Secciones

Cambio Climático, Consejos Ecoturismo: 10 consejos para ser un turista sostenible

Opciones para viajar y conocer de una forma más respetuosa con el medio ambiente y el entorno

Viajar, conocer y explorar otras culturas o lugares son unas de las actividades más placenteras y que centran gran parte del tiempo de ocio de muchas personas. Sin embargo, hacer turismo puede resultar muy perjudicial para el medio ambiente por la demanda de recursos naturales, agua, combustible y alimentos que requiere.

¿Te has parado a pensar en la huella que generas en el planeta cuando haces turismo? ¿Te gustaría poder visitar diferentes zonas del mundo sin perjudicando lo menos posible el medio ambiente? Echa un vistazo a estos consejos para ser un turista sostenible y sumarte a la corriente del ecoturismo.

Estos consejos se han elaborado en base a los Objetivos de Desarrollo Sostenible sugeridos por la ONU en el proyecto de la Agenda 2030 y a otras iniciativas que tienen el objetivo de viajar, conocer y hacer turismo de una forma más respetuosa con el medio ambiente, sin contribuir al cambio climático.

Planifica tu viaje

Turismo turista sostenible

A la hora de hacer ecoturismo de forma sostenible es muy importante planificar el viaje. Una correcta toma de decisiones antes de comenzar es fundamental para minimizar no solo el gasto económico, también para seleccionar los medios de transporte más sostenibles, menos contaminantes y eficaces para llegar a nuestro destino.

E incluso para algo tan sencillo como para hacer la maleta acorde a las condiciones climáticas del destino.

Además, otro elemento a tener en cuenta es conocer qué enfermedades puede haber en el destino por lo que es fundamental conocer las recomendaciones sanitarias. Con ello, evitarás riesgos y tendrás el tiempo suficiente para que las vacunas que sean necesarias te protejan de forma correcta.

Por último, es muy importante seguir los consejos de las autoridades locales y conocer algunas de las normativas. Ya que, en muchos destinos, tienen unas pautas de comportamiento y leyes más respetuosas con el medio ambiente que en nuestros lugares de residencia.

Selecciona bien el destino

turista-turismo-sostenible

Antes de comenzar un viaje, aunque te guste la aventura, es muy importante conocer y seleccionar un destino adecuado. El objetivo de todo viaje es disfrutar y conocer por lo que a priori debe colmar nuestras expectativas.

Por tanto, elegir un destino acorde a nuestras ambiciones para el viaje es fundamental para poder disfrutar de todas las experiencias que podamos vivir y hacerlas y planificarlas de forma sostenible.

Consume productos locales y de temporada

alimentación comida

Una vez en el destino, para llevar a cabo un turismo sostenible, lo más adecuado es consumir productos locales y de temporada. Optar por este tipo de bienes de consumo tiene múltiples beneficios sociales para la población autóctona y medio ambientales para el entorno.

Estos productos se elaboran en los propios enclaves, por lo que, al optar por ellos, estás ayudando a mantener un modelo de vida, mejora la economía local, se reducen los costes de transporte, se eliminan intermediarios y no se genera tanta contaminación ni gases de efecto invernadero en su producción.

Además, ten en cuenta que a la hora por ejemplo de adquirir alimentos, solo consume aquellos que vayas a comer para no tirar comida a la basura. Así, con estas pautas, potenciarás el comercio autóctono, una manera ideal para fomentar el ecoturismo y el respeto por el medio ambiente.

Protege los ecosistemas

turismo-sostenible-1

Sea cual sea el destino, los enclaves turísticos, especialmente los entornos y ecosistemas más naturales tienen un delicado equilibrio, muy particular, en cualquier punto del planeta.

En este sentido, para realizar un turismo sostenible es fundamental que, en cada una de nuestras visitas o excursiones a cualquier enclave, de forma destacada en enclaves naturales, protejamos todo tipo de plantas y animales, sin dañarlos ni arrancarlos.

Por supuesto, no se deben arrojar basuras, incluso aunque sean elementos biodegradables como frutas o alimentos ya que con esta acción podemos alterar la cadena alimenticia natural de este ecosistema.

Respeta la biodiversidad

Cuando hablamos de sostenibilidad, no solo hablamos del cuidado de la naturaleza y el medio ambiente, también nos referimos al respecto por otros modelos de vida.

Así, en muchas ocasiones, el destino turístico elegido está fuera del área de influencia cultural de nuestra zona de residencia y las costumbres, tradiciones, gastronomía e incluso las propias leyes son distintas a las que estamos habituados.

Por ello, sea cual sea el destino, un turista sostenible debe respetar en todo momento la cultura y las tradiciones del país que visita, así como el modelo de vida. En este sentido, lo mejor es adaptarse a la gastronomía, normas, costumbres y otros aspectos de la vida cotidiana como los horarios.

Aprende nuevos modelos de vida y costumbres

En este sentido, una de las actividades más gratificantes de cualquier viaje es conocer nuevos modelos de vida y costumbres propios de otras culturas. Sin embargo, antes de comenzar el viaje puede ser un factor fundamental explorar las condiciones de acceso que puede tener cada país o las exigencias culturales establecidas por la religión o la tradición.

Con una sencilla lectura o búsqueda en la red, podrás conocer qué acciones debes tener en cuenta y que situaciones puedes evitar para reducir los riegos.

Una vez marcadas estas líneas rojas, solo disfruta del viaje, sus gentes y sus tradiciones para que, a la vuelta a casa, seas una persona mucho más culta, tolerante, viajada, respetuosa y abierta con todas las culturas y tradiciones.

Contribuye a la sostenibilidad

Otra de las opciones que tienen las personas que quiere realizar ecoturismo es la potenciación de aquellos negocios o actividades que muestran un compromiso con el medio ambiente.

Así, acudir a restaurantes que utilizan productos locales, centros de convenciones o museos comprometidos con el reciclaje o acudir a iniciativas o empresas implicadas en la eficiencia energética también puede ser un buen argumento para realizar un viaje más respetuoso con el medio ambiente.

De hecho, en muchos puntos del planeta es cada vez más frecuente encontrar decoración con productos reciclados, iluminación en entornos con energías renovables o proyectos que potencian el tejido comercial y empresarial local.

Apoya el trabajo justo

Siempre que se realiza un viaje, también se incrementa el consumo de productos que realizamos, ya sean recuerdos, en gastronomía, en alojamiento o en visitas a museos o enclaves interesantes.

De acuerdo con esta pauta, uno de los mejores consejos para realizar un turismo sostenible es ser conscientes del origen de cada producto y solo consumir aquellos bienes de los que estemos seguros que han sido fabricados bajo unas condiciones de trabajo dignas y justas. Aunque debemos ser conscientes de las particularidades de cada destino.

Elige bien cómo transportarte

Ya sea para llegar al destino turístico o para poder realizar traslados durante el viaje, un factor a tener en cuenta para ser lo más sostenible posible es el medio de transporte al que vamos a recurrir. De modo que, en función del destino, podemos elegir un medio de transporte u otro en función de la contaminación que genera.

Por ejemplo, según un informe Agencia Europea de Medio Ambiente, el avión es el medio de transporte que más contamina con una media de 285 gramos dióxido de carbono (CO2) por pasajero y por kilómetro. Muy por encima de otros medios de transporte como el tren o el autobús.

Así, para llegar al destino es normal recurrir a medios como el barco o el avión, pero una vez en el destino, por ejemplo, para movernos por la ciudad, se puede recurrir al transporte público, a la bicicleta e incluso caminar para conocer más a fondo todos los rincones de la ciudad.

Recicla y minimiza tu impacto

Aunque te encuentres de viaje de ecoturismo, recuerda que no debes perder las buenas costumbres. A pesar de que estés fuera de tu casa, también debes seguir reciclando los residuos que utilices, reducir el consumo de productos plásticos o acudir a comprar bolsas de tela, papel o una mochila.

Con ello, minimizarás tu impacto en la generación de residuos en el destino. Además, recuerda que en todos los lugares que visites debes recoger la basura que hayas generado y llevarla contigo hasta poder tirarla de forma adecuada e incluso reciclarla.

En conclusión, con estas sencillas pautas ayudarás a minimizar el impacto de turismo en el medio ambiente y a conseguir un mundo más sostenible.