Secciones

Previsión Última hora de la DANA: ponemos fecha al fin de las tormentas

La previsión apunta a 48 horas más con posibilidad de chaparrones

El cambio radical de tiempo se ha hecho más que evidente con el arranque del mes de septiembre 2021, debido a la influencia de una DANA (Depresión Aislada en Altura) o popularmente conocida como «gota fría» sobre España. Este episodio ha dejado lluvias de forma generalizada que en algunos casos han sido muy fuertes y han causado inundaciones con graves daños. Se trata de un episodio muy extremo gracias a que han coincidido varios factores clave para la formación de tormentas organizadas.

Los últimos coletazos de la DANA: todavía lloverá

El jueves seguirá la inestabilidad en muchas zonas, con precipitaciones y tormentas, pero menos intensas que en la jornada del miércoles y tendiendo a remitir al final del día sobre todo en la zona nordeste: son probables las tormentas con precipitaciones fuertes o muy fuertes en el norte de Mallorca y en Menorca, así como en el este de Cataluña. Todas estas zonas cuentan con avisos de nivel naranja. De nuevo por la tarde habrá muchos núcleos tormentosos en el tercio este y sobre todo en la mitad norte de la península: La Rioja, Castilla y León y Aragón, principalmente.

El viernes ya únicamente habrá avisos por lluvias y tormentas en el Pirineo y el extremo oriental del sistema Ibérico. Será una jornada mucho más tranquila, en la que ya solo queden restos de inestabilidad y aunque se puedan dar algunos chaparrones no se espera que sean tan intensos ni tan persistentes. Se dará por terminado el episodio de fuertes lluvias y las temperaturas tenderán a recuperarse, con más ratos de sol.

Borrasca ‘aparcada’ el fin de semana

Todo apunta a que el fin de semana la situación meteorológica será de estabilidad. Apenas se esperan precipitaciones aunque todavía serán probables los chubascos residuales en Cataluña, Mallorca y el interior de Castellón y Valencia.

Las lluvias cesarán durante el fin de semana en España y se formará una borrasca con aire frío en altura sobre el Atlántico. El pronóstico apunta a que se quedara «aparcada» al oeste de la península durante el fin de semana, por lo que no se esperan lluvias asociadas a esta perturbación. De momento parece que la próxima semana tampoco estaría dejando lluvias, aunque sí un aumento de la presencia de nubes en el cielo.

La única consecuencia que provocaría la borrasca en esta posición sería la entrada de aire cálido procedente del sur causando un posible ascenso térmico, aunque de momento no está previsto que las temperaturas se recuperen a los valores previos al episodio de DANA.