Secciones

Cambio Climático El deshielo total del Antártico subiría unos 60 metros el nivel del mar

Los hielos permanentes de continente Antártico se ven afectados por el calentamiento global y las emisiones de dióxido de carbono

VÍDEO: ¿QUÉ ES EL CALENTAMIENTO GLOBAL?


El calentamiento global y cambio climático podría tener unas consecuencias catastróficas para las zonas costeras de todo el mundo. Si los hielos permanentes del Antártico se derritieran, el nivel del mar podría subir hasta 60 metros, anegando regiones enteras como Florida o la depresión del Guadalquivir.

Un reciente estudio científico, publicado en la revista Nature, señala que la masa de hielo de la Antártida Oriental, la más voluminosa del planeta, no es tan estable como se pensaba y varía su tamaño en relación con el CO2 existente en la atmósfera.

«Las cálidas aguas oceánicas están derritiendo los glaciares y las plataformas de hielo de la Antártida, pero este proceso puede ser solo el comienzo. Esta combinación de calor oceánico y calor atmosférico, que están relacionados entre sí, podría experimentar una dramática pérdida de masa de hielo», señala Amelia Shevenell, una de los investigadores principales del estudio y científica de la Universidad del Sur de Florida, en EE.UU.

La masa de hielo de la Antártida Oriental, la más voluminosa del planeta, no es tan estable como se pensaba

La superficie de la Antártida se extiende a lo largo de 13.177.000 kilómetros cuadrados y el espesor medio del hielo que cubre la mayor parte del continente es de 2.500 metros de altura hasta los 4.800 metros de máxima.

Graves consecuencias

Los expertos cifran en hasta 60 metros la subida del agua global por el deshielo de la Antártida si continúan en aumento las emisiones de dióxido de carbono. “Es probable que el nivel del mar crezca al menos de 1 cm por año durante este siglo.

En los próximos siglos la tasa de aumento del nivel del mar podría ser de 3 cm por año, llegando hasta unos 60 metros”, destaca a Eltiempo.es Ken Caldeira, científico atmosférico del Carnegie Institution for Science que ha estudiado los efectos de la situación actual en el continente helado.

“Si continuamos quemando carbón, petróleo y gas natural y liberamos el dióxido de carbono residual a la atmósfera, con el tiempo esto hará que la Tierra se caliente lo suficiente como para derretir casi toda la capa de hielo de la Antártida”, señala Caldeira.

Una masa variable

Para estudiar el comportamiento de la masa de hielo, los expertos han tomado con perforaciones en el hielo antártico, el polen y partículas de aire albergadas en su interior para datar la formación de estos glaciares. Además, con herramientas de análisis sísmicos, han observado las fluctuaciones del tamaño y volumen de los glaciares antárticos.

“A lo largo de la historia, en los momentos en los que el CO2 era igual o mayor al actual, teníamos una capa de hielo mucho más efímera y por lo tanto un aumento en el mar nivel”, explica a Eltiempo.es Sean Gulick, investigador de la Universidad de Texas y otro de los líderes del estudio.

Hay que añadir, según Caldeira, que existe otro elemento relacionado con el aumento del nivel del mar, la expansión del agua. “Igual que el mercurio en un termómetro se expande a medida que aumentan las temperaturas, el agua del océano se expande a medida que se calienta, y esta expansión del agua de mar también contribuye al aumento del nivel del mar”.

Un crecimiento que estará dominado por los efectos del deshielo glacial principalmente de la Antártida pero también de Groenlandia y de los glaciares de montaña.

 

  • Hola: Muchas veces he visto que cuando el agua de la nevera se hace hielo aumenta su tamaño; no entiendo como puede ser que si un día el hielo de la Antártida se derrite el nivel del mar pueda subir 60 metros. ¿Nos están asustando?

    Responder