Secciones

Consejos ¿Tengo gripe o alergia? Cómo diferenciarlo

Durante el mes de febrero conviven el comienzo de la temporada de las alergias a los pólenes y el final de la campaña de la gripe

Los pañuelos son un elemento indispensable durante el mes de febrero para muchos ciudadanos. Una época en la que coinciden los últimos coletazos del virus de la gripe y el comienzo de las alergias a los pólenes con unos síntomas, los de ambas dolencias, que pueden ser muy parecidos según los casos.

El cuadro de una alergia a pólenes común, como puede ser a las crupresáceas y al ciprés (disparadas durante este invierno), se caracteriza por un enrojecimiento ocular, lagrimeo, picor local en las mucosas nasales y estornudos.

“Los pólenes al aterrizar en la conjuntiva ocular y/o mucosa nasal, causan además congestión y destilación nasal que con frecuencia dificulta el descanso nocturno y concentración”, señala a Eltiempo.es el doctor Javier Subiza, experto alergólogo.

Todos ellos son unos síntomas que pueden darse en cierta medida en un proceso gripal pero existen unas diferencias claras: los picos de temperatura y la tos seca.

“Una gripe es un cuadro caracterizado por fiebre alta por encima de 38 grados, dolores articulares intensos, tos seca, y sobre todo unas ganas absolutamente desesperadas de buscar una cama para descansar”, destaca Amos José García Rojas, Presidente de la Asociación Española de Vacunología.

Las diferencias entre gripe y alergia

Entre las principales diferencias entre la gripe y la alergia hay que destacar que, mientras que la gripe es un virus que se contagia y se propaga, especialmente durante el otoño e invierno, las alergias suponen unas alteraciones en el aparato respiratorio, irritación en los ojos y las mucosas como consecuencia de una exposición a pólenes.

“Una alergia común se diferencia de un proceso gripal o de un catarro en que la alergia nunca cursa fiebre, se prolonga durante más de una semana, se acompaña de un pico ocular y empeora al salir a la calle, al campo y en los días soleados”, desglosa el doctor Javier Subiza.

Según los datos facilitados por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), en torno a un 20 y 25% de la población es alérgica a alguna sustancia  y los últimos resultados cifran entorno a unos ocho millones los españoles que tienen alguna alergia a pólenes.

Altas concentraciones de cipreses

En la sección de Polen de Eltiempo.es se pueden consultar los niveles de concentración de polen en todas las provincias y por tipos de polinosis.

En este momento existen concentraciones muy elevadas de polen en buena parte del centro,  sur peninsular y norte de Galicia,  principalmente al ciprés, olmos, ortigas y alisos.

VÍDEO RELACIONADO: INFUSIONES CASERAS PARA LA GRIPE Y LOS RESFRIADOS

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder