Secciones

Consejos Domótica en casa para combatir el calor: ¿qué es?

La domótica permite automatizar tareas relacionadas con la gestión de la vivienda según preferencias personales y la condiciones exteriores

El 37% de los europeos valora más el ahorro de costes energéticos que mantener temperaturas confortables en casa. Esta es una de las conclusiones del Barómetro de la vivienda saludable, desarrollado por VELUX, en el que se analizan los hábitos de los ciudadanos relacionados con la salud dentro de su hogar.

Sentirse con energía o limitar los problemas respiratorios son parte de los beneficios derivados de disfrutar de una adecuada temperatura interior. Sin embargo, nuestras rutinas y hábitos a veces nos impiden poder gestionarla correctamente. Sobre todo en situaciones de temperaturas extremas frecuentes en verano.

Afortunadamente, a día de hoy contamos con una ayuda derivada de la aplicación de las últimas tecnologías al hogar: la domótica. Gracias a ella es posible automatizar ciertas tareas relacionadas con la gestión de la vivienda en función de las preferencias personales y de las condiciones exteriores. Con ello conseguimos no solo ahorrar costes, también un ambiente más óptimo para nuestra salud.

Control de la temperatura

Para evitar que se acumule el calor en casa una de las recomendaciones que se deberían seguir es abrir las ventanas a primera hora de la mañana, que es cuando las temperaturas suelen registrar los valores más bajos. Algo que en muchas ocasiones (vacaciones, fines de semana… ) solo es posible si nos levantamos antes de lo habitual.

Variables como la cantidad de luz que entra por la ventana o el momento adecuado para ventilar pueden marcar una diferencia considerable en los grados que se registran en la vivienda, sobre todo el verano.

La domótica aquí se convierte en el gran aliado de nuestro descanso y de la salud de nuestro hogar. Se puede establecer que, por ejemplo, cada estancia se mantenga a una determinada temperatura en función del uso que hagamos de ella.

La domótica aquí se convierte en el gran aliado de nuestro descanso y de la salud de nuestro hogar

Así, por la noche serían las dormitorios donde debería regularse adecuadamente, mientras que por el día el salón y la cocina serían los espacios donde controlarla mejor.

domotica en casa

Sistemas como el de VELUX ACTIVE se encargan de ello sin que nosotros tengamos que mover ni un solo dedo. Se trata de un kit de control del clima interior que utiliza los sensores con los que cuentan las ventanas y persianas eléctricas VELUX INTEGRA, y que las abre o las cierra según nuestras necesidades.

Un hogar inteligente

Cuando se habla de un hogar inteligente queremos que cumpla ampliamente con nuestras expectativas. La rutina de un día cualquiera empieza con la apertura de ventanas y persianas a primera hora, el cierre de todas ellas cuando salimos de casa y poder realizar las modificaciones oportunas según las condiciones meteorológicas.

Por ejemplo, si se prevé un cambio de tiempo, actuar en consecuencia aunque en ese momento no estemos dentro de la vivienda.

Una de las ventajas del sistema VELUX ACTIVE es que va asociado con la estación meteorológica NETAMO. Al instalar ambos de forma conjunta es más fácil mantener la casa fresca y saludable. Los sensores miden la temperatura, el CO2 y la humedad y accionan sus ventanas, cortinas y persianas VELUX en consecuencia.

domotica en casa velux app movil

Por la noche, si queremos evitar la entrada de la luz basta con programar esta tarea en el sistema para que las persianas se cierren completamente.

El sistema de VELUX permite controlar todo desde una app instalada en nuestro teléfono móvil

Si nos gusta despertarnos con la luz de la mañana se mantendrán subidas, excepto si hay alguna inclemencia meteorológica, como lluvia o granizo, y entonces los sensores activarán el sistema para que se bajen de forma automática.

Cualquiera de estas funciones también se puede controlar desde una app instalada en nuestro teléfono móvil. Algo que resulta muy útil cuando cambiamos nuestras rutinas. Por ejemplo, podemos desactivar parte de las funciones cuando salimos de vacaciones y volver a activarlas justo antes de volver para que la vuelta a casa sea lo más fresca y agradable posible.