Secciones

Actualidad ¿Cuánto tardan en degradarse estos materiales en el mar?

Una botella de plástico o un pañal que termina en el mar puede tardar en descomponerse hasta 500 años

Se estima que más de 5 billones de piezas de plástico han terminado en el mar. O lo que es lo mismo 250.000 toneladas de plástico acumulada en los fondos, la superficie y la costa. Es la basura marina. Un enorme vertedero de residuos sin control que pone en riesgo nuestro agua, nuestras especies y también nuestra salud.

Son datos del estudio «Contaminación plástica en los océanos del mundo», que pone de manifiesto, además, la permanencia que tiene este tipo de residuos plásticos en nuestro ecosistema. Algunos tardarán en descomponerse hasta 500 años. Para entonces, muchos habrán sido ya ingeridos por algún animal o habrán destruido buena parte de la biodiversidad marina.

Hilo de pescar, botellas de plástico y pañales tardan en torno a 500 años en biodegradarse en el mar

Según un informe de Greenpeace, el 80% de los plásticos que terminan en el océano provienen de la tierra. Cada día, por ejemplo se ‘abandonan’ 30 millones de latas y botellas en España. ¿Y cómo terminan en el mar? Esta misma organización indica en este sentido que el 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos termina en vertederos sin ser reciclados.

Y una vez en el mar, ¿cuánto tardan en descomponerse?

Las cifras realmente son alarmantes, ya que por ejemplo el tiempo que tardaría en eliminarse por completo un hilo de pescar en el agua es el mismo que hace desde que Colón descubrió América: 600 años.

Entre los residuos habituales que se encuentran en el mar están las botellas de plástico, que tardan en descomponerse hasta 500 años; o los cubiertos de plástico, que no desaparecerán hasta pasar 400 años. Una bolsa de plástico tarda en torno a 55 años y una simple colilla, deshecho habitual en el agua, seguirá teniendo rastro hasta los 5 años.

El tiempo de degradación del plástico depende del tipo y de las condiciones medioambientales a las que se expone, ya sea por la luz solar, el oxígeno o agentes mecánicos. Cuanta más radiación UV y oleaje el proceso de biodegradación será mayor. En cualquier caso, este proceso es mucho más lento en el agua que en tierra.

¿Qué consecuencias tiene?

Los océanos funcionan también como pulmones del planeta. Generan buena parte del oxígeno que respiran los seres humanos. Sin embargo, la FAO ya indica que para el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Y hay que tener en cuenta que lo que vemos en el mar sólo es un 15% de toda la basura marina que se almacena en el mar. La ONU Medio Ambiente ya ha advertido de que el 70% del total se acumula en el fondo marino. No es visible a los ojos del hombre, pero sí a los de la flora y fauna que vive allí.

Las consecuencias son ya notables: las especies marinas los ingieren o enredan con ellos, se asfixian o estrangulan. Cuando son ingeridos, entran en la cadena alimentaria, pudiendo terminar en nuestro plato. De hecho, se han encontrado ya restos de microplásticos en las heces humanas.

VÍDEO: ¿TENDREMOS MÁS PLÁSTICO QUE PECES EN EL MAR?