Secciones

Cambio Climático, Consejos ¿De qué color pinto mi casa? Los colores más ecoeficientes

La tonalidad con la que se pinta una casa puede contribuir a ahorrar energía, aportar calidez, crear ambientes más frescos o calurosos y mejorar la sostenibilidad de los hogares.

A la hora de pintar una vivienda no solo hay que tener en cuenta los gustos y los objetivos de los habitantes del hogar. La elección de un color adecuado puede suponer un ahorro energético debido a las propiedades que tienen ciertos pantones.

casas-colores-ecoeficientes

Así, la tonalidad elegida le otorgará una personalidad propia a cada espacio y ofrecerá múltiples ventajas en materia de luminosidad y eficacia en favor de la sostenibilidad. Por ello, desde Eltiempo.es te ofrecemos las claves para que puedas elegir los colores ecoeficientes en función de tus necesidades y en consonancia con el clima del entorno de la vivienda.

Por ejemplo, la elección de un color oscuro, tanto en el exterior de la vivienda, como en el interior ayudar a absorber la energía y el calor. Según las estimaciones de los expertos, los pantones más oscuros como marrones, grises, verdes, o negros, absorben entorno al 70% y al 90% de la energía a la que están expuestos.

Colores oscuros para entornos fríos

Así, las paredes pintadas por este tipo de colores retienen más calor y estarán calientes durante más tiempo. Por ello, esta puede ser una buena opción para el invierno en los climas más fríos. Sin embargo, en entornos cálidos puede suponer un gasto energético extra ya que la casa estará demasiado caliente durante la primavera, el verano y el otoño.

Además, hay que tener en cuenta que este tipo de colores crean ambientes menos luminosos y menos acogedores para muchas personas. Sin mencionar que recurrir a estos pantones más oscuros requiere una mayor pericia y habilidad a la hora de pintar.

Colores claros, más eficaces

Por otro lado, los colores claros en los muros, paredes y fachadas reflejan la luz y el calor por lo que pueden resultar más adecuados para maximizar la eficiencia energética y la sostenibilidad. Así, al resultar más luminoso se puede retrasar el encendido de la luz de la vivienda lo que repercutirá de forma directa en el coste y ahorro de la factura de la luz. Además de ahorrar energía, las paredes con colores claros consiguen que las estancias de la vivienda parezcan más grandes, más luminosas y más abiertas.

Por ejemplo, los tonos blancos, grises muy claros o colores pastel muy luminosos, son los más adecuados y los colores ecoeficientes para el interior de las viviendas y obtener estos beneficios. Además, en lugares con climas muy calurosos reflejarán la luz del sol y el calor actuando así en favor de la climatización de la casa.

Pinturas sostenibles y naturales

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un color adecuado para la vivienda es la composición de la pintura. A día de hoy, en el mercado existen diversas opciones que ofrecen productos más sostenibles ya que utilizan materiales más naturales como bases de aceites vegetales, resinas naturales, cítricos o silicatos, fundamentales para la fabricación de pinturas ecológicas y pinturas naturales.

Este tipo de pinturas no contienen disolventes orgánicos tóxicos ni están hechos a base de hidrocarburos ni metales pesados y suelen tener unas propiedades comunes. Así, los colores ecoeficientes se pueden conseguir a base de pinturas naturales o ecológicas que se producen de manera más sostenible, recurre a envases más eficaces, no es perjudicial para la salud a la hora de pintar, es transpirable y dejan respirar a los muros.

No obstante, también hay que tener en cuenta que debido al modelo de producción más sostenible de este tipo de pinturas, los pigmentos naturales suelen ser algo más caras que los botes habituales.

Ecologismo, una tendencia al alza

Todas estas tendencias y opciones son una rama más del ecologismo que cada vez tiene una mayor presencia y relevancia en la sociedad. Poco a poco, la población ha adquirido un mayor compromiso medioambiental en favor de la sostenibilidad que ha impregnado todos los ámbitos de la sociedad. También la decoración y reforma de las viviendas.

Dentro de este movimiento, la decoración sostenible es una tendencia al alza que se caracteriza por utilizar materiales y materias primas respetuosas con el medio ambiente, el fomento del reciclaje y la reutilización, y por dejar un menor rastro de contaminación en las actividades que se realizan.

Así, a la hora de pintar una vivienda, entran en juego diferentes factores como la personalidad de los habitantes del hogar, el ambiente que se desee crear o la amplitud del espacio. Pero podemos conseguir que toda esa decisión se realice con colores ecoeficientes y más naturales.

Sea cual sea tu elección, lo más adecuado es que pintar la casa acorde a tus gustos, necesidades y objetivos. Siempre con un respeto por el medio ambiente, recurriendo para ello a las múltiples oportunidades que nos ofrece la decoración ecológica. Con ello, tendrás un hogar con su propia personalidad, según tus diseños, y en consonancia con el medio ambiente y la sostenibilidad.