Secciones

¿Sabías que...? El muñeco de nieve más pequeño del mundo

Si en eltiempo.es ya publicamos cual era el muñeco más grande, ahora es el turno del muñeco más pequeño del mundo. Sin embargo, este no está hecho de hielo y tiene unas dimensiones tan pequeñas que no se puede ver a simple vista.

Este muñeco mide tan solo tres micrómetros. Si tenemos en cuenta que cada uno de ellos es una milésima parte de un milímetro, y un millón de veces más pequeño que un metro, podemos entender que solamente sea visto por un microscopio de barrido electrónico. Estos aparatos son capaces de escanear y producir imágenes de alta resolución de la superficie de una muestra utilizando las interacciones electrón-materia.

Es uno de los objetos más pequeños del mundo y los autores son investigadores de la Western Nanofabrication Facility, un laboratorio de asistencia nanotecnológica de Canadá. Para poder fabricarlo utilizaron tres bolas de silicio de 0,9 micrómetros, una sobre la otra, mientras que los brazos y la nariz están hechos con platino esculpido.

Para un muñeco tan pequeño se ha utilizado la técnica de la nanolitografía, que consiste en unir o cortar partículas cuyas dimensiones son casi del tamaño de átomos individuales. En este caso, los electrones han fundido las tres bolas de silicio, así como el resto de las formas que adornan la figura.

La nanolitografía se utiliza sobre todo en cuestiones de microelectrónica, para plantar patrones a escala nanométrica o micrométrica. Aunque en el caso del muñeco de nieve más pequeño del mundo, hay quien no entiende la belleza de algo que no se puede ver a simple vista, es asombroso poderlo observar a través de un microscopio.

 

Te puede interesar: