Secciones

Cambio Climático El 2020 en datos: ¿cómo fue el tiempo en nuestra ciudades?

2020 dejó en las ciudades españolas temperaturas hasta 1ºC superiores a la climatología. El sur sufrió una disminución de la precipitación, mientras que en el noreste llovió más de lo habitual.

El 2020 fue el año más cálido en España desde que se tienen registros. Empatado con el 2016, el 2020 también fue el año más cálido del mundo. El calentamiento global es inequívoco y ya ha superado en un 1ºC las temperaturas previas a la industrialización. Pero, ¿cómo se traduce este aumento en nuestro día a día? ¿Cómo fue el 2020 en nuestras ciudades?

Eltiempo.es ha realizado un análisis para comprobar cómo se comportó el 2020 en las principales ciudades del país. Para ello se han comparado la temperatura y precipitación del pasado año con el periodo climatológico desde 1981 y hasta el 2010.

En el 2020 las temperaturas de nuestras ciudades fueron hasta 1ºC superiores a lo habitual.

El análisis de eltiempo.es muestra que el aumento de las temperaturas se notó sobre todo en las máximas. Las variaciones en la precipitación anual, en cambio, dependen de la localización. Se observa un marcado eje que separa el noreste, donde aumentó la precipitación, del noroeste, el sur y las islas, donde se registró una reducción.

A continuación detallamos y representamos los datos para cada una de la ciudades estudiadas.

Las ciudades españolas se calientan

Absolutamente en todas las ciudades analizadas, 29 en total, las temperaturas medias del 2020 fueron superiores al periodo climatológico. En promedio el aumento fue de 1ºC. Almería destaca como la única ciudad estudiada donde el cambio fue inferior a 0.7ºC.

En cambio, son muchas las ciudades con variaciones superiores a un 1ºC. En Valladolid, Granada y Cuenca las temperaturas medias en el 2020 fueron 1.5ºC superiores al periodo de referencia. Las siguen de cerca Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, con un calentamiento de 1.3ºC respecto a la climatología.

Ascenso inequívoco de las máximas

Este aumento general de un 1ºC en la temperatura media también se observa en las temperaturas máximas. En todas las ciudades el incremento de las máximas del 2020 ha sido superior a 0.7ºC. El mayor aumento se observa para Granada, donde las máximas se han situado en promedio 2ºC por encima de lo habitual, resultando en una temperatura máxima media de más de 25ºC.

Con una variación superior a 1.5ºC se encuentran Cuenca y Salamanca. En estas ciudades las máximas se quedaron rondando los 20º-21ºC en el 2020. En Córdoba, ciudad con la temperatura media máxima más alta, con un cambio respecto a la climatología ligeramente superior a 1ºC, la media de las máximas durante el 2020 fue de más de 26ºC.

Entre las ciudades con el menor cambio en las máximas encontramos de nuevo Almería, con 0.7ºC, junto con Las Palmas de Gran Canaria. Ambas están entre las cinco ciudades con las máximas más elevadas en el periodo de referencia. Por tanto, aunque el incremento sea menor, las máximas del 2020 superaron en promedio los 24ºC.

Aumento generalizado de las mínimas

Las mínimas también han ascendido en todas las ciudades consideradas, pero el calentamiento respecto al periodo 1981-2010 es inferior a 0.9ºC en promedio. En Valencia, Pamplona o Salamanca las mínimas apenas aumentaron 0.3ºC respecto a la climatología.

Las ciudades que mostraron una mayor variación de las mínimas fueron Lleida y Palma de Mallorca, con 1.4ºC. Las siguen Valladolid y Cuenca, con un aumento de 1.3º. Ambas se encuentran entre las cuatro ciudades con las mínimas más frías en el periodo climatológico. Con el ascenso de temperaturas el promedio de las mínimas se situó por encima de los 8ºC en el 2020.

Variación desigual de la precipitación anual

A diferencia de la temperatura, en la que todas las ciudades seleccionadas coinciden en mostrar un claro aumento, para la precipitación los resultados varían entre ciudades. En particular, sobresalen las diferencias entre el noreste y el sur de la península.

Durante el 2020 fueron muchas las ciudades que vieron cómo la precipitación era inferior a lo habitual. Destacan Las Palmas de Gran Canaria, Almería y Alicante con una mayor reducción porcentual en la precipitación anual. Sin embargo, se ha de tener en cuenta que en estas zonas la precipitación es de por si escasa, de modo que reducciones de 100 mm en la precipitación anual suponen disminuciones superiores al 50%.

Aumento de la precipitación en el norte

En contraposición, en Vigo o Santiago de Compostela, para el periodo de referencia se tiene una precipitación media anual superior a 1700 mm. Con disminuciones en el 2020 cercanas a 200 mm y 260 mm respecto al periodo de referencia, apenas sufrieron una reducción del 10% y 15%, respectivamente. En León la precipitación anual se redujo también en un 15%.

En cambio, en el resto de las ciudades de la mitad norte peninsular llovió más de lo normal durante el 2020. El mayor aumento de cantidades se dio en Lleida, Zaragoza y Santander, una de las ciudades con más lluvia.

Reducción en el sur

Frente al aumento de precipitación en la cornisa cantábrica y en el noreste peninsular, en la mitad sur y en las islas, a excepción de Huelva, se produjo una reducción durante el 2020.

Ciudades como Granada, Ciudad Real, Málaga o Córdoba sufrieron una disminución de entre el 13% y el 15% en la precipitación anual. El cambio porcentual fue menor en Badajoz o Toledo, con valores cercanos al 7%. Se cuela en estos valores Salamanca, una de las pocas ciudades del norte, que junto con las otras del noroeste, muestra una reducción.

El avance del cambio climático

Los resultados aquí mostrados confirman lo que ya conocemos, el impacto del cambio climático en nuestras ciudades y vidas es más que palpable. España es uno de los países europeos más vulnerables al cambio climático y a día de hoy hay ya muchos ciudadanos que se ven afectados por sus consecuencias.

Después del 2020 más cálido en España, Europa y a nivel global, la tendencia esperada es que las temperaturas continúen subiendo. Parece que los impactos van a empeorar más aún.