Secciones

Cambio Climático El deshielo bajo agua de glaciares, mucho más intenso de lo pensado

Un equipo de oceanógrafos y glaciólogos ha descubierto un nuevo método para medir cómo se derriten los glaciares debajo de la superficie del agua, y han descubierto, que algunos se están derritiendo hasta 100 veces más rápido de lo que se pensaba.

Parte de este derretimiento glacial y es un proceso normal que sufren los glaciares durante las transiciones estacionales de invierno a verano, e incluso durante el verano.

Pero a medida que nuestro clima se calienta, el derretimiento de los glaciares en todo el mundo se está acelerando debido a la fusión del hielo a través de la superficie del glaciar, pero también a través del derretimiento bajo el agua.

deshielo glaciares

El autor principal del equipo de investigación, David Sutherland, profesor de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Oregón, afirma que este nuevo descubrimiento muestra cómo la fusión submarina de hielo en los glaciares, está ocurriendo a un ritmo alarmante y muy diferente al que los científicos tenían en mente basándose en la teoría.

La reciente investigación sobre el deshielo glacial bajo el agua, podría mejorar el pronóstico del aumento del nivel del mar causado por el cambio climático, a medida que la atmósfera y los océanos se calientan.

Algunos glaciares se están derritiendo 100 veces más rápido de lo que inicialmente se pensaba

Alrededor del planeta, los glaciares que contribuyen con su fusión a aumentar el nivel del mar, muestran un retroceso general que acaba favoreciendo que aumente el nivel del agua en muchas zonas costeras.

La cantidad de hielo que se derrite debajo del agua es un mecanismo desencadenante para que el glaciar en su conjunto se funda más fácilmente.

La coautora del estudio Rebecca Jackson, oceanógrafa de la Universidad de Rutgers-New Brunswick explica que «en el pasado, no teníamos medidas directas de fusión, y mucho menos de cómo puede variar en el tiempo.

En nuestro estudio, mostramos que la teoría principal que explica la fusión de hielo, subestima significativamente las tasas de derretimiento. Estos resultados sugieren un acoplamiento más fuerte entre el océano y el glaciar de lo esperado, y nuestro trabajo proporciona un vía para mejorar nuestra comprensión de cómo impacta el océano en los glaciares «.

Localización de glaciar Leconte en Alaska. Fuente: Google Maps

La investigación de campo realizada durante el proyecto incluyó el uso de un sonar para rastrear la forma del glaciar bajo el agua, la medición aguas abajo de las corrientes y la temperatura y la salinidad para estimar el flujo de agua fundida.

El radar también se usó para medir la velocidad del glaciar sobre el agua, junto con la fotografía de lapso de tiempo para detectar la partición real del iceberg y los datos de estaciones meteorológicas para medir la fusión del hielo desde la superficie del glaciar.

Los principales resultados obtenidos a partir de los datos medidos revelan que las tasas de fusión son significativamente más altas de lo esperado en la cara submarina del glaciar, y que la fusión es mayor en verano que en primavera.

En algunos casos, la velocidad de fusión es hasta 100 veces mayor de lo que la teoría predeciría. Jackson concluye que la teoría existente es inexacta al menos para el glaciar Leconte en Alaska, el que se usa para comparar la teoría y las observaciones, ya que subestima la predicción de fusión.

Lugares donde la fusión de hielo glacial es mayor (azul) y donde el huelo aumenta (rojo). Fuente : NASA

Este nuevo método ahora invita a investigadores de todo el mundo a estudiar otros glaciares desde Alaska pasando por Groenlandia hasta Antártida, y ver a qué ritmo se están derritiendo.

Jason Amundson, un glaciólogo de la Universidad del Sureste de Alaska, y coautor del estudio también señala que solo 50 de aproximadamente 100.000 glaciares en Alaska son glaciares de marea, y eso que son algunos de los más grandes.

Estos «glaciares pueden cambiar mucho más rápidamente que los glaciares de los valles debido a los procesos que están ocurriendo justo donde el glaciar fluye hacia el océano».

Mientras que los glaciares como el estudiado en Alaska experimentan principalmente derretimiento superficial, los glaciares de Groenlandia experimentan derretimiento tanto superficial como submarino.

La Antártida es un caso muy diferente cuando se trata de fusión glacial, ya que todo proviene de procesos de fusión submarina. Comprender cómo y a qué ritmo está ocurriendo esto, es fundamental para predecir el aumento futuro del nivel del mar que impactará a millones de personas en todo el mundo en las próximas décadas.