Secciones

Actualidad, Cambio Climático El 2018 fue un año de clima extremo en Europa

2018 fue uno de los tres años más cálidos registrados en Europa, y las cuatro estaciones registraron temperaturas por encima de la media. El verano fue con creces la estación más cálida, con una temperatura media 1.2oC por encima de lo normal. Lo confirma el Copernicus Climate Change Service, que este martes 9 de abril ha presentado las conclusiones del informe anual del Estado del Clima Europeo.

Mapa de anomalía de temperatura basado en datos obtenidos por el instrumento MODIS a bordo del satélite Terra de NASA. Aquí se ven las temperaturas en superficie del 1 al 15 de Julio de 2018, comparado con datos del mismo periodo promediado entre 2000 y 2015.

Los expertos que han elaborado el exhaustivo informe, han resaltado la clara tendencia al calentamiento que vive el continente, y durante 2018, especialmente algunos países del norte y centro donde los valores térmicos han sido los más elevados desde por lo menos 1950.

Entre las principales eventos meteorológicos que recoge el informe destacan los siguientes: 

  • En el norte y centro de Europa sufrieron un prolongado periodo de sequía, con valores de precipitación un 80% por debajo de lo normal para la primavera, verano y otoño. El impacto sobre cosechas fue devastador en algunas regiones y se experimentaron frecuentes restricciones de agua. Mientras, algunas regiones del sur de Europa experimentaron la primavera y el verano más húmedos desde que se tienen registros.
Imagen de satélite del norte-centro de Europa. El 19 de Julio de 2017 (izquierda) y el 24 de julio de 2018 (derecha). En la imagen de la derecha se aprecia la sequía que vive la región. Imagen: NASA
  • En 2018 se registraron temperaturas por encima de la media en todas las estaciones, y el último verano fue el más cálido de la historia, con una temperatura 1,2 grados Celsius superior a la habitual. Durante el arranque del año se registraron algunas olas de frío e intensas nevadas, pero febrero y marzo fueron los únicos meses con temperaturas por debajo de la media.
  • Si bien las precipitaciones extremas se situaron por debajo de la media, entre los acontecimientos más importantes cabe destacar el grave fenómeno meteorológico del exhuracán. Leslie, que alcanzó la península ibérica en octubre y fue la depresión más intensa de la región desde 1842.
  • Con el aumento de las temperaturas a lo largo  del año, también lo hizo la cantidad de insolación. Algunas zonas del centro y norte de Europa experimentaron un 40% más de horas de sol de lo habitual, y Alemania batió records de insolación. 
Imagen de satélite mostrando los restos del huracán Leslie sobre la península Ibérica en Octubre de 2018. También se aprecia la aproximación del ex-huracán Michael al noroeste peninsular.
  • Como consecuencia de las altas temperaturas, el impacto sobre los glaciares fue considerable, y los Alpes europeos fueron los que más masa de hielo perdieron. Simultáneamente, las temperaturas del agua en la superficie de los lagos europeos fueron las más elevadas desde que comenzaron los registros en 1995.
  • Además, 2018 fue el primer año desde que comenzaron las observaciones satelitales de hielo marino en el que se produjo una polinia (agujero en la capa de hielo marino) al norte de Groenlandia en invierno.
  • El riesgo de incendios se mantuvo muy por encima de lo habitual in muchas zonas del norte de Europa, especialmente en Escandinavia y la región del mar Báltico. Los incendios que afectaron a Suecia fueron los más devastadores de la historia del país. 
Los incendios registrados en Suecia en julio de 2018 fueron los más devastadores que ha vivido el país. Datos: Satélites Sentinel de Copernicus (2018), procesados por la ESA