Secciones

Cambio Climático ¿Cuánto nos cuesta no actuar contra el cambio climático?

Un nuevo informe señala que no afrontar el cambio climático tendrá unos costes muy importantes e incrementará los conflictos sociales

En las próximas décadas, la producción agrícola caerá un 30% por el cambio climático, aumentará de forma notable el nivel del mar y se multiplicarán los eventos climáticos extremos, como huracanes, incendios, sequías e inundaciones, si no se toman las medidas oportunas.

Estas son algunas de las conclusiones del último informe de la Comisión Mundial sobre Adaptación al Cambio Climático, en el que urgen a los gobiernos y empresas a adoptar “medidas urgentes para innovar y avanzar en soluciones de adaptación climática” antes de que el coste de no actuar sea inabarcable.

Según los autores del estudio, el calentamiento global es un problema internacional que solo se puede resolver con cooperación y colaboración, a través de las fronteras y en todo el mundo.

coste cambio climatico

“Cada vez es más claro que en muchas partes del mundo, nuestro clima ya ha cambiado y tenemos que adaptarnos a él. La mitigación y la adaptación van de la mano como dos componentes básicos igualmente importantes del Acuerdo de París sobre el cambio climático», ha señalado Ban Ki-moon, exsecretario general de las Naciones Unidas y presidente de la Comisión Global de Adaptación.

La adaptación no solo es lo correcto, sino también lo inteligente para impulsar el crecimiento económico y crear un mundo resistente al clima”, ha añadido.

Consecuencias del cambio climático

Entre los grandes riesgos, si no se actúa rápido y de forma decidida, el informe concluye que el número de personas que pueden tener escasez de agua aumentará a más de 5.000 millones de ciudadanos en 2050, el nivel del mar obligará a cientos de millones de personas en las ciudades costeras a abandonar sus hogares y provocará la caída en la pobreza de millones de personas en países en vías de desarrollo.

“Los costes del cambio climático para las personas y la economía son claros. El coste de la vida humana es irrefutable. La pregunta es cómo responderá el mundo: ¿Retrasaremos y pagaremos más o planificaremos con anticipación y prosperamos?”, se cuestionan los autores del estudio.

La inversión, la solución al cambio al cambio climático

Además, otra de las conclusiones de este informe, elaborado por más de un centenar de expertos de todos los continentes, señala que afrontar los costes para adoptar soluciones supondría grandes beneficios y evitaría enormes problemas.

“La gente en todas partes está experimentando los devastadores impactos del cambio climático. Los más afectados son los millones de pequeños agricultores y sus familias en los países en desarrollo, que luchan contra la pobreza y el hambre debido a los bajos rendimientos de los cultivos causados ​​por los cambios extremos de temperatura y lluvia», ha indicado Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates y copresidente de la Comisión Global de Adaptación.

La producción agrícola caerá un 30% por el cambio climático en sólo 30 años

«Con un mayor apoyo a la innovación, podemos desbloquear nuevas oportunidades y estimular el cambio en todo el ecosistema global”, ha añadido.

En concreto, según las estimaciones de los expertos, realizar una inversión 1,8 trillones de dólares a nivel mundial en la década de 2020 a 2030 podría generar unos beneficios netos de 7.1 trillones de dólares.

Un montante que debería ir destinado a cinco áreas concretas como son los sistemas de alerta temprana, las infraestructuras resistente al clima, la innovación y mejora de la agricultura, especialmente en tierras secas, la protección de manglares y la inversiones para conseguir que los recursos hídricos sean más resistentes.

Control e infraestructuras

Por ejemplo, la puesta en marcha de medidas, infraestructuras o sistemas para reducir los riesgos de inundación en las zonas urbanas elimina prácticamente los elevados costes causados por estos eventos extremos, aumenta la seguridad y hace que las inversiones sean más rentables.

Unas soluciones que ya se han llevado a cabo en puntos concretos de grandes ciudades como el área de Canary Wharf, en Londres para controlar el nivel del Támesis y controlar la subida repentina del agua.

“La adaptación es un problema urgente que necesita el apoyo de los gobiernos y las empresas para garantizar que las personas más expuestas tengan la oportunidad de prosperar”, ha subrayado Gates.

Por parte, el CEO del Banco Mundial, otra de las entidades que ha participado en la elaboración de este informe, ha asegurado que el cambio climático amenaza los hogares, las vidas y los medios de vida en todas partes, pero son los más pobres los que a menudo son los más afectados porque carecen de los recursos para hacer frente.

“Sin una acción urgente para responder a los estragos del cambio climático, millones de personas más podrían verse sumidas en la pobreza. La evidencia muestra que los edificios resistentes, la infraestructura y los servicios públicos son buenos para las comunidades, las empresas y el crecimiento sostenido de toda la economía”, ha detallado Axel van Trotsenburg.