Secciones

Cambio Climático Declaración de emergencia climática: ¿qué es y por qué declararla?

España se suma a la lista de países que declaran oficialmente el «estado de emergencia climática»

El mundo es cada día más consciente de que el clima de la Tierra está cambiando debido a la influencia humana. Aumentan los fenómenos meteorológicos extremos y todo lo que estos conllevan, y aumenta más aún el número de especies en riesgo de extinción, que ya ronda el millón.

Como consecuencia, semana a semana, crece el número de gobiernos, organismos y personas, que ven urgente la necesidad de declarar una emergencia climática

Entre el 20 y 27 de septiembre millones habitantes de todo el mundo se sumarán a la huelga mundial por el clima.

El impacto que esta crisis climática está teniendo por todo el Planeta ha llevado a un buen número de sectores a movilizarse en contra, a alzar la voz. Este movimiento político-social pretende poner sobre la mesa los problemas a los que nos enfrentamos y crear un modo de actuación para resolver cada uno de ellos

Hasta la fecha 1.008 jurisdicciones en 20 países han declarado la emergencia climática, y esa cifra está previsto que siga aumentando.

La población total asociada a esas jurisdicciones ronda los 224 millones, 41 millones solo en el Reino Unido, que ha sido el primer país en proponer la declaración. 

Es una declaración de emergencia simbólica, pero con una importante infraestructura mediática detrás

Esta iniciativa arranca a raíz de los informes que ha publicando el IPCC durante los últimos años. Investigación científica rigurosa, que ha servido para elaborar las directrices a seguir, en base a los acuerdos establecidos en Paris 2016.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta España con la actual crisis climática es la desertización.

A ese esfuerzo, hay que sumar el de organizaciones ecologistas, así como el apoyo social por parte de un buen número de colectivos, entre ellos universidades y otras organizaciones juveniles como la liderada por la joven activista sueca, Greta Thunberg. 

España declara el estado de emergencia climática

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aceptado la declaración del estado de emergencia climática en España este 17 de septiembre. Una propuesta que finalmente fue aprobada por 311 votos a favor y 24 votos en contra.

Se reconoce así que España se encuentra también en una «situación de emergencia», activando de este modo cierta situación de «riesgo» para poder reacciones y abordar cambios en materia climática.

De momento un total de 20 países, algunos al completo, y otros por medio de gobiernos regionales o ayuntamientos de algunas ciudades, han aprobado la medida. Entre ellos encuentran Gran Bretaña, Escocia, Irlanda, Gales, Portugal, Canadá y Argentina.

Un total de 20 países han declarado ya la emergencia climática con una población total asociada de 224 millones de habitantes

En Estados Unidos, Holanda, Filipinas, Polonia, Nueva Zelanda y Australia, el apoyo de momento llega por parte de algunas ciudades. En Europa hay regiones en Francia, Austria, Suiza, Alemania, Bélgica, Italia y España que también se han sumado a la declaración. 

Potenciar las energías renovables esta entre las prioridades de los que se han sumado a la declaración de emergencia climática.

En España, antes de la aprobación por parte del Congreso, ya declararon esta situación Cataluña y el País Vasco. También lo hizo el parlamento de Canarias, la isla de Lanzarote, y ciudades o poblaciones como Castro Urdiales, El Rosario, La Orotava, Salobreña, San Cristóbal de la Laguna, Sevilla y Zaragoza.

Objetivo: reducir los gases de efecto invernadero

Las declaraciones de emergencia emitidas por políticos de todos estos países tienen como finalidad principal evitar que siga aumentando la concentración de gases efecto invernadero.

La actuación a seguir está condicionada en gran medida por los consejos que transmita la comunidad científica, pero se pretende reducir un 45% las emisiones de CO2 para el año 2030.

El objetivo es reducir las emisiones de CO2 un 45% para el 2030 y alcanzar un escenario de cero emisiones en 2050

Con ello, se espera llegar a un escenario de cero emisiones en 2050 para evitar que la temperatura media global suba 1.5ºC por encima de niveles preindustriales.

Cuanto antes se consiga alcanzar la neutralidad de carbono, antes evitaremos un mayor impacto del cambio climático y una pérdida alarmante de biodiversidad. 

La declaración de emergencia climática no implica que se vaya a crear un gabinete especial para abordar la crisis climática. Es una declaración simbólica, pero con una importante infraestructura mediática detrás.

Ese apoyo puede servir como lanzadera de otras acciones vinculadas, con la debida implicación de autoridades de los diferentes gobiernos, ayuntamientos y organizaciones.