Secciones

¿Sabías que...? El asteroide de Halloween vuelve a visitar la Tierra

En 2015, un asteroide saltó a la fama por su aspecto y la fecha de su visita a nuestro planeta. Aunque formalmente recibe el nombre de 2015 TB145, popularmente lo conocemos como el asteroide de Halloween por su llamativo aspecto.

Un asteroide con aspecto de calavera

En ciertas condiciones, el asteroide parece tener un aspecto de calavera. Es, además muy oscuro. Esta es la primera observación que se realiza desde 2015 y, probablemente, se trata del núcleo de un viejo cometa. Para hacerlo aún más interesante, el asteroide de Halloween se acercó a la Tierra el 31 de octubre de 2015. Pasó a 486.000 kilómetros de distancia (apenas 100.000 kilómetros más lejos que la Luna).

Concepto artístico del asteroide 2015 TB145, popularmente conocido como el asteroide de Halloween.
Crédito: José Antonio Peñas/SINC

Ahora, tres años después, el asteroide de Halloween nos vuelve a visitar. Pero esta vez será una aproximación mucho menos llamativa. No tendrá lugar directamente en esta jornada de Halloween. Habrá que esperar al 11 de noviembre. Además, va a pasar a 40 millones de kilómetros de nuestro planeta. Lo cierto es que el nombre de asteroide de Halloween dejará de describirlo perfectamente en el futuro.

El asteroide de Halloween nos vuelve a visitar el 11 de noviembre

Su órbita es de 1.112 días. De modo que, en cada visita a la Tierra, llega algo más tarde que en la visita anterior. Por lo que, en el futuro, su fecha de visita se irá desplazando hacia delante (noviembre, diciembre, enero…). En cualquier caso, aunque solo ha sido observado en una ocasión, los científicos han recogido muchos datos sobre esta pequeña roca. Tiene un diámetro de entre 625 y 700 metros. Su forma es ligeramente elíptica.

Un asteroide potencialmente peligroso… pero no es una amenaza inmediata

2015 TB145 (o el asteroide de Halloween), es uno de los objetos que entra en la definición de asteroide potencialmente peligroso. Lo cierto es que la descripción puede parecer más alarmante de lo que realmente es. Hay asteroides que, por la forma de su órbita, tienen la posibilidad de acercarse a apenas unos pocos miles de kilómetros de nuestro planeta. Eso, por supuesto, conlleva un posible riesgo de impacto en la superficie.

Órbita del asteroide de Halloween en 2015.
Crédito: Wikimedia Commons/Tomruen

Sin embargo, que un asteroide esté en esta clasificación no quiere decir que se espere un impacto de forma inminente. De hecho, ni siquiera quiere decir que pueda chocar con nuestro planeta en los próximos siglos. Es el caso del asteroide de Halloween. Su visita en 2015 es la más cercana que tendrá lugar en los próximos 500 años. Por lo que, por tanto, no hay motivo alguno para la preocupación, ni siquiera, a largo plazo.

Por la inclinación de su órbita, y lo oscura que es su superficie, todo hace indicar que el asteroide de Halloween fue, originalmente, un cometa. No fue descubierto hasta 2015 porque, en realidad, pasa la mayor parte del tiempo de su recorrido alrededor del Sol más allá de la órbita de Marte. Se trata, por tanto, de una curiosa anécdota. Un asteroide con aspecto similar al de una calavera que fue descubierto por primera vez en su aproximación a la Tierra en la misma noche de Halloween.

Todo hace indicar que el asteroide de Halloween fue, originalmente, un cometa

Un objeto de estudio interesante

En cualquier caso, 2015 TB145 no se va a quedar en una simple anécdota. En esta segunda aproximación, a pesar de que va a pasar mucho más lejos, los astrónomos volverán a estudiarlo. Por un lado, buscando comprender mejor su naturaleza y sus características. Por otro, esperando que los datos que recojan permitan entender mejor la naturaleza de otros objetos, cercanos a la Tierra, con una masa similar.

Las calabazas decoradas son, probablemente, la imagen más representativa de Halloween.
Crédito: Wikimedia Commons/Toby Ord

Halloween, el 31 de octubre, es una festividad muy popular en América del Norte (y especialmente en Estados Unidos) y en algunas regiones de Europa. En Irlanda, por ejemplo, se celebra con hogueras y fuegos artificiales. Destaca por tener un carácter más festivo que las celebraciones del día de Todos los Santos (1 de noviembre, en España) o el Día de los Muertos (1 y 2 de noviembre, en México).

La idea, originalmente, data de la antigüedad. Halloween marcaba la celebración del día a medio camino entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno. Aunque, en realidad, la astronómicamente sucede algo más adelante, ya entrado en noviembre. A lo largo del tiempo, la festividad ha ido sumando diferentes tradiciones y abandonando otras. Poco a poco, su popularidad se ha ido extendiendo y también ha llegado a nuestro país. Así que… ¡Feliz Halloween!