Secciones

Consejos Consejos para el cuidado del pelo después del verano

Durante el verano el cabello se estropea y a la vuelta de las vacaciones toca hacer que vuelva a la normalidad. Estos trucos no pueden faltar.

VER MÁS. ¿CÓMO MANTENER EL MORENO A LA VUELTA DEL VERANO?

Una vez termina el verano y las vacaciones toca volver a la rutina y cuidarse. Durante estos días de descanso hemos descuidado nuestro cuerpo, y el cabello ha sufrido las consecuencias del sol, la arena o el cloro.

Es probable que hayas notado que ahora el cabello está más escrespado y menos brillante, sin embargo, no deja de ser normal. Sigue estos consejos para recuperar el pelo a tu estado natural.

Consejos para cuidar el pelo después del verano

Corta las puntas

No es necesario que sea un corte radical, aunque sí se recomienda deshacerse de aquellas puntas abiertas que no dejan al cabello crecer de forma sana. Después de las agresiones del verano es bueno tener un saneamiento que mantenga la fibra capilar en buen estado.

Usa champú reparador

Además de cumplir su función básica, debería ser neutro o realizado al cien por cien con activos naturales que no saturen el cabello ni le quiten brillo. Lo mejor es utilizar aquel que renueve las puntas recuperando la flexibilidad, la suavidad, el brillo y la hidratación que se ha perdido durante el verano.

Mascarillas

Si bien se utilizan el resto del año, durante este mes de septiembre intenta aumentar la frecuencia de uso de la mascarilla aplicándola 2 o 3 veces por semana. Lograremos recomponer la textura, humedad, así como la hidratación perdida.

No abuses de la laca, espuma o cera

Estos productos suelen contener alcohol en su composición y resecan notablemente nuestro cabello. Prueba a no usarlos durante un tiempo, así propiciarás que el pelo recupere su salud completamente.

En verano el cabello ha sufrido las consecuencias del sol, la arena o el cloro

Aclara el pelo con agua fría

Si queremos recuperar el brillo del pelo, un sencillo truco es terminar el lavado aclarando con agua fría, tanto como puedas aguantar, o echarte un pequeño chorro de vinagre en el aclarado final.

VER MÁS. ¿POR QUÉ TUS RESACAS SON PEORES EN VERANO?