Secciones

Actualidad Así amenaza el plástico a la isla canaria de La Graciosa

El aumento de la contaminación y los residuos están dañando los ecosistemas marinos y costeros de la isla, uno de los más importantes del archipiélago.

La contaminación por plásticos en la isla canaria de La Graciosa ha aumentado en los últimos años hasta convertirse en una seria amenaza para los ecosistemas marinos y costeros del entorno. Un crecimiento de los residuos, especialmente de microplásticos, que afectan de manera muy importante.

Este aumento es una clara consecuencia del crecimiento de los residuos arrojados al mar por parte de los seres humanos. En el caso concreto de La Graciosa, estos contaminantes se acumulan en mayor medida debido a sus características geográficas.

Mirador del Río – La Graciosa, de fondo

“Las costas de orientación norte y noreste de las Islas Canarias es donde se produce una gran acumulación de desechos plásticos debido a las corrientes superficiales y vientos predominantes en la zona”, subraya Alicia Andrea Herrera Ulibarri, investigadora de la Universidad de Las Plamas de Gran Canaria, que estudia las consecuencias de este tipo de contaminación en el entorno de La Graciosa.

En el norte de Canarias se encuentran Lanzarote, el Archipiélago Chinijo formado por Montaña Clara, Alegranza y La Graciosa, y los islotes Roque del Este y Roque del Oeste. Estos enclaves son los primeros puntos afectados por las corrientes de marinas y de aire. “En las arenas de Playa Lambra (La Graciosa) y Famara se han detectado concentraciones de microplástico por encima de 300 gr por metro cuadrado de arena”, detalla la investigadora.

En las arenas de Playa Lambra (La Graciosa) y Famara se han detectado concentraciones de microplástico por encima de 300 gr por metro cuadrado de arena

Un informe elaborado por WWF en 2018 alega que en el norte de las Islas Canarias se encuentran unos enclaves únicos en el mundo, con unas particularidades muy especiales. Como un pequeño escarpe submarino al noroeste de La Graciosa denomiado El Bajo de Las Gerardias.

La isla de la Graciosa, por otro lado, ha sido recientemente considerada la octava isla de las Islas Canarias.

Consecuencias de la contaminación por plásticos

Además, desde la organización ecologista señalan que existe una gran cantidad de estudios científicos que demuestra las consecuencias negativas de los restos plásticos y otros residuos sobre la conservación de la vida marina no sólo en Canarias sino en todo el planeta.

“Los microplásticos son ingeridos por el zooplancton, se transfieren a sus predadores, pueden llegar a través de la cadena alimentaria a los niveles superiores, entre ellos los seres humanos”, señala Herrera.

Según los expertos, estos residuos diminutos, de menos de cinco milímetros, poseen sustancias químicas contaminantes, como el DDT o componentes como los PCBs. “Todavía no están claros los efectos que pueden tener estas concentraciones de PCBs en seres humanos y organismos marinos, pero algunos estudios señalan que pueden alterar el sistema hormonal y ser mutagénicos y cancerígenos”, detalla Herrera.

VÍDEO: ¿QUÉ SOL LOS OCÉANOS DE PLÁSTICO?