Secciones

Cambio Climático Coronavirus: ¿que pasará con la contaminación cuando lo superemos?

Tras una drástica reducción durante la pandemia, todo apunta a que volveremos a niveles más elevados

VÍDEO: ¿QUÉ PASARÁ CON LA CALIDAD DEL AIRE CUANDO ACABE LA PANDEMIA?

El coronavirus no solo ha cambiado la forma de vida de millones, también ha abierto los ojos de muchos que ven como la ralentización del mundo ha generado cambios importantes en algunos aspectos relacionados con el medio ambiente.

En escasamente dos semanas, hemos visto como los niveles de ciertos contaminantes, entre ellos, los conocidos gases de efecto invernadero, han disminuido.

La reducción ha sido especialmente drástica en zonas muy pobladas e industriales. En China, Estados Unidos, o Europa por ejemplo, el coronavirus ha conseguido limpiar aire, agua tierra.

Ahora, la pregunta que se hacen ahora los expertos es: ¿que repercusión tendrá ese recorte de contaminación en el clima terrestre? y ¿que pasará cuando esta pandemia sea ya historia?

Madrid ha sido una de las ciudades del mundo más afectadas por el coronavirus. El escaso tráfico ha ayudado a reducir algunos de los principales contaminantes que durante los meses de invierno se acumulan con mayor frecuencia en el aire.

Hemos aprendido una gran lección

Los cambios que podamos percibir en el clima, si se producen, aún tardarán meses en llegar. Los expertos en temas de contaminación atmosférica no ponen fechas exactas a posibles cambios, pero si coinciden en que la reducción de contaminantes atmosféricos que estamos viendo en muchas zonas del planeta solo es temporal.

Lógicamente cuando el mundo se ponga en marcha después de erradicar esta dramática pandemia, las fábricas volverán a contaminar igual o más, viajaremos todo lo que no hemos viajado o más y el tráfico podría hasta ser más intenso que el de hace unas semanas. 

La reducción de contaminantes en muchas zonas del planeta solo es temporal. Volveremos a contaminar a un ritmo seguramente mayor después del coronavirus

También coinciden en que esta pandemia debería servir para abrir los ojos del mundo, para que vean que mejorar la calidad del aire y reducir el impacto de los conocidos gases efecto invernadero es más que posible.

No se trata de estancar la economía global para conseguirlo, pero si de que a la vuelta del coronavirus nos planteemos, visto lo visto, un modelo económico que empiece a ser más sostenible, más limpio.

Emisiones de dióxido de nitrógeno antes y después del estado de alerta a causa del coronavirus. En las grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia, la reducción es notable. Datos: Sentinel-5P (Copernicus – ESA) / Elena Sanchez-Garcia UPV-CTF

Esta pandemia de momento ha salvado muchas más vidas de las que se ha cobrado. Esta el ejemplo de China, que es extrapolable a muchos otros países desarrolados del mundo en mayor o menor medida.

Frente al más de un millón de habitantes que pierden cada año la vida por temas relacionados con la contaminación, algo más de tres mil la han perdido estos últimos 4 meses en el país asiático por el coronavirus.

Volveremos a contaminar como antes y más

Independiente del impacto global que esta teniendo este virus en muchos aspectos, la situación que vivimos con la reducción de los niveles de contaminación es positiva.

Ahora lo que preocupa, es que cuando se levanten las restricciones, grandes potencias como China o Estados Unidos aceleren tanto su economía para recuperar todos los meses perdidos, que el incremento de la contaminación será imparable.

Tanto que podríamos encontrarnos con valores récord en la concentración de algunos contaminantes, como los derivados del carbono que son los que aportan más al cambio climático. 

En el pasado, el recorte de las concentraciones de contaminantes durante crisis económicas, fue seguido por un rápidos aumentos sin precedentes

Nos enfrentamos a un antes y un después del coronavirus en materia de contaminación. Esta situación no es nueva, ya que en el pasado, el recorte de las concentraciones de contaminantes durante crisis económicas, fue seguido por un rápidos aumentos sin precedentes.

Lo ideal sería poder cambiar esa tendencia, potenciando prácticas comerciales amigables con el medio ambiente y el cambio climático. 

¿Cuanto contaminaremos en unos meses una vez superada la pandemia del coronavirus? Los expertos dicen que más de lo habitual, especialmente en los países más desarrollados.

La crisis climática no ha desaparecido, la seguimos viviendo, y a pesar de la posible mini-desaceleración que pueda acabar produciendo el coronavirus, sabemos que se podría acentuar mucho más en unos meses.

Volveremos a contaminar más y mejor, pero además hay que tener en cuenta que el tambaleo económico global que estamos viendo y veremos durante meses, acabará pasando factura al clima de la tierra.

Es más que probable que estos próximos años se recorte la financiación de numerosos proyectos planteados hace tiempo para promover las energías limpias y reducir los niveles de esos contaminantes que cada año se cobran la vida de cerca de 8 millones de personas en el mundo.

  • Hemos limpiado tanto el aire que hemos creado un nuevo agujero en la capa de ozono…

    Creo que deberíamos tener más en cuenta la hipótesis de Gaia de James Lovelock y menos las pamplinas interesadas y sesgadas de la ONU. Ahí lo dejo.

    Responder