Secciones

Actualidad El confinamiento y la primavera disparan la aparición de insectos

Las temperaturas de los últimos meses, las lluvias y la falta de actividad humana han incrementado la presencia de muchos insectos. 

VÍDEO: ¿Pueden los mosquitos y garrapatas transmitir el COVID-19?

El confinamiento de la sociedad, las condiciones climatológicas y la primavera han incrementado de forma notable el número de insectos tanto en el medio ambiente, como en las ciudades y pueblos. Así lo aseguran varios expertos que identifican varios factores relacionados con este aumento.

¿Por qué hay tantos mosquitos este año?
¿Por qué hay tantos mosquitos este año?

“El confinamiento puede haber afectado a la cantidad de ciertos insectos, unido a las condiciones climáticas y las variaciones naturales de sus poblaciones”, detalla a Eltiempo.es Nacho García, biólogo y experto en el área de ecología evolutiva y medioambiente. En concreto, el cambio climático está favoreciendo la expansión de determinados tipos de insectos, como los mosquitos, debido al aumento gradual de la temperatura media global, acelerando su ciclo reproductor y aumentado su área de distribución.

Las frecuentes lluvias durante el periodo de confinamiento propician una mayor proliferación de insectos.

“Las propias condiciones meteorológicas de las últimas semanas, con abundantes lluvias y temperaturas elevadas, puede elevar de forma natural las poblaciones de algunos insectos, ya que son condiciones óptimas para su reproducción”, asegura este experto.

Condiciones climáticas favorables

Por su parte, desde Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) detallan que la primavera es la estación del año en la que se produce una mayor abundancia de insectos debido a que las temperaturas ambientales alcanzan los rangos propicios para que los insectos se desarrollen y proliferen. “Esta primavera las temperaturas han sido altas y por lo tanto están propiciando su aumento”, explica Milagros Fernández de Lezeta, directora general de ANECPLA.

truco-mosquitos-verano
truco-mosquitos-verano

No obstante, hay que tener en cuenta que en los últimos años, los expertos señalan que ha habido un “declive generalizado de las poblaciones de la mayor parte de los insectos” causado por la pérdida de hábitats, los pesticidas, la contaminación, el cambio climático o la actividad humana. “Pero aún dentro de esta tendencia pueden existir fluctuaciones a la alta y a la baja y no afecta por igual a todos los grupos”, subraya García.

La ausencia de personas hace que los insectos puedan sentirse más cómodos

Así, en las con las condiciones actuales, durante la primavera de 2020, algunos de los insectos que se han podido ver beneficiados e incrementado su población son principalmente las moscas y mosquitos. “Estas especies no sólo encuentran buenas condiciones para reproducirse, sino que muchas de las acciones que llevamos a cabo para controlar sus poblaciones no se llevan a cabo ahora”, asegura García.

“En el caso de los mosquitos, recordemos que necesitan agua donde depositar sus huevos y completar su desarrollo hasta la fase adulta, las frecuentes lluvias que estamos teniendo durante el periodo de confinamiento propician una mayor proliferación”, añade Fernández de Lezeta.

Más moscas en cuarentena

En concreto, el periodo de cuarentena de la sociedad de los últimos meses también ha favorecido la mayor presencia de muchos insectos. “Durante la cuarentena, muchas segundas residencias no se han ocupado y carecen de mantenimiento, lo que provoca que los jardines no estén cuidados y que se acumulen zonas de agua estancada tras las lluvias. Esto provoca la aparición de microhábitas muy favorables para determinados insectos como, por ejemplo, los mosquitos”, explica García.

Del mismo modo, la labores de ajardinamiento de las ciudades y pueblos, las recogida de basuras y muchas labores de desinsectación se han visto alteradas o paradas, lo que unido a la anterior puede ayudar a la proliferación insectos. “También la ausencia de personas hace que los insectos puedan sentirse más cómodos y su expansión por las instalaciones contaminadas pueda ser más evidente”, subraya directora general de ANECPLA.

No obstante, no se puede asegurar 100% que el confinamiento haya afectado a la población de insectos. Para eso, habría que comparar datos recogidos en años anteriores con datos tomados durante el confinamiento y que ambos hubiesen sido recogidos con una metodología similar.

Insectos por el cese de actividad

Por otro lado, con el cese de gran parte de las actividades humanas, también se han visto reducidos a mínimos agentes contaminantes como el dióxido de carbono. “Los niveles de contaminación han descendido mucho durante el confinamiento y aunque seguramente no tendrá un efecto a largo plazo, lamentablemente, sí que puede haberlo tenido a corto plazo en la supervivencia y la reproducción de insectos”, destaca García.

La apertura de establecimiento necesitará de tratamientos de choque

Además, debido al cierre de establecimientos, comercios, centros deportivos, colegios, la actividad se ha minimizado y habrá servicios que necesiten servicios de control de insectos.

Basura y plásticos en la playa y mar

«Si se confirman nuestras sospechas, la apertura de establecimiento necesitará de tratamientos de choque para reducir los niveles de poblaciones de insectos, sobre todo cucarachas, hasta niveles por debajo de umbrales de tolerancia”, advierten desde ANECPLA.

En este sentido, hay que señalar que en muchas ciudades los contenedores se guardan y sólo están en la vía pública en los tiempos establecidos por la autoridad local. Algo que con la cuarentena y el estado de alerta ha cambiado en varios puntos del país. “Actualmente estos contenedores están en la vía pública permanentemente por lo que las cucarachas que están en los sistemas de alcantarillado pueden salir y buscar el alimento en estos recipientes”, detalla Fernández de Lezeta.