Consejos Cómo viajar en coche de manera segura en cualquier época del año

Planifica tus rutas con libertad y realiza cambios sobre la marcha garantizando la seguridad del viaje

Los amantes de los viajes eligen un destino sabiendo que lo importante no es solo llegar a él, también disfrutar del camino. Para ellos cualquier época del año es buena para planificar una escapada o una salida de varios días sin que las inclemencias meteorológicas sean un obstáculo. Más bien, lo contrario: la niebla o la nieve suelen dejar estampas y experiencias únicas y diferentes. 

Los que buscan esas vivencias singulares saben que solo podrán llegar a ellas si viajan en coche. Este vehículo les permite planificar sus rutas con libertad y realizar cambios sobre la marcha ante imprevistos o nuevos descubrimientos en su ruta. Para que la aventura acabe bien, no solo es importante que nuestro coche haya pasado las revisiones y esté en perfecto estado, también conducir de forma segura.

Preparados ante cualquier imprevisto

Los más hábiles al volante saben que no es lo mismo ir por una autopista que por un camino de montaña, y que tampoco vale cualquier vehículo, la mejor opción es elegir un modelo lo más versátil posible. Esto no nos librará de adaptar nuestro modo de conducción al tipo de vía, pero sí nos dará seguridad a la hora de emprender cualquier viaje.

Si el objetivo es llegar a todas partes, también es importante tener en cuenta el tipo de motor. Frente a los modelos térmicos, es decir, aquellos que emplean gasolina o gasoil, empiezan a ganar terreno las versiones híbridas. Su etiqueta ECO no solo garantiza una disminución de las emisiones de partículas contaminantes, también acceder a las zonas con restricciones en la circulación de muchas ciudades, como Madrid o Barcelona. 

Condiciones adversas y tecnología avanzada

En Subaru han sabido combinar ambas condiciones, seguridad y respeto al medioambiente, en su gama ecoHYBRID. Este fabricante siempre ha apostado por el diseño de modelos que permitan a sus conductores enfrentarse a condiciones adversas y la tecnología desarrollada para sus vehículos ha ido evolucionando al mismo ritmo que lo hacían las innovaciones en este campo. 

El nuevo Subaru Forester ECO HYBRID recibió la máxima puntuación de cinco estrellas con resultados sobresalientes en las cuatro áreas de evaluación (protección de ocupantes adultos, de ocupantes infantiles, de usuarios vulnerables de la carretera y sistemas de asistencia a la seguridad), logrando la puntuación más alta de su categoría en “Protección de ocupantes infantiles” en el Protocolo de evaluación Euro NCAP 2019, con un 91%.

Si el objetivo es llegar a todas partes, es importante el tipo de motor. Frente a los modelos térmicos, empiezan a ganar terreno las versiones híbridas

La plataforma global de Subaru empleada en la quinta generación del Forester y los Sistemas de asistencia a la seguridad -incluidos de  serie bajo la denominación EyeSight en el 99,5% de todos los Subaru vendidos en España- han tenido mucho que ver en los buenos resultados obtenidos.

Además de la tecnología EyeSight de asistencia al conductor (que incluye frenada pre-colisión, funciones de aviso de salida y de permanencia en carril o control de crucero adaptativo, entre otros), el Forester ECO HYBRID añade ahora a su paquete de seguridad la detección de vehículo trasero (SRVD).

Además, incluye frenada de emergencia marcha atrás (RAB), monitor de vista lateral y sistema de monitoreo del conductor (DMS), una nueva tecnología de reconocimiento facial única en el mundo que, además de alertar al conductor cuando detecta signos de fatiga o distracción, configura la posición del asiento y de los retrovisores exteriores.

El coche asegura, en este sentido, que hasta cinco conductores diferentes tengan la posición adecuada de conducción al volante.

La incorporación de tecnología híbrida a este modelo y al nuevo XV ecoHYBRID no ha supuesto la pérdida de una de sus señas de identidad. En ambos han combinado la tracción 4×4 permanente presente en todos sus vehículos con un motor eléctrico.

El resultado es que el conductor se siente con seguridad para afrontar cualquier camino sin perder comodidad y eliminando ruidos y vibraciones no deseadas, y puede optar por diferentes modos de conducción en función del tipo de desplazamiento. 

Contar con estas opciones en un solo vehículo ofrece la seguridad de que el viaje, sea cual sea el destino, va a acabar bien.