Secciones

Cambio Climático El iceberg más grande del mundo, a la deriva por el océano Antártico

La gran masa de hielo que se ha desprendido de Antártida es más grande que la isla de Mallorca

VÍDEO: TAMAÑO Y SITUACIÓN DEL ICEBERG A-76 EN EL MOMENTO DEL DESPRENDIMIENTO

Un iceberg más grande que el tamaño de la isla de Mallorca se ha desprendido de Antártida y ha sido fotografiado por el satélite Copernicus Sentinel-1 esta semana. Tiene la forma de un dedo y mide cerca de 170 kilómetros de largo por unos 25 de ancho

Con sus 4.320 kilómetros cuadrados de superficie, el A-76 como ha sido bautizado, se convierte ya en el iceberg más grande capturado en la era satelital. Los primeros en detectar que esta gran masa de hielo se estaba fracturando hace ya semanas, fueron los científicos Británicos de la British Antarctic Survey.

El iceberg A-76 con 4.320 kilómetros de superficie es el más grande registrado desde el inicio de la era satelital

El Sentinel-1 que se encarga de orbitar zonas polares, ha captado el gran pedazo de hielo despegándose de la plataforma de hielo Ronne, cerca del mar de Weddell en el sector occidental del continente helado. Ahora navega a la deriva alejándose de tierra firme. En esta zona ya se han registrado recientemente otras roturas de hielo que han formado icebergs de grandes dimensiones. 

El iceberg a-76 captado por el Sentinel-1 Copernicus

El de mayor previo a este, fue el A-68A que en 2017 de despego de Antártida y navegó a la deriva hasta que en 2020 estuvo a punto de colisionar con la isla de Georgia del Sur. Afortunadamente, en esa ocasión, el gran iceberg se fragmento en múltiples pedazos evitando una tragedia ecológica. En esta región del hemisferio sur hay grandes colonias de focas y pingüinos que habrían sufrido su impacto

El impacto del A-76 lo iremos conociendo con el tiempo

Dado que el A-76 era una masa de hielo adherida a tierra pero que flotaba sobre el océano, la progresiva fusión de su hielo no debería contribuir a aumentar el nivel del mar. Aún así, los expertos apuntan que en la actualidad hay mucho hielo en estado de fusión acelerado en Antártida. Cada año se funde más hielo a mayor ritmo, y aunque no se espera que ocurra, si se fundiera todo el hielo que hay sobre tierra firme, el nivel del mar subiría cerca de 60 metros. 

El iceberg A-68 flotando a la deriva rumbo a Georgia del Sur trás desprenderse de Antártida en 2017. Imagen: Sentinel-1 Copernicus

La zona donde se ha formado  el reciente iceberg, se suele librar de las afluencias de agua cálida que interrumpen el ciclo natural de la Antártida de desprendimiento y recrecimiento del hielo. Pero no toda la región de Antártida occidental corre la misma suerte. El glaciar Thwaites o el Doomsday, se derriten a un ritmo bastante superior al esperado debido a la presencia de una corriente de agua cálida que llega del este del este.

Según la ONU (Organización de Naciones Unidas), en los últimos 50 años, gracias al uso de satélites que monitorean el hielo de las regiones polares, sabemos que el 87 por ciento de los glaciares de Antártida han retrocedido. 

En los últimos 50 años el 87 por ciento de los glaciares de Antártida han retrocedido

Las regiones polares son las que se calientan con diferencia a mayor ritmo. Ese calentamiento, tanto del aire como de algunas corrientes oceánicas, contribuye al acelerado deshielo cuyo impacto ya se empieza a notar en torno al continente.

A parte del impacto que el deshielo está teniendo en algunos ecosistemas, el aporte de agua procedente de Antártida ayudará a elevar el nivel de mares y océanos mucho más en las próximas décadas, afectando a millones de habitantes instalados en zonas costeras del planeta.