Secciones

Actualidad ¿Cuál es la diferencia entre un huracán y un ciclón extratropical?

Te contamos por qué no son iguales y sus posibles impactos tampoco son los mismos

Seguro que más de una vez has escuchado que los restos de un huracán afectarían a España. ¿Qué quiere decir «restos» en este caso?

Huracán Florence sobre el Atlántico visto desde la Estación Espacial Internacional (ISS) en septiembre de 2018. Fuente: NASA

Los huracanes se forman en latitudes tropicales del Atlántico, al norte del ecuador y, aunque la mayoría viaja hacia el noroeste, dirigiéndose hacia las islas caribeñas o Norteamérica, algunos toman rumbo a Europa.

En su viaje desde el sur hacia nuestras latitudes estos sistemas que necesitan de aguas cálidas para su desarrollo, se encuentran con un océano más frío y por tanto tienden a debilitarse y a perder sus propiedades tropicales. Este proceso se llama extratropicalización: los huracanes o tormentas tropicales (dependiendo de la fuerza de sus vientos) pasan a ser ciclones post-tropicales.

Los sistemas tropicales tienen un núcleo cálido, por el contrario, el núcleo de los extratropicales es frío.

Cuando pasan a ser ciclones post-tropicales es cuando se les considera «restos», ya que han perdido todas sus propiedades tropicales y están dentro de la categoría de ciclones extratropicales.

Las borrascas que tenemos en España normalmente durante los meses de invierno también son ciclones extratropicales y tienen asociados sistemas frontales o nubosos que son los que provocan precipitaciones.

¿Siguen siendo igual de peligrosos?

Los huracanes son los que tienen mayor viento asociado, con vientos sostenidos superiores a los 120 km/h, las tormentas tropicales tienen vientos más flojos. Los ciclones post-tropicales suelen ser menos peligrosos, pero en ocasiones el proceso de extratropicalización es intenso y el impacto de un sistema de estos puede provocar daños, con fuertes rachas de viento.

Los «otros» ciclones tropicales

Huracanes es como llamamos a los ciclones tropicales que se producen en el Atlántico norte o en el Pacífico oriental. Sin embargo, en el Pacífico noroccidental se les llama tifones y en el Índico y en el Pacífico suroeste se les denomina con un genérico ciclones tropicales, siendo exactamente el mismo fenómeno.

Ciclones subtropicales: caso intermedio

Hay que considerar otro tipo de ciclones, que son una mezcla entre los tropicales y los extratropicales, son los llamados subtropicales. Se forman en una latitud intermedia y reúnen características de ambos tipos: aunque tienen parte del núcleo cálido y no tienen frentes, como los tropicales, su fortalecimiento se debe al propio sistema atmosférico, no dependiendo tanto de la temperatura del mar, al igual que los extraropicales.

El tamaño sí importa

No hay que confundir con ninguno de estos «gigantes del cielo» con los tornados, que son sistemas de menor escala. Mientras que el radio de un ciclón tropical es de cientos de kilómetros, el tornado o la tromba marina gira alrededor de apenas unos metros, aunque sus vientos sean también muy destructivos, su origen es totalmente distinto.