Secciones

Actualidad El helicóptero Ingenuity vuela por primera vez en Marte

VIDEO: VUELO Y ATERRIZAJE DEL HELICÓPTERO INGENUITY

Esta mañana, del 19 de abril, el helicóptero Ingenuity se ha convertido en la primera nave que logra volar, a propulsión, más allá de la Tierra. Es todo un logro para la exploración espacial, y que revolucionará las nuevas misiones en Marte.

Un vuelo modesto pero muy importante

El helicóptero Ingenuity ha llevado a cabo su primer vuelo en Marte. Esta pequeña nave, de apenas 48 centímetros de altura, ha realizado un breve vuelo de unos 40 segundos de duración. En él, se ha elevado tres metros sobre la superficie de Marte.

Es una maniobra que puede parecer en extremo sencilla, pero que no ha estado exenta de sobresaltos en las jornadas previas a la prueba. Y es que, Ingenuity estaba previsto que volase el 9 de abril. Sin embargo, un problema en la ejecución de comandos impidió que pudiese realizar con éxito su última prueba.

Concepto artístico del helicóptero Ingenuity sobre la superficie de Marte.
Concepto artístico del helicóptero Ingenuity. Crédito: NASA

Por ello, la prueba se tuvo que posponer en dos ocasiones, hasta subsanar el error (la nave no entró correctamente en el modo de vuelo). Pero, tras una última prueba, en la que las hélices del helicóptero llegaron a girar a 2400 revoluciones por minuto (rpm), todo estaba preparado para el momento de la verdad.

En 1903, los hermanos Wright entraban en la historia del ser humano al ser los primeros en hacer volar una nave más pesada que el aire. Su hazaña revolucionó el mundo moderno. De una manera muy similar, Ingenuity ha comenzado a revolucionar el mundo de la exploración espacial.

Tras una última prueba, las hélices del helicóptero llegaron a girar a 2400 revoluciones por minuto (rpm)

En la Tierra, un helicóptero necesita que sus hélices roten a una velocidad del orden de unas 400 o 500 rpm (en ocasiones menos, según el modelo). En Marte, sin embargo, Ingenuity necesitaba alcanzar una velocidad mucho más elevada. A fin de cuentas, hay que recordar que la atmósfera del planeta rojo apenas tiene el 1% de la densidad de la atmósfera de la Tierra a nivel del mar.

Es una desventaja tremendamente importante, que no se ve compensada por el hecho de que la gravedad sea tan solo un 38% de la gravedad terrestre. Por eso, no sorprende conocer que Ingenuity es una nave bastante sencilla.

Una misión para poner a prueba el concepto

Este pequeño helicóptero emprendió su viaje acoplado al róver Perseverance. El proyecto ha tenido un coste de 85 millones de dólares y su objetivo es de lo más simple: demostrar que es posible volar en Marte. De hecho, no lleva ningún instrumento científico a bordo.

Tan solo cuenta con dos cámaras. Una, en blanco y negro, para el sistema de navegación. Y otra, de 13 megapíxeles de resolución, para fotografiar su entorno. La confirmación de que todo había salido a pedir de boca llegó a las 12:15 (horario peninsular español) a las instalaciones de la NASA en Pasadena, con la consiguiente alegría por parte del equipo.

Imagen del vídeo que muestra el vuelo del helicóptero Ingenuity.
Imagen del momento en el que Ingenuity realiza su primer vuelo. Crédito: NASA TV

Al Ingenuity le espera un tiempo más bien breve por delante. Disponen de cuatro semanas para seguir adelante con otros vuelos. La intención es que, en este tiempo, se puedan llegar a realizar cuatro vuelos más. ¿Por qué solo unas pocas semanas? El helicóptero utiliza al róver Perseverance como nexo de comunicación con la Tierra.

Tanto para dar como para recibir información. La del róver sí es una misión con fines científicos muy específicos: buscar si pudo haber vida en el pasado en Marte. Por lo que, más pronto que tarde, debería ponerse en marcha para poder llevar a cabo sus propias tareas de investigación.

La confirmación de que todo había salido bien llegó a las 12:15 (horario peninsular español) a las instalaciones de la NASA en Pasadena

En estas semanas, por tanto, el equipo de Ingenuity quiere intentar exprimir al máximo la oportunidad que tienen. Tras este vuelo de 3 metros de altura, el objetivo es llevar a cabo otro vuelo de 5 metros y, posteriormente, uno de 50. Si ambos funcionan correctamente, los vuelos 4 y 5 podrían ser mucho más atrevidos.

Por ahora, sin embargo, habrá que prestar atención para ver cuándo tendrá lugar el segundo vuelo. No se puede perder de vista, en cualquier caso, el hecho de que se ha conseguido una hazaña que resulta especialmente importante por la implicación que tiene para futuras misiones espaciales.

Ingenuity ha abierto la puerta a la exploración de Marte

Desde el punto de vista científico, la misión de Ingenuity no tiene mucha utilidad. Eso está fuera de toda duda, pero es poco importante al tener en cuenta que solo era una misión planteada como concepto. Lo interesante, más allá de los vuelos que la nave pueda llevar a cabo en las próximas semanas, es lo que supone para las misiones de exploración que tendrán lugar en los próximos años.

Ahora sí se puede empezar a imaginar, y plantear, misiones que sean capaces de explorar Marte de diferentes maneras. Por un lado, con un róver o una nave que se pose en la superficie. Por otro, con helicópteros.

Rocas y suelo marciano fotografiado por el rover Spirit el 13 de abril de 2006. Crédito: NASA

Se ha planteado la creación de plataformas aéreas que cuenten con algunos instrumentos para poder analizar el planeta rojo desde las alturas. Lógicamente, todavía no hay planes concretos, ya que apenas han pasado unas pocas horas desde un vuelo que, se mire como se mire, es histórico.

Es cuestión de tiempo que se planteen misiones que hagan uso de la capacidad de vuelo de las naves que, como Ingenuity, se puedan desarrollar en el futuro. Una de las ventajas más evidentes será una mayor accesibilidad al terreno del planeta rojo. Los helicópteros podrán visitar lugares inaccesibles para los róvers.

Al poder observar la región desde el cielo, también podrán servir de apoyo para los róvers, ya que aportará información complementaria para su misión. También podrán operar por su propia cuenta como misiones de exploración.

Puede parecer una exageración, pero no es ningún error decir que Ingenuity es una hazaña a la altura del primer vuelo de los hermanos Wright. Desde más de 100 millones de kilómetros de distancia, se ha logrado que una pequeña nave, de ni siquiera 2 kilos, haya sido capaz de alzar el vuelo y de aterrizar nuevamente. ¿Qué nos esperará en los próximos vuelos?

  • Como entendido en el tema por los años que llevo con aeromodelos, aviones, helicópteros ,drones y múltiples aparatos voladores, y piloto de Autogiros ULM, estoy muy contento de este éxito, es historia, y como ingeniero de aeromodelos, digo que este éxito es solo el principio, los ingenieros diseñaran nuevos modelos, preparados para superar esa poca densidad con helices mayores y mas eficientes, así como los motores y mejores baterías, sin olvidar el peso. Enhorabuena y espero que pronto se pueda ver Marte des de las alturas para ampliar los conocimientos en general.

    Responder