será mínimamente en España.

«De cara al verano, podríamos no estar celebrando la desaparición de El Niño», ha señalado Bill Patzert, climatólogo del Jet Propulsion Laboratory. «Podría ser seguido por un La Niña, lo que podría traer efectos más o menos opuestos a la meteorología en el mundo.»

Te puede interesar: