Secciones

¿Sabías que...? ¿El frío es psicológico? Sal de dudas tras leer esto

  • El mito de que el frío es psicológico puede no ser tan irreal
  • Un estudio de la universidad sueca de Fibourg muestra cómo el frío afecta a nuestra mente

VÍDEO: MITOS SOBRE EL FRÍO, ¿VERDAD O MENTIRA?

Todos hemos escuchado alguna vez eso de “el frío es psicológico” o “tienes frío porque no comes”. Pero, ¿qué tienen de verdad esas afirmaciones? ¿Realmente es el frío psicológico o son sólo expresiones que han perdurado en el tiempo?

Lo cierto es que el frío como tal es una temperatura baja o una ausencia de calor, por tanto, en un primero momento parece que no haya parte psicológica en esta definición. Sin embargo, sí podemos hablar de que el frío es psicológico “si por frío entendemos la sensación de frío”, afirma Juan Cruz, psicólogo.

La sensación de frío psicológico

El no comer nos afecta al frío que sentimos de modo bastante directo. Si a tu cuerpo no le das las calorías que necesita, a través de la comida, una de las primeras restricciones que aplica es la elevación de la temperatura corporal y, por tanto, tenemos esa sensación de frío aunque objetivamente el entorno no sea frío.

Por este motivo, se suele decir que las personas delgadas son más frioleras.

Esta percepción puede presentarse de diversas maneras y, entre ellas, la parte psicológica tiene un papel determinante en que tengamos o no esa sensación de frío.

El psicólogo Juan Cruz afirma que “la sensación de frío se crea en el cerebro”. “Es una respuesta fisiológica a los termoreceptores biológicos que tenemos en la piel”, añade.

No toda sensación de frío es puramente psicológica, tenemos que tener en cuenta que por una parte el frío es psicológico, pero por otra, también nuestro cuerpo reacciona de manera física. Nos explica el psicólogo Juan Cruz que esto se debe a que hay una interacción entre el sistema nervioso y el endocrino. 

el frío es psicológico ardilla

Para que lo podamos entender debemos pensar en una persona que tiene hipotiroidismo. Este tipo de personas tienen un fallo en la glándula tiroidea y por tanto, tiene un fallo hormonal.

Este tipo de personas, además de tener problemas con la pérdida de peso, suelen tener una mayor sensación de frío generalizada porque sus falta de hormona tiroidea hace que su cuerpo no sea capaz de acelerar su metabolismo basal y, por tanto, de producir el calor necesario para superar esa sensación de frío.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con las mujeres en su menstruación o en la época de la menopausia. “Esas sensaciones de frío y de calor repentinas, los comúnmente denominados bochornos“, agrega el psicólogo.

Según nos explica, esto es debido a los estrógenos. “Cuando una mujer se encuentra en uno de estos ciclos menstruales, le suben o le bajan los niveles de estrógenos y puede tener más o menos calor”

La técnica de Tummo para entrar en calor

Tummo, como su propio nombre indica, significa calor interior. Esta técnica, utilizada por los monjes tibetanos, eleva el calor corporal a través de la meditación. Esta técnica ha sido investigada por Maria Kozhevnikov, en un proyecto de la Universidad de Singapur. 

Esa investigación produjo resultados sorprendentes en lo que se refiere a que el frío es psicológico. Se observó que podían aumentar el calor corporal a 38,3 grados. Los monjes se colocaban una toalla húmeda y eran capaces de secarla a través de su meditación.

Cruz informa de que, a nivel neurofisiológico, se puede aumentar el metabolismo basal igual que ocurre con otros procesos bioquímicos. Por ejemplo, con el miedo o con una situación de estrés, notas que la sangre va mas al corazón y el metabolismo basal aumenta, las hormonas de cortisol y adrenalina piden al cerebro que reaccione para adaptarse a la situación.

El frío ante una mala noticia

Otro de los motivos en los que se manifiesta que el frío es psicológico es en situaciones que suponen un estrés para el cuerpo como puede ser el recibimiento de una mala noticia.

Este psicólogo explica por qué es tan importante repartir mantas, chocolate y bebidas calientes en momentos de crisis como puede ser un accidente de aviónTodos hemos visto que esto ocurre pero, ¿por qué? Se hace en un intento de calmar ese “frío emocional”.

Los momentos de catástrofe son una de las situaciones en las que se manifiesta que el frío es psicológico. Por ejemplo, durante los atentados del 11M o el accidente aéreo de Spanair, “las personas tenían estado de soledad y desconcierto y uno mismo estaba destemplado, más allá del frío que hubiese”, recuerda Cruz.

Por eso, “en estas situaciones se necesitan respuestas neurovegetativas, los humanos necesitamos el amor, el cariño y a veces un abrazo da calor y hay estudios que lo asocian”, confirma.

Por qué tenemos frío en zonas amputadas

Una sensación de frío se puede quedar grabada en la memoria de nuestro cerebro. Es por eso que muchas personas afirman sentir frío en zonas de su cuerpo que han sido amputadas. “Muchas personas tienen esa sensación aun teniendo un brazo fantasma, que realmente no tienen en su cuerpo puesto que ha sido amputado”, comenta Cruz.

Consejos para superar el frío psicológico

-Utilizar técnicas de concentración para pensar en otra cosa

-Técnicas de relajación que nos ayuden en el aquí y ahora

-Técnicas de visualización, que es lo que utilizan los monjes

-El ejercicio físico, evidentemente, en situaciones de congelación la idea es moverse y abrigarse más

-Buscar siempre el sol

VÍDEO: 5 TRUCOS PARA CALENTAR LA CASA SIN GASTAR

  • Lo de que las personas delgadas son más frioleras por no comer no es más que un prejuicio absurdo. La capa de grasa subcutánea ejerce efecto de aislamiento térmico, por eso las personas obesas pasan más calor y las focas pueden vivir y nadar en climas polares; así como las personas delgadas, con una capa de grasa más delgada, pierden más calor corporal y pasan más frío. La obesidad, además, disminuye la relación superficie-volumen del organismo lo que implica una mayor retención de calor.

    Lo cual no excluye que una persona en situación de desnutrición genere poco calor, pero comer poco y estar delgado no siempre va asociado, lo mismo que estar obeso y comer en exceso es un prejuicio absurdo.

    Responder
    • Hola Indalecio,

      Siento si eso es lo que has entendido porque no me he referido a eso. En ningún momento he dicho que las personas delgadas son más frioleras por no comer, está científicamente demostrado que si tu cuerpo ingiere menos calorías de las que necesita uno de los síntomas es que no genera suficiente calor y por eso se tiene frío. Pero, no sólo las personas delgadas, una persona obesa, si un día come menos calorías o empieza una dieta, por mucha grasa que tenga, pasará frío porque su cuerpo no está acostumbrado a esta restricción calórica.

      Es cierto que es lo que las personas dicen de forma generalizada, pero de todos modos, te dejo el enlace a otro post para que puedas leer la información específica de este tema.
      https://noticias.eltiempo.es/son-las-personas-delgadas-mas-frioleras/

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo.

      Responder