Secciones

Cambio Climático, Sostenibilidad Cosmética sólida y natural: la vuelta a la pastilla por el medio ambiente

La presentación de productos de higiene y cosmética en formato sólido es una tendencia al alza en el mercado

Cada vez es más frecuente en el supermercado y en tiendas especializadas productos de cosmética sólida, en formato pastilla, como jabones, geles, champús e incluso pasta de dientes.

Una tendencia al alza en los últimos años aupada por el incremento del compromiso medioambiental de muchas personas y enmarcada en la reducción del uso de envases plásticos que cada día reclaman más ciudadanos. 

cosmetica-solida-higiene-pastilla

Entre las múltiples ventajas que ofrecen este tipo de productos, que lo más común es que sean de origen natural, es que apenas generan residuos, por lo que son una opción muy eficaz para contribuir a reducir o erradicar totalmente los envases de un solo, una gran fuente de contaminación por plásticos.

Cabe recordar que al año en España generamos más de 130 millones de toneladas de desperdicios de todo tipo: minerales, metálicos, plásticos, químicos… Siendo el plástico uno de los mayores problemas medioambientales para el planeta en este momento.

La vuelta a la ‘pastilla’ inaugura un horizonte esperanzador en este nuevo mercado marcado por la sostenibilidad. Este tipo de productos suelen contar con envases de cartón, papel, cristal o aluminio, unos materiales totalmente reciclables e incluso reutilizables por los usuarios. 

En España generamos más de 130 millones de toneladas de desperdicios de todo tipo: minerales, metálicos, plásticos, químicos

“Los cosméticos orgánicos sólidos generalmente garantizan una composición más simple y una cantidad limitada de ingredientes. Contienen poco o nada de agua y están mucho más concentrados en ingredientes activos. Esta composición permite prescindir de conservantes por lo que los cosméticos sólidos también son rentables ya que duran más en promedio que sus versiones líquidas”, apuntan desde Nat Expo, la Feria internacional de productos orgánicos, que se celebró el pasado mes de septiembre en París. 

Las grandes marcas ya apuestan por los cosméticos sólidos

Tal es el peso de esta tendencia que grandes cadenas de supermercados, como Mercadona, están incluyendo en sus lineales una gama cada vez más amplia de productos en formato pastilla, más allá del típico jabón de lagarto.

De hecho, en los pasillos de este establecimiento se pueden localizar acondicionadores, champús sólido, jabones de ingredientes como la lavanda e incluso desodorantes de distintos tipos y marcas propias y externas con distintas fragancias, tipos y composiciones, la gran mayoría de ellos de origen natural o con productos naturales. 

Del mismo modo, otras compañías especializadas en el sector de la higiene personal, también se han decantado por esta tendencia. Uno de los ejemplos es Garnier, una multinacional francesa especializada en productos de cosmética y cuidado del cabello.

En concreto, esta empresa ha desarrollado varios champús en formato pastilla para distintos tipos de cabello, con ingredientes de origen vegetal y de producción ecológica, como el aloe vera o las almendras, que se caracterizan por no usar ningún tipo de plástico en su envase. 

Fuente: Garnier

La vuelta a la pastilla: tendencia al alza

No obstante, hay que recordar que el consumo de productos como es la cosmética sólida o las pastillas para la higiene personal de jabón o pasta de dientes, viene siendo cada vez más habitual. Especialmente desde hace años, las pequeñas tiendas ecológicas, que abogan por el comercio local y los productos de cercanía y la reducción de los envases de un solo uso, revitalizaran este tipo de productos.

Marcas como Lush, por ejemplo, lleva años ofreciendo estas alternativas de cosmética más sostenible.

Esta marca recuerda que un 35% de sus productos se venden ya desnudos como los champús sólidos, barritas de masaje, jabones, etc…

En cualquier caso, al abrigo de esta tendencia del siglo XXI y de la cada vez mayor conciencia social sobre el problema del plástico en nuestro entorno, se han ido sumando pequeñas empresas, medianas e incluso grandes compañías especializadas en los productos sólidos de higiene personal y cosmética. 

VÍDEO RELACIONADO: ASÍ ES LA PRIMERA TIENDA EN MADRID LIBRE DE PLÁSTICO