Secciones

Actualidad ¿Cuánto CO2 emites para ir al trabajo?

Calcula tu contribución a la huella de carbono con esta fórmula que te permitirá saber lo que contaminas por ir al trabajo en coche

coche antiguo tubo de escape

¿Conoces qué es la huella de carbono? Es el nombre simbólico que se le ha dado a las emisiones que, de una forma directa o indirecta, cada uno de nosotros aportamos al medio ambiente con las diferentes actividades que generan gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Coger el coche, encender la calefacción, hacer un viaje en avión o, incluso, ver la televisión contribuye a esa huella de carbono que poco a poco todos nosotros vamos construyendo. Actividades cotidianas que, por el contrario, son elementos clave en el cambio climático.

Sin duda, si tuviéramos que dividir esa huela en porciones, probablemente la mayor de ellas corresponde a las emisiones provocadas por el tráfico rodado. Un sector dominado, de momento, por los combustibles fósiles como energía principal.

Hay que tener en cuenta que los principales gases que provocan el conocido como efecto invernadero son el dióxido de carbono (CO2), el gas metano (CH4) y los óxidos nitrosos (NO2), siendo estos dos últimos los gases generados principalmente por el sector automovilístico.

Estos gases son inodoros e incoloros, por lo que -a pesar de que su concentración está generando la conocida ‘boina gris’ de forma cada vez más habitual en muchas ciudades- todavía a veces nos es complicado ser conscientes de su existencia.

¿Por dónde podemos entonces empezar? La información es poder y, por consiguiente, saber en primer lugar cuánto contamina tu coche te servirá para tomar conciencia al menos de tu aportación diaria a la contaminación cuando vas por ejemplo en coche al trabajo.

Calcula cuánto CO2 emites cuando vas al trabajo en coche

Aquí te dejamos algunos consejos para que conozcas todo lo que sale de tu tubo de escape y midas así la conocida ‘huella de carbono’ que generas tan sólo con tu vehículo.

Para calcular la cantidad de CO2 emitida por un coche, primero hay que tener en cuenta el tipo de combustible que utiliza, ya que según este factor las emisiones variarán.

  • En un coche diésel, por cada litro de gasóleo que se consuma a los 100 km, se emiten del orden de unos 26,1 g/km de CO2.
  • En un coche de gasolina, por cada litro de gasolina que se consuma a los 100 km, se emiten del orden de unos 23 g/km de CO2.
  • En un coche a GLP, por cada litro de gas licuado del petróleo que se consume a los 100 km, se emiten unos 16,2 g/km de CO2.

El siguiente paso es insertar la cantidad de kilómetros que recorres al día para llegar a tu trabajo. Después, se rellenará automáticamente la cantidad de CO2 emitida en función de los diferentes tipos de combustibles mencionados. Puedes descargarte la calculadora ( En “Archivo”-> descargar como)

Por ejemplo, para un coche gasolina que consuma 7 litros cada 100 kilómetros, en un trayecto diario de 40 kilómetros para ir al trabajo se emitirán cada día nada menos que 6,4 kilogramos de CO2.

Y el coche eléctrico: ¿contamina igual?

Después de tomar conciencia sobre cuánto CO2 generas yendo al trabajo en coche, el segundo paso es empezar a poner en marcha medidas en consecuencia.

Existen, sin duda, multitud de opciones para disminuir la contribución de emisiones de CO2 que haces con tu coche a la atmósfera. El transporte público y la bicicleta son algunas de las vías alternativas más “eco-sostenibles”. Pero también puedes moverte en vehículos alternativos que te ayudarán a sortear la huella de carbono. Es lo que conocemos como movilidad eléctrica.

coche electrico renault zoe

Los coches eléctricos es un medio de transporte más sostenible que, por no contar con el petróleo como combustible, evita la emisión de los principales gases contaminantes, partículas sólidas y óxidos de nitrógeno.

Disponen de un motor eléctrico que utiliza como fuente de energía la electricidad concentrada en su batería. En este sentido, son vehículos 100% eléctricos, cero emisiones en la conducción, y que tampoco generan ruidos ni olores, disminuyendo así la huella ambiental que dejan.

Además, tienen ventajas sobre el resto de coches con motores tradicionales cuando se activan los protocolos anticontaminación de algunas ciudades -como Madrid-, ya que pueden circular cuando éstos se ponen en marcha en episodios de alta polución.

  • Ninguno…soy de transporte público, a pesar de tener coche.

    Responder
  • ¿Como producimos energía eléctrica en España?
    ¿Que hacemos con las baterías de los “eco-coches” tras 2 años de uso?
    ¿Como y donde obtenemos litio para esas baterías?
    Si calculamos la huella ambiental es muy parecida a los vehículos actuales.

    Responder