Secciones

Actualidad ¿Cuánto durarán las reservas de agua tras las lluvias?

Las lluvias durante los primeros meses del año han recuperado las reservas pero aún existen zonas en riesgo de sequía de cara al verano

Las precipitaciones de los últimos meses han recuperado las reservas de agua tras la alarmante situación de finales del año pasado.  El húmedo y lluvioso invierno 2018 ha permitido mejorar el estado de los embalses para el consumo de agua hasta el 70,24 %, unos doce puntos por encima de los niveles del año pasado y a solo uno de la media de los últimos 10 años.

A pesar del agua caída, aún hay cuencas hidrográfica que se encuentran por debajo de los niveles de la temporada pasada tras la finalización de la época de lluvias como son las regiones del Júcar, el Segura y la cuenca de Cataluña Interna con unos niveles entre 5 y 10 puntos por debajo de los niveles registrados el año pasado.  Una situación que puede obligar a tomar medidas de cara a una posible falta de recursos hídricos, especialmente en zonas como el sureste peninsular.

Si con los niveles del año pasado, “muy seco” en todo el país y el octavo año con menos precipitaciones desde 1981, según indica la encuesta sobre superficies y rendimientos ESYRCE del Ministerio de Agricultura, las reservas fueron muy ajustadas, la duración de las mismas de cara a al verano de 2018, la época de mayor gasto, dependerá en gran medida del aumento del consumo, eficiencia del gasto y las precipitaciones que puedan caer en los próximos meses.

Hay que recordar que es en verano cuando mayor consumo de agua se produce

“En España el consumo de agua está creciendo y se estima que desde ahora hasta el  2021 crecerá un 3,1% acumulado”, detalla Gonzalo Delacámara, coordinador del Departamento de Análisis Económico de la Fundación IMDEA Agua y profesor de Teoría Económica en la Universidad de Alcalá.

Consumo de agua por sectores económicos

La incipiente recuperación económica, con tasas de crecimiento del entre el 2 y el 3% del PIB, lleva consigo un aumento también del consumo de agua en todos los sectores de la sociedad. Así, el sector de la agricultura en España, que consume el 80% del agua dulce total, aumentó su superficie de regadío en un 2% durante el 2017 según la encuesta sobre superficies y rendimientos ESYRCE del Ministerio de Agricultura.

En esta línea, hay que destacar que las cifras récord con las que se cerró el 2017, con más de 82 millones de turistas, también influye en el volumen de las reserva por factores concretos. Por un lado, la fortaleza del sector turístico en España reside en la zona de costa mediterránea y sur peninsular, dos de las regiones con menores índices de precipitaciones y más déficit hídrico.

Por otro, el consumo medio de cada turista es de entre superior 400 litros por día según un Informe de la Organización Mundial del Turismo, mientras que el consumo medio de agua de los hogares es de 132 litros por habitante y día tal y como refleja la última encuesta sobre el Suministro y Saneamiento del Agua del INE.

Actualmente en España se dispone de una cantidad de agua dulce para regar y de uso doméstico de 50000 hectómetros cúbicos y agua dulce urbana de 7000 hectómetros cúbicos. Unas reservas totales a las que hay que prestar especial atención debido a su escasez.

“Es responsabilidad de los humanos almacenar el agua dulce y usarla adecuadamente”,detallaba recientemente Antonio Ruiz de Elvira, catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares y experto en cambio climático.

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Si la zona del Mediterráneo usase el agua que se llevan del Tajo para fines únicamente de consumo, se podría entender, pero lo que más le revienta a uno es que lo usen para regar campos de golf y para otros menesteres, mientras sus embalses contrariamente a lo que se cuenta, están mucho más llenos que los de la cuenca del Júcar o del alto Tajo (solo hay que mirar los embalses de Entrepeñas y Buendía, que están en los lodos). Los embalses de la zona del Mediterraneo apenas se emplean ya que toda el agua que se coge del trasvase del Tajo y si empleasen y pusiesen en marcha las muchas desaladoras que tienen ahí paradas, no tendrían ni mucho menos el déficit que dicen tener. Dicen que no las ponen en marcha porque el coste del agua para ellos aumentaría considerablemente. Claro, es mejor dejar a los habitantes de Castilla-La Mancha sin agua para que seamos nosotros los que tengamos que pagar las consecuencias de realizar más sondeos en busca del tan preciado elemento por culpa de que nos dejan sin agua por orden de los poderes fácticos.

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • […] Los ingenieros industriales han jugado un papel muy importante en el desarrollo de soluciones tecnológicas que han permitido implantar las tecnologías de la Industria 4.0 en los modelos de gestión, para que el ciclo del agua sea más eficiente y pueda afrontar realidades como que, por ejemplo, en España el consumo de agua aumentará un 3,1% hasta 2021. […]

    Responder