Secciones

Consejos El aloe vera, el mejor remedio para después del sol

El aloe vera es una planta que destaca por sus propiedades cicatrizantes, lo que la convierte en un aliado contra las quemaduras solares

A todos nos ha pasado despistarnos con el sol y acabar con una quemadura o rojez en la piel. En este momento del año, en el que la Tierra comienza a alejarse del sol y los rayos cada vez llegan más directos y con más fuerza, es más importante que nunca mantener nuestra piel protegida para evitar lesiones.

aloe vera quemadura sol

Cuando empieza el calor, empezamos a realizar más actividades en el exterior, como estar en terrazas e ir a la playa para tomar el primer baño del año. Sin embargo, en las primeras exposiciones solares, si no protegemos nuestra piel adecuadamente, el sol puede provocarnos una quemadura. En este momento nuestro gran aliado puede ser el aloe vera.

El aloe vera tiene propiedades cicatrizantes que ayudan a recuperar el bienestar de la piel tras una quemadura solar

El aloe vera tiene muchas propiedades. Debido a los beneficios que proporciona esta planta, suele emplearse en productos de farmacia, parafarmacia y de cosmética con los que se previene arrugas, alivia condiciones como la rosácea, picaduras de insectos y como calmante de las quemaduras solares.

Dónde conseguir el aloe vera

La mejor forma de usar el aloe vera es hacerte con productos en la farmacia o herbolario, siempre comprobando sus componentes. Fíjate en la etiqueta: el aloe vera debe aparecer entre los tres primeros ingredientes de la lista para que sea uno de sus componentes principales y aprovechar al máximo sus cualidades.

También puedes comprar un Aloe Vera para casa y disponer de él. Puedes cortar las hojas del aloe vera y utilizarlo en tu cuerpo en pocas cantidades para aliviar la quemadura provocada por el sol.

Estas plantas crecen rápido, se adaptan muy bien y puedes utilizarlo de manera muy sencilla. Cuidar un aloe vera no es muy complicado. Pero debes tener en cuenta que sus raíces no soportan estar demasiado en contacto con el agua y que requieren luz solar directa. Necesitará riego cada 15 o 20 días, por lo que no necesitan demasiada atención.

Para usar en casa el aloe vera, puedes cortar una porción de una de sus hojas y cuidadosamente pelar el exterior con un chuchillo para luego abrir el trozo por la mitad. El interior de la hoja es gelatinoso, y puedes usarlo en zonas de tu piel donde el sol haya provocado una quemadura.

Las propiedades del aloe vera contra la quemadura del sol

  • El Aloe Vera es calmante, refrigerante y sobre todo cicatrizante. Entre sus propiedades está que contiene antibacterianos, por lo que promueve a la regeneración de nuevas células en la piel y agiliza la recuperación de la misma.
  • Por su poder cicatrizante, es una buena fórmula para las heridas. Contribuye al aumento del flujo sanguíneo a los vasos de la piel.
  • Previene del mismo modo la aparición de ampollas en quemaduras severas
  • Su textura alivia la sensación de calor, proporcionando cierta sensación de frescor inmediato. Sobre todo si lo guardamos en la nevera.

Pero hay más pasos que debes seguir si has estado mucho tiempo expuesto al sol o tienes quemaduras. Recuerda beber mucha agua y no tapar las zonas afectadas, pero ten cuidado si vas a volver a exponerte al sol.

Disfruta de esta nueva etapa de tiempo libre con más horas de luz y hazlo con precaución, usando siempre cremas solares.