Secciones

Consejos Consejos para pasear a tu perro ¡con mucho frío!

Royal Canin te trae estos consejos para cuidar a tu mascota los días de frío

Ya es bien sabido que el perro es el mejor amigo del hombre (y de la mujer,¿eh?) pero por mucha amistad que una al can y al humano, lo cierto es que esa amistad puede verse tambalear cuando llega el momento de pasear a nuestro fiel amigo cuando afuera hace un día horrible. La lluvia y el frío te puede hacer plantearte cuanto puede aguantar tu animalito sin salir, seguro que alguna vez lo has pensando, pero es en ese preciso momento cuando él te mira, y te armas de valor, ¡venga a la calle! Su emoción te hace olvidar por unos segundos el frío que hace. Y créenos, seguramente a tu perro no le guste pasar frío. De hecho hay muchos perros que son reacios a salir a la calle a pasear cuando el tiempo no acompaña.

Es por eso, que es importante que nuestro amigo, este bien protegido de las inclemencias meteorológicas, sobre todo cuando estas pueden ser un poco extremas. Durante estos días han descendido mucho las temperaturas así que te damos una serie de consejos para que tu perro no pase frío y tanto tú como él podáis disfrutar de un paseo lo más agradable posible. Estos consejos son para tu can, pero seguro que alguno te lo puedes aplicar a ti mismo.

Consejos para pasear a tu mascota cuando hace frío

1. Evita cambios bruscos de temperatura y que salga a la calle mojado. Si habitualmente tu perro está en una zona de la casa con mucha calefacción, antes de sacarle intenta estar unos cinco minutos en otra zona con temperatura más baja; el garaje, el portal, la cocina…Así le evitarás un cambio brusco de temperatura, también a ti te sentará mejor así. Si está lloviendo, es inevitable que algo se moje, pero en la medida de lo posible, intenta evitarlo usando chubasqueros para perros. Al subirlo a casa, lo primero que debes hacer es secarlo.

2. Cuida su higiene. En general, una higiene correcta le evitará problemas de salud a tu mascota. Sobre todo, contra el frío, asegúrate que su piel esté en optimas condiciones, piensa que esa capa de pelo es la primera armadura del animal contra las enfermedades.

3. Vacúnalo. Es muy importante que tenga las vacunas al día, y más en estas fechas. Lo mismo para ti. Sobra decir por qué es necesario estar vacunado, ¿no?.

4. Buena alimentación. La base de todas salud es una buena alimentación. Asegúrate que tu perro come bien, y tiene una alimentación sana y equilibrada correspondiente a su tamaño, edad o raza. En invierno sólo hay que aumentar la ración de alimento en el caso de los perros que viven en el exterior todo el día, y por lo tanto gastan más energía para mantener su temperatura corporal. En el caso de los perros que viven la mayoría del tiempo en casa, es muy importante mantener su misma ración diaria.

5. «Ande yo caliente…» Este mismo refrán es muy aplicable a tu pequeño gran amigo. Y de seguro, que a él si que le da totalmente igual el «…ríase la gente».  Hay una amplia variedad de ropa para vestir a nuestro can; chaquetas, abrigos, cazadoras… Elige la más adecuada a su tamaño y tipo de piel. Si es pequeño y de pelo corto, busca algo que abrigue bien. Si se trata de un perro mayor, te recomendamos que lo abrigues si hace mucho frío, sobre todo si es de tamaño pequeño.