Secciones

Cambio Climático ¿Qué es la dieta flexitariana y por qué podría salvar al planeta?

Cambiar los hábitos de comidas hacia una alimentación basada en más verduras, semillas y frutas puede ser fundamental para la sostenibilidad del planeta.

La dieta flexitariana es un tipo de alimentación basado en la ingesta mayoritaria de verduras, semillas, legumbres y frutas que puede ser fundamental para la sostenibilidad del planeta. De hecho, el crecimiento de la población y el ritmo de producción de los alimentos podrían llegar al colapso en las próximas décadas según un reciente estudio científico que data en 2050 la fecha en la que no habría alimentos suficientes para todas las personas de la Tierra si no te toman las medidas adecuadas.

Entre estas soluciones que proponen los expertos, se encuentra la adopción de nuevos hábitos alimenticios para reducir el impacto ambiental de las actividades relacionadas con la producción de los alimentos y la mejora de la tecnología de dicha producción. Pero, ¿qué es la dieta flexitariana?

Qué es la dieta flexitariana

“La dieta flexitariana proviene de los términos “flexible” y “vegetarianismo” por lo que es un tipo de dieta en la que predominan los vegetales pero que de vez en cuando se come carne y pescado”, detalla a Eltiempo.es Alicia Salido,miembro de la Comisión Ejecutiva del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas.

Por tanto, este tipo de alimentación no se incluye dentro del vegetarianismo pero sí es un modelo más sano. “Podemos tomarlo como una decisión personal para adoptar hábitos de alimentación más saludables, respetuosos con el medio ambiente y más sostenible”, apunta Salido.

Según el Informe de la FAO Agricultura mundial: hacia los años 2015/2030, en los últimos años la proporción de productos de origen animal ha aumentado, mientras que la de cereales y otros alimentos básicos ha disminuido. Unas tendencias que continuarán en las próximas décadas.

La dieta flexitariana es aquella en la que predominan los vegetales pero  se come carne y pescado puntalmente

“El cambio climático no puede mitigarse lo suficiente sin hacer cambios en la alimentación hacia dietas basadas en vegetales, por ello, adoptar dietas flexitarianas a nivel mundial podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en más de la mitad, y también reducir otros impactos ambientales, como la aplicación de fertilizantes y el uso de tierras de cultivo y agua dulce, de una décima parte a un cuarto”, detallan los autores de un reciente estudio publicado en Nature.

Alimentos de una dieta flexitariana

En una dieta flexitariana los alimentos predominantes son hortalizas, frutas, legumbres, granos integrales, lácteos fermentados, especias y carnes vegetales (como el tofu o el seitán) aunque se pueden ingerir tanto carnes como pescados de un modo puntual. “Sabemos que hay evidencia científica sobre los beneficios de seguir una dieta vegetariana para la salud, pero todavía no se sabe sus beneficios concretos para la salud de esta dieta flexitariana”, explica Salido.

Sabemos que hay evidencia científica sobre los beneficios de seguir una dieta vegetariana para la salud

No obstante, existen varios trabajos que demuestran que este tipo de dieta puede aportar ventajas similares a la vegetariana en relación al peso como son las investigaciones de Dawn Jackson Blatner, autora de ‘The Flexitarian Diet’, que ha estudiado la evidencia científica sobre este tipo de alimentación en el estudio prospectivo Europeo sobre dieta y cáncer EPIC-Universidad de Oxford.

  • Obviamente, la alimentación más propicia para el planeta es la vegana. Luego están los intentos de maquillar la realidad, proponiendo cosas como esta. La eterna negociación entre lo bueno y el egoísmo humano. Entre salvar el planeta y cubrir una necesidad de placer se escoge la segunda.

    Responder