Secciones

Actualidad El asteroide 2012 TC4 volverá a pasar cerca de la Tierra

El jueves volverá a pasar muy cerca de la tierra el asteroide 2012 TC4 aunque ya se ha descartado que vaya a tener impacto.

VÍDEO: UN ASTEROIDE PASARÁ MUY CERCA DE LA TIERRA


Este jueves, 12 de octubre, el asteroide 2012 TC4 volverá a pasar cerca de la Tierra. Es un viejo conocido que, hace unos meses, llegó a llamar la atención porque los primeros cálculos anunciaban que podría pasar a poco más de 6.000 kilómetros de distancia del planeta…

El asteroide 2012 TC4 no supone ningún riesgo

Esa primera observación ya era suficiente para descartar cualquier posibilidad de impacto. De todos modos, durante estos últimos meses, la NASA ha refinado la trayectoria de esta visita del asteroide 2012 TC4. Finalmente, pasará a una distancia de 43.500 kilómetros. La NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea) monitorizan regularmente la ubicación de objetos cercanos a la Tierra. En este caso, los datos han sido refinados con la ayuda de herramientas como el Very Large Telescope (de la ESA).

Concepto artístico de un asteroide cercano a la Tierra. Crédito: ESA

En cualquier caso, lo más importante, como siempre, es tener presente que no supone ningún peligro. El asteroide 2012 TC4 no impactará con nuestro planeta. Se acercará a una distancia equivalente a la octava parte de la que nos separa de la Luna. Es, por ejemplo, mayor distancia que a la que orbitan los satélites geoestacionarios. Sin embargo, es un objeto de gran interés científico, no solo por su cercanía, si no también por sus dimensiones.

2012 TC4 tiene un tamaño aproximado de entre 10 y 30 metros. Relativamente similar al del meteorito que, en febrero de 2013, explotó sobre el cielo de Cheliábinsk (Rusia). Como quizá recuerdes, el fenómeno dejó algo más de un millar de heridos y notables daños materiales en la región. Por fortuna, no hubo que lamentar víctimas mortales. Así que no es sorprendente que 2012 TC4 sea un objeto muy interesante para su estudio.

Aunque no hay ningún asteroide que, en el futuro cercano, suponga una amenaza para el planeta, eso no quiere decir que debamos bajar la guardia.

Los asteroides cercanos a la Tierra

Durante las últimas semanas, y en estos días, un equipo de astrónomos, con el apoyo de la NASA, realizará diferentes observaciones del asteroide. Todo con el objetivo de trabajar en la Red Internacional de Aviso de Asteroides (IAWN, por sus siglas en inglés), que fue romada por un subcomité de las Naciones Unidas. El objetivo es poder obtener mejor información y datos de aquellos asteroides que, por su cercanía, puedan suponer un peligro para nuestro planeta.

El asteroide 2012 TC4 se acercará a la Tierra este 12 de octubre

Animación del paso de 2012 TC4 del próximo 12 de octubre.
Crédito: NASA/JPL-Caltech

En este proyecto participan más de una docena de observatorios, universidades y laboratorios del planeta. Con estas observaciones, los científicos pueden conocer mejor las fortalezas y limitaciones de la red. El asteroide 2012 TC4 es una buena oportunidad para ponerlo a prueba. Comenzando por las observaciones iniciales, y posteriores (que ya han tenido lugar), así como la determinación de la órbita precisa y las comunicaciones que fuesen necesarias.

Las colisiones con asteroides como el que acabó con los dinosaurios, hace unos 65 millones de años, son poco frecuentes.

Si bien no hay ningún asteroide, en el futuro cercano (menos de un siglo), que suponga una amenaza para el planeta, eso no quiere decir que debamos bajar la guardia. Los asteroides de tamaños más pequeños, como 2012 TC4, o el que detonó en la atmósfera de Cheliábinsk, son más que capaces de provocar destrucción localizada. Refinar estos sistemas nos ayudará a hacerles frente y poder prevenir posibles daños.

No van a destruir el mundo, pero pueden causar serios daños

Las colisiones con asteroides como el que acabó con los dinosaurios, hace unos 65 millones de años, son poco frecuentes. En aquella ocasión, el impacto fue producido por una roca de unos 10 kilómetros de diámetro. Este tipo de choques, con objetos de dimensiones tan grandes, son muy raros en la historia de la Tierra. De media, suceden una vez cada 100 millones de años (y posiblemente más), por lo que no suponen una amenaza inminente para la Tierra.

Esta imagen muestra la órbita de 2012 TC4 alrededor de la Tierra y la Luna.
Crédito: NASA/JPL-Caltech

Sin embargo, en la misma órbita de nuestro planeta, hay multitud de asteroides, con tamaños mucho más pequeños, que podrían causar serios estragos a nivel local e incluso regional. Es decir, podrían arrasar toda una ciudad, o incluso un país (particularmente si el impacto fuese en Europa). Estos asteroides, que son mucho más pequeños, son una amenaza mucho más seria, a pesar de tener un poder destructivo inferior.

No terminarían con la existencia de la especie humana (ni supondrían un peligro serio para la vida en la Tierra), pero podrían provocar daños muy serios. Por eso, conocer y controlar el entorno cercano a la Tierra, con proyectos como la IAWN es primordial. Eventos como el de Cheliábinsk volverán a suceder. Por probabilidad, normalmente tendrán lugar sobre el océano o en superficies no habitadas. Pero no por ello hay que bajar la guardia.

Otros asteroides que también se acercarán mucho en el futuro

El del asteroide 2012 TC4 no es un caso, ni mucho menos, raro. En 2029, otro asteroide, más grande, pasará muy cerca de nuestro planeta. Se trata de Apofis, una roca de unos 320 metros de diámetro, que ya dio mucho que hablar en la década de principios de los 2000. En su estudio inicial, existía la posibilidad de que pudiese chocar con la Tierra en esa fecha. Posteriormente, se descartó, pero se pensó que podría suceder en 2036.

Estela del meteorito de Cheliábinsk minutos después de su detonación.
Crédito: Alex Alishevskikh

En la actualidad, la órbita del asteroide Apofis ha sido refinada y estudiada a muy largo plazo. No hay posibilidades de impacto en los próximos siglos. Sin embargo, en 2029, seremos testigos de una visita que será aún más cercana que la de 2012 TC4. Pasará unos 30.000 kilómetros de la Tierra, y será visible a simple vista. En 2036, por su parte, pasará a una distancia muchísimo mayor de nuestro planeta.

Esa segunda visita será a más de 49 millones de kilómetros. Por lo que no hay ningún riesgo de colisión con Apofis, ni ahora, ni en el futuro. La visita de asteroides como 2012 TC4 o Apofis son interesantes. Nos permiten conocer mucho mejor el entorno en el que se encuentra nuestro planeta. Sin embargo, no deben ser motivo de alarma. Suelen abundar los bulos apocalípticos cuando se produce alguno de estos acercamientos, pero no hay motivo alguno para la alarma.

  • Para asteroide peligroso el an10 1999 que se acercará a la tierra en agosto de 2027. Parece que Nostradamus lo nombra en una de sus cuartetas.

    Responder