Secciones

Cambio Climático El confinamiento reduce las emisiones globales diarias de CO2 hasta en un 17%

Estimaciones señalan que las emisiones diarias de CO2 a principios de abril pueden haber disminuido en un 17% respecto al año pasado, alcanzando valores comparables a niveles del 2006

El aumento de la concentración de dióxido de carbono es el principal causante del calentamiento global. Esta concentración ha aumentado más de un 40% desde la época preindustrial y nunca antes en 800 000 años había sido tan alta. Pero el parón de la actividad mundial de los últimos meses puede haber modificado esta tendencia.

¿Cuál ha sido el impacto del COVID en las concentraciones del CO2?

Las emisiones globales de CO2 no se suelen medir en tiempo real, dada la dificultad que esto implica, si no que se estiman anualmente, muchas veces meses después de que haya terminado el año en cuestión. Por eso es difícil conocer cuánto se ha reducido su concentración durante el confinamiento casi global de estos últimos meses.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en Nature (Le Quéré et al. 2020) ha intentado responder a esa pregunta. Este trabajo ha planteado una estimación alternativa de cómo han afectado las restricciones a las emisiones de CO2. El análisis se ha realizado para 69 países, que representan el 85% de la población mundial y el 97% de las emisiones globales de CO2.

Emisiones diarias globales de CO2 en el período desde 1970 hasta 2019. La línea roja muestra las emisiones diarias hasta finales de abril de 2020. Fuente: Le Quéré et al. (Nature Climate Change, 2020).

En conjunto, para principios de abril las emisiones diarias globales de CO2 disminuyeron en torno a un 17% respecto a los niveles medios de 2019. Esta reducción de entre 11 y 25 megatoneladas de CO2 diarias ralentizaría el ritmo de emisiones de CO2 a niveles no alcanzados desde el 2006.

¿Se ha confinado el planeta?

El estudio ha tenido en cuenta 3 niveles de restricciones. El primer nivel considera las medidas que se empezaron implementar al principio de la epidemia: el aislamiento de personas sintomáticas, la cuarentena de viajeros de países afectados o la prohibición de reuniones masivas. El segundo nivel se refiere a medidas más restrictivas como el cierre de fronteras, de escuelas y negocios no esenciales. El tercer nivel consistiría en el confinamiento obligatorio.

Porcentaje de las emisiones globales de CO2 producidas en las zonas con restricciones. Fuente: Le Quéré et al. (Nature Climate Change, 2020).

A principios de febrero, cuando China fue el primer país en implementar el confinamiento, el 30% de las emisiones globales estaban en áreas sujetas al confinamiento. A finales de febrero esta cifra aumentó hasta el 70%, alcanzando más del 85% a finales de marzo, cuando comenzó el confinamiento en Europa, la India y los Estados Unidos.

El punto álgido se produjo a principios de abril, cuando el 89% de las emisiones globales estaban en zonas confinadas. El porcentaje de población confinada se redujo más adelante, cuando China relajó las medidas de aislamiento.

¿En qué sectores se produjo esta reducción?

Los investigadores han analizado el impacto de 6 sectores económicos. El principal emisor de CO2, el sector de la energía (44% de emisiones), ha disminuido su actividad en un 15%. Sin embargo, es la aviación, que contribuye en menos del 3%, la que más ha visto reducida su actividad, hasta el 75%. En total las emisiones de la aviación han disminuido en un 60%, hasta 2 megatoneladas de CO2 al día.

El transporte en superficie, junto con el sector de la energía y la industria han sido los sectores más afectados, representando el 86% de la reducción total de las emisiones mundiales.

Cambio en las emisiones diarias globales de CO2 por sector. Fuente: Le Quéré et al. (Nature Climate Change, 2020).

El transporte en superficie, cuya actividad supone un 20% de las emisiones, ha disminuido en un 50%. Siendo la responsable de la mayor reducción en las emisiones globales (cerca del 36%), entre 6 y 9 megatoneladas de CO2 al día.

¿Qué implicaciones tienen estos resultados?

Está por ver cuál será el impacto de esta reducción sin precedentes en las emisiones anuales del 2020. Según muestra el estudio, si el confinamiento global finaliza a mediados de junio, la reducción global de emisiones este año será del 4%. Solo si las restricciones continúan hasta final de año podría alcanzarse una reducción del 7%.

Como señalan los autores, es probable que la mayoría de estos cambios observados en 2020 sean temporales, ya que no reflejan un cambio estructural en el sistema económico, ni en los sectores del transporte y la energía.

Fuente: Le Quéré, C., Jackson, R.B., Jones, M.W. et al. Temporary reduction in daily global CO2 emissions during the COVID-19 forced confinement. Nat. Clim. Chang. (2020). https://doi.org/10.1038/s41558-020-0797-x