Secciones

¿Sabías que...? Contaminación lumínica: por qué no vemos las estrellas

Mirar al cielo y no ver ninguna estrella. La Vía Láctea inspiró muchas historias, pinturas y canciones en nuestros antepasados, pero en nuestros tiempos un tercio de la humanidad no la ve debido a la contaminación lumínica.

La contaminación lumínica es una alteración ambiental provocada por las luces artificiales que es capaz de crear una niebla luminosa en el cielo que nos impide ver las estrellas y constelaciones del cielo nocturno.

Los más afectados por la contaminación lumínica

Un estudio reciente indica que el 83% de la humanidad vive bajo cielos con una contaminación lumínica alta. En el caso de estadounidenses y europeos este porcentaje alcanza el 99%.

Debido a la contaminación lumínica, más de un tercio de la humanidad no puede ver la Vía Láctea, entre ellos el 60% de los europeos y cerca del 80% de los norteamericanos.

Liderando la lista de países con más contaminación lumínica se encuentra Singapur, con unos cielos tan brillantes que el ojo no es capaz de adaptarse completamente a la visión nocturna.

Otros países en los que el halo de contaminación lumínica impide ver el cielo nocturno son Kuwait, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Corea del Sur, Israel, Argentina, Libia, y Trinidad y Tobago.

VER TAMBIÉN: Cómo ver las lluvias de estrellas

En el otro lado de la balanza se encuentran países de África como Chad, República Centroafricana y Madagascar, en los que tres cuartos de la población puede ver el cielo nocturno sin contaminación lumínica.

En la lista de zonas más amplias sin contaminación lumínica se encuentra Groenlandia, que cuenta con el 0.12% de su territorio con cielos puros. También República Centroafricana, Niue, Somalia y Mauritania.

La contaminación lumínica en España

El nuevo atlas de contaminación lumínica pone a España en el quinto puesto de la lista de países del G20 con población más afectada por la contaminación lumínica.

En cuanto países del G20 con más contaminación por área, España ocupa el sexto puesto, por detrás de Italia, Corea del Sur, Alemania, Francia y Reino Unido.

En busca de la Vía Láctea

Si analizamos los lugares de la Tierra es los que la contaminación lumínica impide ver la Vía Láctea nos encontramos en primer lugar con una zona cercana a El Cairo (Egipto), cerca del Delta del Nilo.

Tampoco pueden ver la Vía Láctea desde Bélgica, Holanda, Alemania, la llanura Padana en el norte de Italia, las ciudades desde Boston a Washington en el noreste de Estados Unidos, la región que va desde Londres a Liverpool/Leeds, los alrededores de Pekín y Hong Kong en China y Taiwán.

La contaminación lumínica hace que la primavera empiece antes

Un estudio reciente de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, encontró que las luces artificiales provocan que los árboles florezcan 7.5 días antes de lo normal en el Reino Unido, dando lugar a un adelanto de la primavera. Además, esto puede tener un efecto dominó en otros organismos con ciclos de vida dependientes de los árboles.

La contaminación lumínica también afecta al bienestar nocturno de los animales y puede tener un impacto sobre los trastornos de sueño y enfermedades.

Te puede interesar: