Secciones

Actualidad El ‘apocalipsis’ de la alimentación podría tener fecha: el año 2050

Un estudio calcula que, con el crecimiento de población y las pautas de consumo de alimentos, en 2050 se llegará al límite de la producción sostenible

El modelo actual de alimentación que mantenemos gran parte de la población, especialmente en los países más avanzados y en vías de desarrollo, es insostenible y podría llegar a su fin en menos de tres décadas. Un reciente estudio calcula que, con las tasas de crecimiento de población actuales y las pautas de consumo de alimentos, en 2050 se llegará al límite de la producción sostenible.

«Sin una acción concreta, los impactos ambientales del sistema alimentario podrían aumentar en un 50-90% para 2050 como resultado del crecimiento de la población y el aumento de dietas ricas en grasas, azúcares y carne. En ese caso, todos los límites serían superados”, apunta Marco Springmann, investigador en la Universidad de Oxford y autor principal del estudio.

“Se necesita una coordinación global sólida empezar a  tomar medidas»

El trabajo, publicado en la prestigiosa revista Nature, es la primera investigación en evaluar tanto el modelo de generar alimentos como su consumo y sus consecuencias ambientales para el planeta y la humanidad. Según los autores, en ausencia de cambios tecnológicos y medidas de control específicas, se alcanzarán esos niveles muy rápidamente lo que supone un riesgo para nuestro modelo de vida.

«Ninguna solución individual es suficiente para evitar cruzar los límites planetarios. Pero cuando las soluciones se implementan juntas, nuestra investigación indica que puede ser posible alimentar a la creciente población de manera sostenible», explica Springmann.

Soluciones para mantener los alimentos

Sin embargo, si se toman las medidas adecuadas aún estamos a tiempo de revertir la situación pero adoptando alternativas más o menos inmediatas. Según los autores , las decisiones que mejorarían el panorama alimenticio del futuro serían:

1 – Un cambio en la dieta

Un cambio en la alimentación, basado en la ingesta de más verduras y plantas, reduciría notablemente la emisión de gases y con ello las consecuencias del cambio climático. Además, también se reduciría el uso de tierras de cultivo, al alimentar a menos animales, y con ello uso de agua dulce.

Ninguna solución individual es suficiente para evitar cruzar los límites planetarios

2 – Una mejora de las tecnologías agrarias

La evolución de las tecnologías permitiría reducir la presión y el estrés sobre las tierras de cultivo con una menor cantidad de fertilizante, menos contaminación y además, reduciría su impacto ambiental. «Mejorar las tecnologías agrícolas y las prácticas de gestión requerirán una mayor inversión en investigación e infraestructura pública y una mejor regulación, por ejemplo, del uso de fertilizantes y la calidad del agua», destaca Line Gordon, director ejecutivo del Centro de Resiliencia de Estocolmo y otro de los autores del informe.

3 – Tirar menos alimentos

Además, según los autores, es vital reducir el desperdicio de alimentos a la mitad para mantener el sistema alimentario dentro de los límites ambientales. «Hacer frente a la pérdida y el desperdicio de comida requerirá medidas en toda la cadena alimentaria, desde el almacenamiento y el transporte, el envasado y el etiquetado de los alimentos, hasta los cambios en la legislación y el comportamiento empresarial que promueven el suministro de cero residuos”, detalla Fabrice de Clerck, otro de los participantes en el trabajo.

Muchas de estas soluciones ya se están implementando en algunas partes del mundo. Sin embargo, la disposición internacional es un factor determinante. “Se necesita una coordinación global sólida y un rápido crecimiento para empezar a notar los efectos de estas soluciones«, advierte Springmann.