Secciones

Consejos Consejos al recolectar setas

La recolección de setas es un actividad que va ganando adeptos cada año. Esta práctica se está haciendo más popular cada otoño que pasa, y ahora que llega octubre, uno de los meses por excelencia, es momento de dar algunos consejos. Precisamente, ese aumento de personas que van al monte en busca de setas, ha hecho que se deteriore el entorno natural. Para evitar que en un futuro no desaparezcan las setas de nuestras montañas, tenemos que tener varios aspectos en cuenta:

-Debemos tener un mínimo conocimiento de los tipos de setas antes de aventurarnos en el monte. Si nuestro objetivo es utilizarlas para comer debemos antes saber que tipo de seta buscamos y sus características. No identificarla correctamente podría envenenarnos. Ante la duda, siempre dejar la seta donde la encontramos.

No cortar o arrancar aquellas setas que no vayamos a utilizar. Hay que evitar pisar aquellos hongos que no queremos llevarnos. Mucha gente cuando desconoce el tipo de seta que ha encontrado, la pisa y manipula por desconocimiento.

-No cojas setas por coger. Si tu intención es comértelas no te lleves más de la cuenta. Acabarán podridas, cuando otra persona podría estar disfrutando de este cotizado manjar.

– Muchas veces las setas están debajo de arbustos y vegetaciones. Eso no significa que debamos ir arrasando con todo lo que se nos ponga delante. Es recomendable llevar un bastón para buscar entre las ramas sin necesidad de romperlas. Ante todo, hay que respetar el medio ambiente. La mejor forma de cogerlas es cortándolas con un cuchillo por la parte baja del tallo.

Nunca utilices una bolsa para guardar las setas, además, puedes ser multado. Lo más recomendable es una cesta, no solo para que no lleguen a casa podridas, sino sobre todo para que por el camino puedan caer las esporas al suelo y así ayudar a sembrar nuevas setas en el futuro.

-Una vez tenemos en casa las setas no es recomendable guardarlas mucho tiempo en el frigorífico. Son alimentos que se deben consumir de inmediato.

Mitos sobre las setas:

-No es cierto que todas las setas que salen en el mismo lugar son comestibles.

-No es verdad que los humanos puedan comer las mismas setas que los animales.

-No es cierto que las setas que cambian de color al ser cortadas sean venenosas.