Secciones

Consejos Consejos básicos para no correr riesgos en pleno temporal de frío y nieve

Evitar excursiones de ocio o no adentrarse en rutas desconocidas es clave durante estos días para evitar incidentes con el frío y la nieve

Tenemos por delante el primer gran temporal de frío polar y nevadas del 2021. Podríamos recibir durante los próximos días algunas nevadas históricas en nuestro país y los incidentes a causa de las condiciones extremas no cesan.

Las condiciones meteorológicas extremas siempre pueden ocasionar problemas de salud y accidentes, sobre todo en determinados grupos de personas. Aunque es normal que en invierno haga frío, se trata de una situación extraordinaria, por lo que toda información y prevención es acertada.

Desde los organismos oficiales se han elaborado toda una batería de consejos para que, ante posibles avisos meteorológicos de gran magnitud como los activados en los próximos días,  se adopten una serie de medidas previas que ayuden a evitar o, al menos, mitigar los efectos de los mismos.

CONSEJOS CON AVISOS POR NIEVE Y FRÍO INTENSO

  • Solicita información previa del estado de las carreteras y de la situación meteorológica. No te adentres nunca en una ruta que no conoces. Evita todo lo posible los puertos y permanece atento a los avisos activados.
  • Evita el coche para desplazarte. En caso de ser imprescindible su uso, revisa neumáticos, anticongelante y frenos, y lleva siempre el móvil cargado. ¡No olvides las cadenas!
  • Ve muy atento para tener especial cuidado con las placas de hielo.
  • Si se queda atrapado en el coche con nieve, permanece dentro y manten el motor encendido y la calefacción puesta. No te duermas.
  • Evita las excursiones de ocio si hay avisos activados y las condiciones son desaconsejables para caminar al aire libre. Y, ante todo, evita ir con niños o personas mayores que más pueden sufrir las inclemencias.
  • Si estás en la montaña al aire libre, infórmate de los refugios cercanos y no salgas con avisos activos.
  • Presta atención y respeta las indicaciones de los carteles y otras señalizaciones sobre riesgos de la montaña.

CLAVES PARA PROTEGERTE DEL FRÍO EXTREMO

  • Protege las zonas del cuerpo que pierden más calor, como la cabeza, que pierde alrededor del 30 por ciento de todo el calor. Lo ideal es utilizar ropa cómoda de invierno que proteja zonas expuestas como pies y manos.
  • Incluye en las comidas nutrientes que aporten energía calórica. Por ejemplo, los carbohidratos como arroz, pasta o legumbres y proteínas de alimentos como la carne o pescado azul. Además, debemos beber abundantes líquidos.
  • Mantén la temperatura de tu domicilio por encima de 20 grados. Lo más recomendables es usar calefacción eléctrica o radiadores y evitar en la medida de lo posible estufas de butano.
  • No dejes de hacer deporte. La actividad física no solo favorece el bienestar de uno mismo, sino que ayuda a generar calor. Aprovecha los momentos de sol o acude a un lugar cerrado como gimnasios o centros deportivos.
  • Utiliza un buen aislamiento en tu vivienda. Evita las corrientes de aire y las pérdidas de calor. Coloca burletes en puertas y ventanas, tapa grietas existentes y si fuera necesario, usa plásticos para cubrir las ventanas. El aire caliente tiende a subir, por lo que utilizar alfombras hará que el suelo pierda frío.