Secciones

Consejos ¿Cuánto calor aguanta un perro o un gato?

El calor intenso afecta de manera especial a las mascotas por sus dificultades para regular la temperatura corporal

VÍDEO: RESCATE DE UN COCHE ENCERRADO EN UN COCHE EN PLENO VERANO

Los perros y los gatos que conviven en nuestros hogares también padecen las agobiantes consecuencias de las altas temperaturas propias del verano en España, especialmente porque estas mascotas tienen más dificultades que las personas para regular su temperatura de manera natural.

Desde la Organización Veterinaria Colegial recalcan a Eltiempo.es que la posibilidad de traspirar por toda la superficie corporal, como tienen las personas, es muy eficaz para perder calor, una característica de las que los perros y gatos no tienen tanta capacidad.

Nunca hay que dejar a un animal en el coche en verano, aunque sea pocos minutos

“Estos animales tienen más dificultad para disipar y luchar contra las altas temperaturas, ya que disponen de pocas glándulas sudoríparas, situadas principalmente entre las almohadillas plantares de manos y pies, por lo que deben perder calor a través de la respiración y el jadeo fundamentalmente”, destaca, Luis Alberto Calvo, presidente de la Organización Veterinaria Forestal.

Además, debido a las altas temperaturas, en verano es relativamente frecuente atender casos de golpe de calor en perros en clínicas veterinarias. “Estos casos son siempre una Urgencia y requiere tratamiento lo más inmediato posible para evitar las consecuencias, que son graves”, advierte este experto.

Consejos para mascotas ante el calor

Para reducir las posibilidades de que las mascotas sufran los efectos de calor, se debe evitar el calor intenso y ofrecer agua fresca a libre disposición en verano.

“Es recomendable que los perros y los gatos dispongan de agua fresca continuamente a lo largo de todo el día y evitar las horas de máximo calor para pasear y/o hacer ejercicio, que dificulta aún más la pérdida de calor”, apuntan desde esta entidad.

La Organización Veterinaria Colegial apunta que para viajar en coche con mascotas, conviene disponer de aire acondicionado.

Por ejemplo, en el caso de los perros también es adecuado no tapar las almohadillas, ya que transpiran por esa zona y se dificultará la transpiración. Del mismo modo, en la zona de la cara, que no tengan pigmentación, se deben extremar las precauciones para que no sufran quemaduras solares.

Por otro lado, en verano se incrementan el número de horas que las mascotas pasan en el coche, por lo que también se deben adoptar una serie de precauciones. En este sentido, desde la Organización Veterinaria Colegial apuntan que para viajar en coche, conviene disponer de aire acondicionado.

Tratamiento de los síntomas

“Si no es posible, tener una ventilación adecuada y parar cada cierto tiempo para ofrecerles a las mascotas bebida fresca y una zona de sombra. Asimismo, nunca hay que dejar a un animal en el coche en verano, aunque sea pocos minutos, porque puede producirles un golpe de calor”, subrayan estos expertos.

Así, si un perro o un gato, presenta elevada temperatura, mucosas muy congestivas, de tonos rojizos, con un jadeo excesivo, debilidad, vómitos, inconsciencia e incluso convulsiones, se debe acudir de forma urgente a centro veterinario.

“Si fuera posible, hemos de mojarles todo el cuerpo con agua que no esté fría y masajearles la superficie corporal y aplicar aire con un ventilador o un abanico. En el caso de que el animal esté consciente, hay que ofrecerle agua fresca”, recomienda el presidente.