Secciones

Cambio Climático El calentamiento global podría ser más intenso de lo previsto

El papel que juegan las nubes para aumentar la temperatura global se habría subestimado

Los modelos numéricos de última generación, los que hasta ahora se habían utilizado para simular como será el futuro calentamiento global de la tierra, podrían haber estado subestimándolo. Esta es la conclusión a la que ha llegado un nutrido grupo de científicos que colaboran en el próximo informe sobre cambio climático del IPCC (Panel Intergubernamental Cambio Climático). Los escenarios de calentamiento global más pesimistas, podrían necesitar una revisión al alza a la luz de una mejor comprensión del papel que juegan las nubes en el sistema climático del planeta.

Los valores calculados por los modelos climáticos de última generación, sugieren que el clima terrestre es bastante más sensible a las emisiones de carbono de lo que se creía anteriormente. El estudio agrupa los resultados de los modelos climáticos de más de 20 centros de investigación, y se ha llevado a cabo para elaborar la sexta evaluación del IPCC que se publicará en 2021.

Las nubes podrían contribuir más de lo previsto a calentar la tierra.

Comparando los últimos resultados con los cálculos realizados en 2014, el 25% de los modelos climáticos ahora muestra un aumento del calentamiento global, que oscila entre 3oC y 5oC.  Sería el aumento de temperatura si se duplica la concentración de dióxido de carbono atmosférico respecto a los niveles preindustriales que entonces rondaban las 280 partes por millón.

Los nuevos cálculos de algunos modelos climáticos ahora muestran un aumento del calentamiento global, que oscilaría entre 3oC y 5oC

Para los científicos implicados en el estudio, la sensibilidad climática es el santo grial de la ciencia climática. Es el principal indicador del riesgo climático. Durante 40 años, los valores de calentamiento han estado alrededor de los 3oC. Ahora, de repente estamos empezando a ver que los modelos climáticos más sofisticados arrojan datos mucho más alarmantes que en el pasado. 

Un aumento de temperatura global de 5oC limitaría la acción humana a la hora de reducir el peor de los impactos del calentamiento global. De confirmarse la tendencia anunciada, sería imposible limitar el calentamiento a 1.5oC. En el mejor de los casos, el mejor escenario al que podríamos aspirar es quizá el de 2oC de calentamiento.

Uno de los motivos por los que los nuevos modelos climáticos calculan que la temperatura global podría ser más elevada, es la inclusión de ecuaciones que representan de forma más real la microfísica de las nubes.

Timothy Palmer, profesor de física climática en la Universidad de Oxford y miembro del consejo asesor de la Met Office del Reino Unido, afirma que los valores obtenidos están muy por encima de las estimaciones anteriores. Al principio se dudaba si había un error de cálculo. Después de varias comprobaciones, se ha confirmado que los nuevos datos son el resultado de pequeñas modificaciones en la forma en que se representan las nubes en los modelos climáticos.

El papel que juegan las nubes en el sistema climático de la tierra, es uno de los aspectos más inciertos en la predicción climática. Son difíciles de medir y, dependiendo de la altitud, la temperatura de las gotas y otros factores, pueden desempeñar un papel de calentamiento o enfriamiento. Durante décadas, este ha sido el foco de feroces disputas académicas.

Los informes anteriores del IPCC tendían a suponer que las nubes tendrían un impacto neutral, y que el efecto de calentamiento y enfriamiento se cancelarían mutuamente. Pero en el último año y medio, se ha demostrado que el efecto neto sería de calentamiento. Es una conclusión a la que se ha llegado gracias al uso de modelos de cálculo de mayor resolución y a la inclusión de ecuaciones que representan de forma más real la microfísica de las nubes.

Las novedades de los modelos de última generación que auguran una mayor calentamiento incluyen; una mayor resolución y a la inclusión de ecuaciones que representan de forma más real la microfísica de las nubes

A priori, el IPCC incluirá la nueva cifra de sensibilidad climática de +5oC en su próximo informe sobre cambio climático. Los científicos advierten que la investigación sigue en marcha y que por lo tanto aún hay algunos frentes abiertos sobre la validez completa de los resultados obtenidos. Es una cifra tan alta, que se sale del rango esperado ya que no se ajusta a los registros históricos.

Se necesitan más horas de investigación para entender con detalle el papel que juegan las nubes y los aerosoles en el sistema climático de la tierra. El dato de calentamiento obtenido es ciertamente alarmante, pero antes de ponerlo sobre la mesa es necesario evaluar uno por uno todos los procesos que pueden estar contribuyendo a un calentamiento tan intenso.