Secciones

Actualidad, Cambio Climático El cambio climático ya está detrás de muchas guerras

Las situaciones derivadas del cambio climático como las migraciones, las escasas sequías o la falta de agua ya han provocado algunos conflictos armados.

El cambio climático y las situaciones derivadas del calentamiento global ya está causando alguna guerra y conflictos armados en varios puntos del planeta. Según, el Índice de Fragilidad de los Estados, realizado por el Fondo para la Paz, en países como Etiopía, Sudán, Kenia o Somalia, todos ellos en el Cuerno de África, existe una clara vinculación entre las consecuencias del cambio climático y los conflictos entre diferentes colectivos sociales, como agricultores y pastores. Todos ellos motivados principalmente por las sequías, los recursos hídricos, la falta de alimento o las migraciones poblacionales.

guerra-cambio-climatico-

“Las guerras y los conflictos que han ocurrido, que están ocurriendo y que ocurrirán siempre tienen un trasfondo en el que los recursos, la lucha por disponer de ellos mejor dicho, juegan un papel importante. Desde ese punto de vista, la carencia creciente de agua en determinadas áreas geográficas del planeta, que además lleva generalmente asociada a ella la migración de las personas, constituye seguro, si no un casus belli, sí un facilitador del estallido de un conflicto, y de éste quizá el de una guerra”, detalla a Eltiempo.es Javier Alejandre Martínez, secretario técnico del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) perteneciente al Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN).

«El cambio climático ha incrementado el riesgo de conflicto armado entre un 3 y un 20%»

Por tanto, si aquella carencia de recursos viene motivada por el cambio climático, en mayor o menor medida, “éste desde luego entra en la ecuación y, total o parcialmente, será motivo del conflicto”, explica este experto,

Incremento de las posibilidades de guerra

Por su parte, un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista Nature estima que el calentamiento global y la alteración climática provocada por el hombre ha jugado un papel determinante en las guerras del siglo pasado y ha incrementado el riesgo de conflicto armado entre un 3 y un 20%. Unas probabilidades que se acentuarán drásticamente con el paso de los años.

«Constatar el papel del cambio climático y sus impactos en la seguridad es importante no sólo para comprender los costes sociales de nuestras emisiones sino para priorizar las respuestas, que podrían incluir ayuda y cooperación», señala Katharine Mach, directora del Medio Ambiente en la universidad de Stanford en EE.UU y autora principal del estudio.

Relación entre calentamiento global y conflicto

No obstante, muchos expertos discrepan en algunos puntos ya que no se atreven a asegurar que el cambio climático sea en sí el desencadenante de la guerra ya que otros factores, como el bajo desarrollo socioeconómico o las desigualdades en las sociedades tienen un impacto mucho mayor en los conflictos dentro de los países.

Eso sí, el calentamiento global sí tiene una influencia notable en algunos de los motivos que pueden originar el conflicto, tales como son las migraciones, la falta de agua, las sequías o la producción agrícola.

«Es extremadamente difícil anticipar si los cambios políticos relacionados con el cambio climático tendrán grandes efectos en el conflicto armado a su vez» apunta James Fearon, profesor de ciencias políticas y coautor del estudio. Y añade: «Así que creo que poner un peso destacado en los efectos climáticos significativos sobre el conflicto es razonable”.