Secciones

Actualidad ¿Estarías dispuesto a pagar un poco más por productos sostenibles?

Al 80% de los consumidores no les importa si lo que compran es sostenible o no

La pregunta del titular llama a la autoevaluación y la conciencia. ¿Estaríamos dispuestos a dedicar un poco de dinero más si nos asegurasen que lo que estamos comprando no ha perjudicado el medio ambiente o la huella ecológica que generará en el futuro será menor?

Los movimientos de empresas y particulares en torno a un nuevo modelo de consumo cada vez son mayores. Jóvenes que salen a la calle para reclamar el cuidado del planeta, compañías que se suman a la alimentación o la moda sostenible, grandes eventos celebrados en nuestro país para concienciar del impacto del cambio climático…

Pero, ¿y nosotros? ¿Estamos dispuestos a cambiar nuestros hábitos de consumo para cuidar la salud del lugar donde vivimos? Las estadísticas hablan por sí solas: al 80% de los consumidores preguntados no les importa si lo que compran es sostenible o no.

Son datos extraídos por la compañía Acierto.com que, por el Día Mundial del Consumidor, que se celebra cada 15 de marzo, ha lanzado una encuesta para demostrar la atención que le prestamos a la ecología y al medio ambiente cuando nos decantamos por un producto u otro a la hora de comprarlo.

productos sostenibles

Parece que, mientras sí que comenzamos a prestar más atención a lo que comemos, y que la corriente “realfooder” comienza a tener su impacto, en otros ámbitos, como puede ser la compra de un coche, la conciencia medioambiental cae en picado.

Coches, vivienda y medio ambiente

Más de la mitad de los encuestados asegura que no pagaría más por un vehículo responsable con el medio ambiente a la hora de comprarlo. Sólo terminaría haciéndose con uno por las restricciones gubernamentales y protocolos de contaminación en determinadas ciudades.

Más de la mitad de los encuestados asegura que no pagaría más por un vehículo responsable con el medio ambiente a la hora de comprarlo

¿Y el consumo en casa? Cuando hablamos de ahorro, nuestra intención cambia. Un menor consumo energético en casa también se ve reflejado en una factura menos abultada, por lo que cada vez son más los usuarios que sí miran el gasto eléctrico a la hora de escoger sus electrodomésticos, especialmente, lavadoras, secadoras y televisores.

Y es que, según datos de la compañía Acierto.com, esta clase de medidas pueden ahorrarle a los usuarios unos 300 euros al año en facturas.

La alimentación, el sector más concienciado

Al margen de lo dicho, existe un sector del mercado en el que los consumidores sí parecen más concienciados. Se trata del sector alimentario, donde el comprador ha empezado a fijarse en algo más que en el precio y la calidad del producto que está adquiriendo.

La procedencia de la materia prima, si cuenta con el sello de comercio justo o si es bio son cuestiones que empiezan a pasar por la cabeza de los usuarios. Es por eso que las ventas de productos ecológicos crecen a un ritmo bueno y constante -en concreto un 22% durante el último año- y cada vez tienen más presencia en supermercados convencionales -donde los adquieren el 72% de los clientes-.

Poco concienciados

Los datos que muestran este estudio no sorprenden al ver los ofrecidos por encuestas internas realizadas por eltiempo.es. A través de su cuenta de Twitter, preguntó a su comunidad de usuarios si realmente se fijaban en si los productos que compran son sostenibles o no.

Las cifras hablan por sí solas: