Secciones

Consejos Así se espera la temporada de setas 2019

Las condiciones meteorológicas son un factor fundamental para la proliferación de los hongos en las zonas forestales

Con el otoño y las precipitaciones también comienza la temporada de setas en gran parte del país. Una actividad que cada vez tiene más adeptos y que realizan miles de personas en praderas y bosques de todo el territorio.

setas 2018 en el bosque en otoño

Sin embargo, debido a las condiciones meteorológicas de este año, la temporada de setas 2019 puede no ser tan buena como en años anteriores, aunque gracias a las precipitaciones caídas en agosto y septiembre ha empezado temprano y bastante fuerte.

Debido a las condiciones meteorológicas de este año, la temporada de setas 2019 puede no ser tan buena como en años anteriores

“En contra de lo que pudiera parecer, la temporada ha comenzado bastante bien. Las lluvias de septiembre, a pesar de que fueron torrenciales, han empapado el suelo y las raíces de las zonas forestales creando unas buenas condiciones para la aparición de las setas más tempranas como los boletus”, detalla David Romero, Ingeniero Forestal y experto micólogo de la Asociación Cultural Cantharellus.

Condiciones perfectas para las setas

En concreto, las temperaturas de las últimas semanas, en combinación con la humedad generada por las lluvias de agosto y septiembre, especialmente en las zonas boscosas de altitud, han propiciado un ambiente óptimo para que los hongos aparezcan un poco antes de lo habitual. 

Los pantanos y los ríos están bastante secos pero las precipitaciones de las últimas semanas humedecieron el campo y las raíces lo que a las setas y los hongos le ha venido muy bien. sobre todo, en las áreas más sombrías”, explica Romero.

setas-otono-2019-temporada

Por su parte, Aurelio Castillo, doctor en micología detalla las características concretas en materia climática para la aparición de setas. «Para que los hongos se desarrollen y aparezcan setas, se necesita humedad en el suelo, fundamentalmente de las lluvias caídas, también temperaturas suaves, ni muy altas, ni que sean inferiores a 4-6ºC.

También es necesario que no haya mucho viento (sobre todo en zonas de páramos y praderas donde se recolecta la seta de cardo), pues el viento seca mucho el ambiente y el suelo”, explica a Eltiempo.es Castillo.

Si no vuelve a llover la temporada de setas no será muy buena

No obstante, hay que tener en cuenta que las proclives condiciones actuales para la recolecta de hongos no continuarán si no llueve lo suficiente por lo que las precipitaciones de las próximas semanas marcarán el resto de la temporada de setas.

“Para que las setas aparezcan se tienen que dar unas condiciones particulares de humedad y en menor medida de frío, pero si no vuelve a llover la temporada de setas no será muy buena”, vaticina el experto.

Tipos de setas en otoño

A pesar de estas condiciones, con el tiempo e interés suficiente, se pueden recoger unas setas de alta calidad y en una cantidad suficiente. “Las setas y los hongos proliferan con la humedad y los nutrientes del suelo en las zonas forestales por lo que siempre habrá si se sabe buscar”, apunta Romero.

temporada-setas-espana-2019

Así, en el otoño, las setas más comunes y populares son los boletus, los níscalos, las setas de cardo, los champiñones silvestres, la amanita cesarea o los rebozuelos, entre muchas otras especies.

Los lugares más idóneos para recoger setas son las zonas forestales con cierta altitud con una humedad

“Hay hongos cuyas setas crecen tempranamente en otoño pues, además de la humedad, prefieren temperaturas más altas, como la oronja o amanita de los césares. Mientras que otras, por el contrario, se desarrollan con el otoño más vencido y con temperaturas más bajas, durante las primeras heladas, como la capuchina, también muy apreciada.», explica Castillo.

¿Dónde coger setas en España?

En este sentido, las zonas más húmedas del país, como País Vasco, Navarra, Asturias o Huesca, Cantabria, las sierras del Sistema Central, desde Burgos hasta Teruel, el norte de Cataluña o la menos conocida, sierra de Aracena en Huelva, son algunos de los entornos que más tradición setera tienen.

Sin embargo, los hongos se pueden recolectar en cualquier punto del país mientras sean favorables las condiciones de temperatura, humedad y nutrientes necesarios en el suelo, como por ejemplo la sierra de Madrid, donde se pueden encontrar una gran variedad de setas y en diferentes hábitats.

“Los lugares más idóneos para recoger setas son las zonas forestales con cierta altitud con una humedad relativa alta, como vaguadas. No obstante, en función del tipo de suelo y vegetación, proliferan unas setas u otras. Por ejemplo, los níscalos y los boletus son propios de los pinares mientras que la seta de cardo suele crecer en praderas donde hay cardo corredor”, apunta Romero.

VÍDEO: CONSEJOS PARA ENCONTRAR SETAS