Secciones

¿Sabías que...? Curiosidades de la luna llena de diciembre 2018, la última del año

La luna llena de diciembre 2018 también es conocida como luna fría y tendrá lugar en la jornada del 22 de diciembre

El 22 de diciembre, un día después de la llegada del solsticio de invierno, tendrá lugar la luna llena de diciembre 2018. Será la primera luna llena del invierno y tendrá lugar apenas unos días antes del comienzo de las celebraciones de Navidad.

En la jornada del 22 de diciembre, nuestro satélite entrará en fase de luna llena a las 18:49 (horario peninsular). En esa jornada, el firmamento recibirá la visita de Marte en las horas posteriores al atardecer. Poco antes del amanecer, del mismo modo, podremos ver a Venus y Júpiter. En la jornada del 21 de diciembre, no solo daremos la bienvenida al solsticio de invierno. También podremos ver a Júpiter y Mercurio en el cielo antes del amanecer.

Sin embargo, será un fenómeno difícil de observar porque ambos se encontrarán muy cerca del horizonte. Como siempre, estas jornadas son las peores para la observación de objetos profundos del espacio. Las nebulosas, planetas más distantes e incluso los meteoros más tenues son difíciles de ver. En una noche de luna llena, nuestro satélite proyecta sombras sobre la superficie de la Tierra. Se puede llegar, incluso, a leer bajo la luz que refleja.

Esto implica, también, que las fotografías que queramos hacer de nuestro satélite no sean las mejores. En la fase de luna llena, los rayos de luz del Sol llegan a la superficie en perpendicular. Es el momento en el que las sombras son más pequeñas. Por lo que es preferible esperar a la fase de cuarto creciente o menguante para fotografiarla. Con los rayos llegando en ángulo, las sombras proyectadas son más largas y fáciles de observar.

Las Úrsidas se verán muy desfavorecidas

En estas fechas, también tiene lugar el pico de actividad de una lluvia menor, mucho menos activa que las Gemínidas, que tienen lugar a mediados de diciembre. Se trata de las Úrsidas. Es una lluvia de estrellas que tiene su radiante en la constelación de la osa menor. Es decir, los meteoros parecen proceder de ese punto del firmamento. En condiciones ideales, las Úrsidas no suelen dejarnos más de 10 o 12 meteoros por hora. Esta vez no será ni mucho menos ideal.

Una Gemínida en el cielo.
Crédito: Ranbo55/skyandtelescope.com

La luz de la luna llena va a hacer que las Úrsidas más tenues queden completamente ocultas bajo el brillo de nuestro satélite. Aun así, será posible observar estrellas fugaces si el cielo es lo suficientemente oscuro. Las mejores horas de observación serán a partir de la medianoche, con la constelación en lo alto del firmamento. En cualquier caso, aunque por sí mismas no serán un gran espectáculo, pueden ser un complemento perfecto para una noche de observación.

En estas fechas, también tiene lugar el pico de actividad de la lluvia de estrellas Úrsidas

Eso, sumado a las diferentes constelaciones y los objetos que puedas observar con ayuda de prismáticos astronómicos, o telescopio, garantizan que no falten cosas que observar en el firmamento. En cualquier caso, como siempre, un factor importante será la previsión meteorológica. Es posible que la inestabilidad propia de estas fechas haga acto de presencia o que, por el contrario, dispongamos de cielos completamente despejados.

La luna fría

Tradicionalmente, en las culturas amerindias, la luna llena de diciembre era conocida como la luna fría. El nombre hace referencia, por supuesto, a la llegada del frío y los rigores del invierno. También es conocida como la Luna de las Largas Noches, haciendo referencia a la llegada de las largas noches propias del invierno. Así como la Luna antes de Yule, en referencia a una celebración nórdica que tiene lugar en las fechas del solsticio de diciembre. En España, también es conocida como la luna del roble.

La luna llena de diciembre es conocida como la Luna de las Largas Noches, haciendo referencia a la llegada de las largas noches propias del invierno.

La luna fría.
Crédito: Max Pixel

Pero, mientras en el hemisferio norte nos preparamos para la llegada del invierno, en el hemisferio sur sucede todo lo contrario. Por eso, los maoríes de Nueva Zelanda la conocen como Hakihea. Un término que significa «los pájaros ya están en sus nidos» y que se aplica también a la luna de noviembre. En el calendario chino, es popularmente conocida como Dongyue, que significa mes de invierno, y marca el mes del solsticio de invierno.

En cualquier caso, estés donde estés, será una jornada espectacular para observar la Luna. En España, además, la luna llena tendrá lugar el día del tradicional sorteo de Navidad, algo que se puede considerar como uno de los primeros eventos típicos de estas festividades.

VÍDEO: ¿CÓMO NOS AFECTA LA LUNA A LOS HUMANOS?