Secciones

Consejos Consejos para ‘sobrevivir’ a una ciclogénesis explosiva

Las ciclogénesis suelen ocasionar intensas lluvias, pero sobre todo se caracterizan por levantar fuertes rachas de viento e intenso oleaje

VÍDEO: ¿QUÉ ES UNA CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA?

Una ciclogénesis explosiva se produce cuando su formación sucede muy rápidamente y muy intensamente. Es decir, la depresión o ciclón en superficie puede formarse y profundizarse en un período muy corto de tiempo, convirtiéndose en una borrasca (caso de latitudes medias) muy violenta y adversa en cuestión de pocas horas.

El término general usado para estas depresiones que se profundizan muy rápidamente, es de “bomba” meteorológica. Es aquella borrasca cuyo mínimo depresionario la presión baja 24 mb en 24hrs, o menos. Esta definición suele establecerse o referirse a latitudes altas, alrededor de los 55º-60º ya que los procesos ciclogenéticos están influenciados por la rotación de la Tierra. Las ciclogénesis explosivas suceden con frecuencia en el Atlántico y Pacífico.

Suelen ocasionar intensas lluvias, pero sobre todo se caracterizan por levantar fuertes rachas de viento e intenso oleaje. Aquí te dejamos consejos para saber cómo actuar ante ciclogénesis explosivas.

Consejos por vientos intensos por ciclogénesis

  • En casa, asegura elementos como toldos, persianas o antenas, y retira las macetas.
  • En la calle, aléjate de casa viejas o en construcción
  • No camines por parques o avenidas arboladas para evitar la caída de ramas
  • Evita pasar por debajo de andamios ni cerca de postes de luz
  • En el coche, reduce la velocidad. Las motos y camiones tienen riesgo de volcar
viento temporal cuidado

Consejos por avisos costeros en ciclogénesis

  • No te sitúes en el extremo de muelles o espigones
  • No te arriesgues a sacar fotografías o vídeos cerca de donde rompen las olas
  • Evita la pesca en zonas de riesgo
  • No circules con vehículos por carreteras cercanas a la línea de playa
  • No te bañes en playas apartadas porque puede haber remolinos
  • No te acerques al mar aunque parezca que se calma de repente
  • Si te caes al agua apártate de donde rompen las olas, pide auxilio y espera a que te rescaten
  • Si intentas salir y eres arrastrado por el agua, intenta calmarte; nunca nades a contracorriente y déjate llevar. Por lo general, las corrientes pierden intensidad en otros tramos y es entonces cuando debes salir.
  • Si estás en tierra y ves que alguien ha caído al agua tírale un cabo un flotador o cualquier otro objeto en el que pueda agarrarse. Avisa inmediatamente al 112