Secciones

Consejos Cómo dormir en una noche tropical

Oficialmente ya ha comenzado el verano, y ya sabes lo que te espera para poder dormir si estás en un sitio en el que la temperatura cuando te vayas a la cama sea superior a los 20-22ºC. En realidad no hay un umbral que sea igual para todo el mundo, la facilidad para conciliar el sueño depende del individuo y de su capacidad para adaptarse al calor. Estos son los meses en los que peor descansamos los españoles, y por eso te traemos unos consejos para que consigas quedarte grogui aunque lo que más te apetezca sea tirarte de cabeza en la piscina, sea la hora que sea.

Primero de nada debes intentar mantener la casa fría, y para ello lo de dejar el aire acondicionado puesto toda la noche no es muy recomendable para tu bolsillo, pero si lo vas a hacer ten unos mínimos cuidados: que el aire no se dirija directamente a tu cuerpo y mejor si el aire acondicionado es ambiental, es decir, que no esté en la misma habitación en la que vas a dormir. No debes ponerlo a menos de 20ºC. Y es recomendable colocar un recipiente con agua en la estancia para evitar la sequedad en las mucosas.

VER TAMBIÉN: Consejos para evitar el sudor excesivo

Si no dispones de aire acondicionado, invierte en un ventilador de pie, conseguirás enfriar la habitación unos 3 o 4 ºC. Y además puedes poner en práctica el viejo truco: pon hielo en un recipiente y colócalo frente al ventilador, al nivel de la parte superior de la cama. Así conseguirás que el aire se enfríe mucho más mientras no se derrita el hielo, ¡tiempo que debería ser ya suficiente para que te quedes dormido!

Pero más allá de gastar en ningún aparato que además te moleste con el ruido, te proponemos algunas opciones caseras:

1 – ¿Una ducha de agua fría o tibia antes de ir a dormir? Tibia. Que no esté a menos de 18ºC y que no dure más de 10 min si no quieres que te den calambres.

2 – Utiliza sábanas de algodón, te ayudarán a mantenerte más fresco y transpirar con mayor facilidad. Mete las sábanas en el congelador antes de irte a la cama y conseguirás que la ropa no se te pegue. Un truco si no quieres meterte en una cama con olor a comida: pon las sábanas en una bolsa cuando las vayas a meter en la nevera o congelador.

3 – Mete los pies en agua fría. Esto hará que tu sangre se enfríe y viaje por tu organismo refrescándote.

4 – Coloca una toalla húmeda como manta, y para no mojar el colchón pon otra toalla seca por debajo.

5 – También puedes meter una botella de agua congelada en la cama para que te robe el calor. Eso sí, recuerda que el agua al congelarse aumenta de volumen, así que no llenes de todo la botella de plástico, ya que podría reventar.

¿Cuáles son tus trucos para poder dormir en una noche calurosa? Déjanos tus comentarios.

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • […] Cómo dormir en una noche calurosa […]

    Responder
  • […] para un mes de junio y dejándonos registros muy altos y que a muchos de nosotros nos están impidiendo descansar como es necesario. Seguro que a muchos os surge la pregunta ¿hasta cuándo vamos a estar así? Y la verdad es que no […]

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Todos estos consejos están muy bien, pero son a muy corto plazo. La noche es larga y si no eres de los que duermes del tirón como es mi caso, hay métodos que no funcionan, y más cuando tienes una habitación a 28 grados y estás de alquiler. Cuando uno tiene vivienda propia, sí que hay métodos que se pueden poner y emplear para que la casa no se caliente tanto, además de un buen aislamiento, es el emplear cristales dobles con rotura de puente térmico y si además los acompañas de un buen toldo, pues mejor que mejor para que las paredes se calienten lo menos posible. Respecto a los ventiladores, siempre digo lo mismo, es para remover aire caliente y lo de los hielos está muy bien si no fuese porque a 28 grados el hielo se funde muy muy rápido. Y me quejo viviendo en Cuenca, así que no me quiero imaginar cómo lo pasarán en el Levante o en el Sur.

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Al final poco a poco me voy acostumbrando a tener la habitación a esa temperatura. Lo del pelo mojado para mi no es buena idea, primero porque lo llevo bastante rapado, pero aún así, no me gusta tener medio empapada la almohada. Lo que sí suelo hacer es beber un vaso de Agua de Mar, que me suele ayudar a bajar la temperatura corporal un grado más o menos. También lo que hice fue poner unas láminas de plástico reflectantes tipo espejo, que evitan el paso de los rayos infrarrojos, lo que dan el calor y de este modo, todo el calor que por la mañana se acumulaba en el cristal y que pasaba al interior de la habitación, aún con las persianas bajadas, ahora se ha aminorado mucho. Desde luego las recomiendo, aunque son láminas hechas para poner en las lunas de los vehículos, cumplen muy bien su función en los cristales de la ventanaas. Lo malo de estar de alquiler es que tampoco puedes ponerte aire acondicionado o toldos, porque luego no los vas a poder difrutar. A ver si pasa pronto este calorazo. Un saludo.

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder