La COP26 cierra sus puertas con acuerdos de acción climática poco convincentes

La COP26 llega a su fin sin pena ni gloria. A pesar de haberse planteado un buen número de acciones para frenar el cambio climático humano, las acciones dependerán de la voluntad de cada gobierno.

Mario Picazo

Mario Picazo

La Cumbre del Clima (COP26) celebrada desde principios de noviembre en Glasgow, Reino Unido, ha llegado a su fin con opiniones para todos los gustos. Durante 2 semanas, los 197 países presentes han estado negociando el futuro de nuestro planeta. Las conclusiones, como es habitual en las COP, han sido a priori prometedoras en algunos sectores críticos pero en muchos casos inciertas.

Se ha hablado de muchas cosas, especialmente del carbón, los automóviles, la financiación y los árboles. Se ha puesto sobre la mesa una multitud de acuerdos, pero son acuerdos jurídicamente no vinculantes, lo que significa que llevarlos a cabo, dependerá de la buena voluntad de los políticos.

Carbón, automóviles, metano y bosques son algunos de los principales temas tratados en la COP26.

Los acuerdos de metano, carbón, bosques y transporte contienen acciones adicionales que cerrarían la brecha de emisiones hacía una trayectoria capaz de mantener el calentamiento global en 1.5°C. Pero para que la acción sectorial ayude a contener a tiempo el calentamiento en ese grado y medio, los gobiernos deberán implementar políticas de apoyo y los signatarios de estos acuerdos deberán rendir cuentas para cumplir sus promesas.

Todos los acuerdos son jurídicamente no vinculantes, lo que significa que llevarlos a cabo, dependerá de la buena voluntad de los políticos

Estos son los aspectos positivos y negativos que arroja esta COP26 en los diferentes sectores que más se han tratado en relación con el cambio climático de origen humano. En la mayoría de los casos lo positivo de los acuerdos, acaba ensombrecido por los aspectos negativos:

Acuerdos sobre el carbón

  • Positivo

Las promesas hechas en Glasgow probablemente supondrán un recorte de alrededor de 80 GW de gasoductos de carbón. Esa cifra representa  a día de hoy dos tercios de todas las plantas de carbón planificadas fuera de China. 

El compromiso de Vietnam de eliminar el carbón en el futuro, es sin duda el mayor logro relacionado con el carbón en la COP26. El país asiático cuenta con el tercer mayor oleoducto de carbón después de China e India. Los 10 principales países productores de carbón están ahora comprometidos con alcanzar emisiones netas cero, lo que acelerará el declive del carbón en varios mercados. 

Tampoco hay vuelta atrás para la financiación del carbón. Entre la COP25 de Madrid y la de ahora en Glasgow, todos los países del G20 se han comprometido a poner fin a la financiación del carbón en el extranjero. Esto efectivamente pone fin a los proyectos externos de carbón que hay en Japón, China y Corea del Sur y Sudáfrica.

El uso del carbón va a menos en muchos países pero los recortes tendrán que ser mas contundentes.
  • Negativo

El hecho de que las principales potencias del carbón como India, China, EE. UU., Australia, Japón o Sudáfrica no hayan firmado el compromiso es decepcionante, al igual que los retrocesos vistos en Corea del Sur y Polonia. En estos países aunque no se potencie el uso de más carbón se seguirá utilizando. 

En Estados Unidos, se ha estado retirando el uso de carbón cada año desde 2015. Aún así, esa tasa de recorte debe aumentar para cumplir con los plazos límite de 2030. China por su parte tiene en marcha el gasoducto de carbón más grande, aunque es probable que no se materialice debido a los objetivos establecidos. India no necesitará más carbón debido a los compromisos que tiene en el sector de las energías renovables, aunque todo son compromisos sobre papel.

Acuerdos sobre el gas y el petróleo

  • Positivo

Diez países han formado la Beyond Oil & Gas Alliance (BOGA) para dar pasos importantes hacia una reducción de la producción de combustibles fósiles. Entre ellos se encuentran Francia, Irlanda, Suecia, Dinamarca o Nueva Zelanda entre otros.

  • Negativo

Diez países no es suficiente. Mantenerse dentro del 1.5°C de calentamiento no será posible sin reducciones dramáticas en el uso de petróleo, gas y carbón junto con medidas de mitigación para capturar las emisiones. 

Es preocupante que los principales países productores de petróleo y gas que han apoyado exteriormente el liderazgo climático como el Reino Unido, no se unan a la alianza. Tampoco están los grandes productores como Rusia, China, Arabia Saudí o Estados Unidos.

Como ocurre habitualmente en las últimas COP, los países que más queman combustibles fósiles no están la lista de los que recortarán mas sus emisiones.

Muchos países que han establecido metas de emisiones de carbono netas cero no estarán de acuerdo con la eliminación de los combustibles fósiles y un número sustancial de estos países incluso tienen planes para aumentar la producción de combustibles fósiles en los próximos años. 

Esto sienta las bases para los objetivos perdidos debido a una planificación deficiente y una dependencia excesiva de tecnología costosa para reducir las emisiones, como la captura y el almacenamiento de carbono.

Acuerdos sobre los bosques

  • Positivo

El papel fundamental que desempeñan los bosques para mantener el calentamiento por debajo de 1.5oC ha sido finalmente reconocido con un acuerdo multifacético para detener y revertir la deforestación y la degradación de la tierra para 2030. 

Entre los aspectos más destacados se encuentra una inversión de más de 16 mil millones de euros en fondos públicos y privados para proteger los bosques. Además se ha creado una asociación de 28 países entre los que se encuentran los principales productores y consumidores de productos vinculados a la deforestación.

Hay buenas intenciones para frenar la deforestación de nuestros bosques sobre todo tropicales. Ahora falta que los acuerdos firmados se cumplan.

También se va a impulsar el comercio de productos básicos producidos de manera sostenible, todo apoyado por un compromiso de 30 instituciones financieras para eliminar las inversiones en deforestación para 2025. Se espera una señal por parte de los ministros de finanzas y de los bancos centrales para garantizar que las instituciones financieras sean transparentes sobre la escala de sus inversiones en deforestación, un primer paso crucial para detenerlas por completo.

  • Negativo

La mayoría de los compromisos son voluntarios, por lo que no hay garantías de que los gobiernos, los inversores o las empresas los cumplan. Con la Amazonía peligrosamente cerca de un punto de inflexión más allá del cual no podrá sostenerse por sí misma, los grupos ambientalistas están pidiendo una regulación legalmente vinculante para poner fin al apoyo a la deforestación, particularmente en el sector financiero.

Acuerdos sobre el metano

  • Positivo

Unos 107 países firmaron el Compromiso Global de Metano (CGM), que tendrá como objetivo una reducción del 30 por ciento en las emisiones de metano para 2030. Con los signatarios actuales, el compromiso equivaldría a cerrar más de 1000 centrales eléctricas de carbón. 

Si China logra una reducción similar a través de su acuerdo bilateral con Estados Unidos, la cifra aumenta a reducir más de 1.700 centrales eléctricas de carbón, según el Grupo de Trabajo de Aire Limpio. Los 107 signatarios de GMP representan alrededor del 70% de la economía mundial, alrededor del 75 por ciento de la producción de gas e incluyen seis de cada diez de los principales emisores de metano del mundo. 

También va acompañado de 287 millones de euros en fondos filantrópicos destinados a ayudar en los esfuerzos de reducción de metano. Si se cumple la meta del 30%, podría reducir 0.2 grados centígrados de calentamiento.

El acuerdo firmado en la COP26 solo cubre el 45 por ciento de las emisiones totales de metano.
  • Negativo

El acuerdo cubre solo alrededor del 45 por ciento de las emisiones totales de metano y muchos de los países con emisiones más altas han rechazado las peticiones de otros para firmar el compromiso, incluidos Irán y Rusia. 

Es fundamental que el compromiso se cumpla con informes transparentes y monitoreando con precisión las concentraciones del gas, ya que el monitoreo de los datos de metano es notoriamente turbio. El acuerdo también falla al no abordar las emisiones de la agricultura, la mayor fuente de metano procedente de la actividad humana (40 por ciento). 

El compromiso se centra en soluciones técnicas, como los complementos alimenticios para animales, que tienen un potencial limitado para reducir las emisiones en el sector. Por otra parte, hay medidas de comportamiento que pueden generar recortes mucho más significativos, como fomentar dietas más saludables con menos y mejor carne y abordar el desperdicio de alimentos, pero de momento no están incluidos en el acuerdo. 

Los grupos ambientalistas esperan que una reunión ministerial anual para revisar el progreso de los acuerdos brinde una oportunidad para aumentar la actuación en el sector de la agricultura.

Acuerdos sobre movilidad

  • Positivo

Los compromisos alcanzados en la COP 26 significan que el 31 por ciento de las ventas mundiales de automóviles más contaminantes ahora están cubiertas por compromisos de eliminación de los propios fabricantes de automóvilesTreinta países y varios fabricantes de automóviles han firmado en la COP26 un acuerdo para dejar de vender coches contaminante en 2030, aunque España se ha quedado fuera de este acuerdo.

El 19 por ciento de las ventas de automóviles a nivel mundial se realizan en países que ahora tienen una fecha de eliminación gradual de motores de combustión interna, en comparación con el 5 por ciento en 2019. Estos países albergan a 2 mil millones de personas. (fuente: BNEF encargado por Reino Unido)

  • Negativo

En un mercado automotriz global, incluso las marcas que no han firmado el acuerdo, tendrán que electrificarse rápidamente, solo para mantener su participación existente actualmente en el mercado. 

Las empresas que no logren electrificar rápidamente la fabricación de automóviles en esta década perderán esta participación de mercado frente a sus competidores. China, el mercado automotriz más grande del mundo, no firmó, a pesar de que ya tiene el objetivo de permitir que solo se vendan «vehículos de nueva energía» a partir de 2035 (lo que no excluye híbridos).

La transformación del parque móvil es uno de los principales retos de los diferentes gobiernos presentes en la COP26.

Alemania no estaba en condiciones de firmar debido a las negociaciones de la nueva coalición gubernamental en curso, pero la coalición del «semáforo» ya acordó una eliminación gradual en 2035 como parte de sus negociaciones.

Acuerdos sobre financiación

  • Positivo

30 países e instituciones financieras internacionales, se han comprometido a poner fin a la financiación fósil internacional directa para fines de 2022. Este es el primer compromiso político internacional que también pone fin a la financiación pública del petróleo y el gas, tras muchas otras iniciativas que abordaron únicamente el tema del carbón.

Es significativo no solo por su influencia directa en el apoyo gubernamental a los combustibles fósiles, sino porqué debería ayudar a acelerar los esfuerzos para desviar las finanzas públicas de combustibles fósiles a energías renovables. Entre los países firmantes del acuerdo hay importantes pesos pesados ​​financieros de la industria de los fósiles como Estados Unidos y Canadá.

  • Negativo

En la COP26 se ha anunciado que mas de 113.000 de euros de finanzas privadas ahora están alineadas con emisiones netas cero. Es un dato llamativo, pero no del todo real, ya que en realidad es el balance total de las instituciones financieras comprometidas con las emisiones netas cero. 

Ese dato incluye por ejemplo su hipoteca, por lo que el dinero anunciado no se puede movilizar de manera realista para inversiones sostenibles. De hecho, una gran parte de ese dinero está financiando combustibles fósiles y lo hará por un tiempo.

Los  administradores de activos pueden elegir qué porcentaje de sus activos incluir en su compromiso de 2030 (a día de hoy el objetivo de descarbonización promedio es solo del 20%) , y los bancos pueden esperar 3 años antes de tener que establecer un objetivo de reducción de emisiones para algunos sectores.

Análisis final de la COP26

Leyendo los acuerdos que se han planteado en cada uno de las secciones expuestas, da la sensación de que esta COP26 ha finalizado con muchas propuestas que deberían ayudar a limitar el calentamiento del planeta a ese fatídico 1,5ºC. Sin embargo, los plazos y la voluntad de muchos gobiernos seguirán siendo obstáculos importantes para que esos ¨compromisos¨ lleguen a buen puerto en el tiempo que nos han planteado los científicos.

Queda mucho por hacer y por desgracia no hay tiempo para actuar a medias tintas. En muchos de los documentos presentados en esta COP todavía quedan huellas profundas y bien visibles de combustibles fósiles como el carbón, la gasolina o el gas. Hasta que esas huellas se borren por completo va a ser difícil empezar a frenar el ritmo actual de calentamiento global en el tiempo record que hace falta.