Secciones

Cambio Climático Diseñan un dique en Europa para contener la subida del mar

La infraestructura planteada en el norte y oeste del continente quiere evitar las consecuencias del cambio climático

Un equipo de científicos europeo ha diseñado un dique en el norte y oeste de Europa para contener la subida del nivel mar por el cambio climático. Esta es la propuesta de este grupo de expertos con la han querido mostrar las desastrosas consecuencias del calentamiento global.

En concreto, la infraestructura contaría por un lado con más de más de 475 kilómetros entre el norte de Escocia y el oeste de Noruega, y por otro con 160 kilómetros de Francia a Inglaterra. Así, según las estimaciones de los expertos, se evitaría que la subida del nivel afecte a más de 25 millones de europeos.

Los costos de no hacer nada contra el aumento del nivel del mar serán mucho más altos que esta presa

«Además de una posible solución, el diseño de una presa tan extrema es principalmente una advertencia que nos cómo de grande es el problema que se cierne sobre nuestras cabezas», asegura Sjoerd Groeskamp, ​​oceanógrafo del Royal Netherlands Institute for Sea Research y uno de los autores principales de este trabajo.

Una infraestructura viable

Según los expertos, inicialmente esta propuesta puede parecer “poco realista”. Sin embargo, tras evaluar los datos, la construcción de estos diques y presas es “potencialmente favorable y financieramente viable”. Más aún cuando se compara con el coste de otras soluciones alternativas como la migración de la población que tendría que abandonar sus hogares por la subida del nivel del mar.

Si no hacemos nada, esta represa extrema podría ser la única solución

«Los costos y las consecuencias de tal presa son realmente enormes. Pero hemos calculado que los costos de no hacer nada contra el aumento del nivel del mar en última instancia serán mucho más altos”, indica el experto.

Riesgos del cambio climático

En este sentido, las estimaciones de este trabajo, se espera que la subida del mar sea de más de 10 metros antes del año 2500 debido al cambio climático. Lo que puede suponer un riesgo para millones de personas que residen en las costas europeas.

“Esta presa hace casi tangibles las consecuencias de un aumento del nivel del mar de, en los escenarios más sombríos y es principalmente una súplica para hacer algo sobre el cambio climático en este momento. Si no hacemos nada, esta represa extrema podría ser la única solución”, se lamenta Groeskamp.