Secciones

¿Sabías que...? Las diez ventajas de casarse en invierno

La mayoría de bodas, por lo menos en España, se celebran durante los meses veraniegos. Sin embargo, si nos alejamos de las modas o lo típico, una boda en invierno puede llegar a tener incluso más ventajas que realizarla en pleno julio o agosto.

Desde que comenzó la crisis, el gasto medio de una boda se ha reducido considerablemente, por lo que mucha gente opta por ahorrar costes sin que eso conlleve una boda más deslucida. Con un coste mucho menor podemos realizar una mejor boda en invierno. Desde eltiempo.es te dejamos algunas ventajas de casarse en invierno:

Ahorro económico: Como hemos comentado, para algunas parejas esto se convierte más en una necesidad que en un deseo. Por hacer una boda similar en temporada baja nos podemos ahorrar un 40% respecto a los meses de verano, una ventaja a tener muy en cuenta.

Mayor flexibilidad de fechas: Encontrar un buen lugar en temporada alta para celebrar una boda, nos puede obligar a reservar con más de un año de antelación. Por eso, a poco que te descuides la oferta de espacios disponibles va a disminuir de forma considerable. Tanto para la ceremonia como en el banquete, no os faltarán sitios para elegir y por un precio más asequible.

Boda con más personalidad: Si quieres que tu boda quede en el recuerdo de los asistentes tienes que buscar diferenciarte y una de las formas es celebrar la boda en invierno. ¿Te imaginas celebrar el enlace rodeado de paisajes nevados?

El calor no será un problema: España no es Finlandia y en invierno no tiene por qué hacer un frío muy acusado. Sin embargo, en pleno agosto el calor sí que está asegurado. Con los nervios del momento o el hecho de tener que llevar traje los hombres, la ceremonia se puede convertir en una tortura debido al calor. En invierno, sí es por el día, con un traje largo y algo de abrigo para tapar suele ser suficiente.

Más oferta para elegir: En invierno las posibilidades de elegir el lugar del enlace se multiplican, un parador en un pueblo de montaña o una casa rural rodeado de un paisaje nevado darán personalidad a la boda. Además, lo normal es que no haya problemas de disponibilidad.

VEA TAMBIÉN: Consejos para una boda en invierno

Mejores fotos de la boda: ¿Sabías que en invierno quedan mejor las fotos? En invierno la luz del sol incide en un ángulo menor que durante el verano, por lo tanto, vuestro reportaje fotográfico tendrá una luz mucho más especial.

Luna de miel en otro continente: Las mejores épocas para viajar a lugares exóticos de por ejemplo América Central, es durante el invierno español. ¿A que no te lo habías planteado?

Cambio de look en la novia: Un vestido de novia de manga larga resulta más elegante que otro corto. Si eres un amante de la moda y el bien vestir, en invierno tendrás muchas más posibilidades de llevar un vestido a tu gusto.

Los invitados tendrán más disponibilidad: Normalmente en los meses invernales tenemos menos planes que en pleno verano. Si te invitan a una boda a última hora y ya tienes tu viaje veraniego organizado y pagado puede resultar un incordio. En invierno, los invitados tendrán menos probabilidades de fallarte en tu gran día.

El mal tiempo no será un problema: Si celebras una boda en agosto y te cae la típica tormenta de verano podrás pensar que ha sido mala suerte. Sin embargo, en invierno nadie espera que haga buen tiempo. Si luego coincide que no llueve y la temperatura es agradable, mucho mejor.

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder