Secciones

Cambio Climático El cambio climático está desplazando el eje de la Tierra

¿A qué se debe y qué implicaciones puede tener? A medida que el planeta se calienta, el acelerado deshielo está cambiando la distribución de la masa superficial terrestre modificando la posición de los polos

VÍDEO: EL DESHIELO, TRAS LOS CAMBIOS EN EL EJE DE LA TIERRA

Sabemos que durante millones de años, el eje de la Tierra ha ido cambiando de forma natural. Pero ahora, un nuevo estudio relaciona el cambio climático provocado por la actividad humana con el reciente desplazamiento observado en el eje de nuestro planeta.

La línea imaginaria sobre la que gira la Tierra, y cuyo extremo pasa por cada polo, no permanece fija, se mueve como una peonza. Su orientación oscila de manera cíclica cada 25,767 años. La ubicación de los polos tampoco es fija, un fenómeno que aún hoy no han descifrado del todo los científicos y que afecta al clima terrestre. 

Hoy, hay un nuevo ingrediente que también afecta la posición del eje terrestre, el deshielo de los glaciares. A medida que se calienta el planeta, y sobre todo el ártico, el agua del  deshielo influye en su posición. Un grupo de científicos de varias instituciones de China han identificado cambios en el eje de la Tierra utilizando datos de la misión GRACE (Experimento Climático y de Recuperación de Gravedad) de la NASA.

eje de la tierra cambio climático
La misión GRACE de la NASA observa con detalle cambios en la superficie terrestre desde el año 2002. Imagen: NASA

La explicación de esos cambios se basa en que la Tierra gira alrededor de un eje imaginario como una peonza. Si el peso de esa peonza se redistribuye, comienza a inclinarse y a tambalearse a medida que cambia su eje de rotación. Eso es básicamente lo mismo que le sucede a la Tierra cuando el peso se desplaza de una región a otra. En este caso, el desequilibrio se debe principalmente a la fusión de grandes masas de hielo debido al calentamiento global.

En este estudio más reciente, el equipo de investigación ha podido determinar las causas de las fluctuaciones polares utilizando datos desde 2002 de GRACE, en una misión conjunta de la NASA y el Centro Aeroespacial Alemán.

Los datos analizados, son más precisos que los utilizados en estudios anteriores y apuntan a qué el desplazamiento de agua, contribuyó a los cambios observados en la deriva polar. Durante las últimas dos décadas, al cambiar la forma en que se distribuye la masa por todo el planeta, también cambió el efecto peonza anteriormente mencionado. 

El desplazamiento de los polos observado desde los años 90 parece estar relacionado con el deshielo continental. Imagen: NASA

En 1995, la dirección de la deriva polar cambió de sur a este. La velocidad promedio de deriva de 1995 a 2020 también aumentó alrededor de 17 veces con respecto a la velocidad promedio registrada entre 1981 a 1995.

A parte del deshielo superficial, también se ha sabido que los movimientos más recientes del Polo Norte alejándose de Canadá y avanzando hacia Rusia, están relacionados con otros ​​factores como la fusión de hierro en el núcleo exterior de la Tierra.

Los datos que proporciona la misión GRACE, y los recientes estudios realizados permitirán a los investigadores analizar con mayor detalle el movimiento de los polos con el fin de entender exactamente qué ocurrió con la deriva de los años 90. 

Calculando la pérdida total de agua terrestre durante esa década antes de que comenzara la misión GRACE entenderemos mejor como el cambio climático del futuro podría afectar la posición del eje de nuestro planeta, un fenómeno que a su vez influye en nuestro clima.