Secciones

Consejos La primavera la sangre altera…¡y la piel!

Ya se sabe que la primavera la sangre altera, –  que se lo pregunten a cualquier portero de discoteca – sino también a otros aspectos como al estado anímico o a nuestra piel. La estación de primavera, es una estación muy inestable, con muchos cambios que nos vuelven locos – sobre todo a la hora de elegir la ropa de nuestros armarios-, y afectan de manera negativa a nuestra piel. El hecho de que una semana el cielo este despejado y haga un calor horrible y que a los dos días caía el diluvio universal, provoca cambios en los ácidos grasos de nuestra piel.

Por ello, es importante, anticiparnos a El Tiempo de los próximos días y preparar nuestra piel conforme a la situación atmosférica. Es decir, si vienen unos días de sol y altas temperaturas sigue estos consejos para cuidar de tu piel en primavera:

1. Bebe mucha agua. El calor provoca que nuestra piel pierda nutrientes y se deshidrate más rápidamente.

2. Usa protector solar, de esta manera protegemos a la piel contra las agresiones de los rayos ultravioletas.

3. Usa crema hidratante de acuerdo a tu tipo de piel. Si tienes la piel seca utiliza una crema que aporte mayores nutrientes. Nosotros te proponemos un truco que tal vez ya conozcas pero queremos recordarlo: la crema de la cara, sobre todo la de día, guárdala en la nevera. De esta manera, cuando la apliques te aportará una sensación más refrescante y tonificante. Además, te ayudará a despertar – sobre todo si es un lunes después de pegarte un buen fin de semana, por aquello de que en primavera la sangre…-

Si padeces alguna alergia es importante que utilices cremas sin alcohol para que no te irriten más la piel. Es recomendable que consultes con tú médico cuál es la mejor para ti, sobre todo si se trata de la crema para la cara.

Si vienen días de lluvia y algo más de frío, lo mejor para tu piel es que realices lo siguiente:

1. Haz ejercicio. La piel a través del sudor elimina toxinas.

2. Usa cremas indicadas para proteger a la piel del frío y evitar que se reseque con las bajas temperaturas de la calle y el calor de la calefacción – si la tienes encendida todavía porque trabajas en una compañía eléctrica-.

3. Beber agua es importante aunque pienses que con toda la que cae es suficiente para ti. Bebe al menos 1,5 L de agua al día. En verano al menos 2 L , de agua, ¿eh? el hielo de las copas no cuenta.

Sea la estación que sea, y el tiempo que haga, es importante que cada noche antes de dormir, laves tu cara con un poco de agua tibia (acaba de lavártela con agua fría) y un jabón especial. Simplemente eso, si además terminas con un tónico, mucho mejor. Después aplica la crema de noche, poca cantidad y bien repartida 😉

¿Y tú? ¿Qué trucos sigues para cuidar tu piel? Cuéntanoslo dejando un comentario aquí o en nuestro Twitter @TiempoConsejos

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder